LISANDRO ROSENTAL

El pulpo flexible de la pampa gringa

Con la compañía que su familia fundó en 1983, el empresario rosarino, de 36 años, teje alianzas en todo el país y con gobiernos de todos los colores.

Con una red societaria que en algún momento llegó hasta el propio George Soros, el empresario Lisandro Rosental bien puede ser presentado como un verdadero pulpo cuyos tentáculos van desde los agronegocios y las fintech hasta el petróleo. De la vaca viva a Vaca Muerta. Aunque desconocido para el gran público, este rosarino de 36 años es de las más activas personalidades de negocios del interior. Bajo el paraguas de la compañía que su familia fundó en 1983, hoy construye el tercer parque industrial más grande del país, participa del exitoso “Mercado Libre” del campo y se expande con una firma que le sacó jugo a la Ley de Alquileres.

 

La avidez por los negocios es una herencia directa de su padre. Miguel Rosental, quien falleció en 2014 víctima de una grave enfermedad, había arrancado con una oficina de 22 metros cuadrados y terminó siendo uno de los agentes top del mercado bursátil rosarino. Lisandro lo honra corriendo constantemente las fronteras comerciales, tanto geográficas como sectoriales. Actualmente, el holding Rosental Inversiones participa con iniciativas en varias provincias y en rubros tan diversos como construcción, finanzas y tecnología.

 

Su amplia visión tampoco distingue banderas políticas. El regreso del peronismo al gobierno santafesino le permitió destrabar el proyecto Ciudad Industria, que promete dar un salto de escala al desarrollo fabril de la provincia con un parque de 260 hectáreas ubicado a la vera de la autopista Rosario - Córdoba. En paralelo, este año ganó la licitación organizada por el gobierno del Movimiento Popular Neuquino para desarrollar el primer parque industrial en Añelo. En el ámbito local, tiene una muy buena relación con el intendente Pablo Javkin, lo que se plasmó en el acuerdo con una de sus firmas para potenciar la oficina municipal de alquileres.

 

Idas y vueltas

Con un fisic du rol que lo emparenta a los golden boys que Hernán Iglesias Illa retrató en la previa del crack de 2008, Rosental es más bien un lobo de Wall Street versión argenta. Con 17 años, jugó su primera apuesta en la Bolsa con 5.000 dólares. Estudió Administración de Empresas en la universidad pública y a los tres años cortó para hacer una pasantía en el prestigioso BMR Amro, en Suiza. En un viaje relámpago para un evento familiar, su padre lo convenció de volver a Rosario, terminar su carrera y trabajar en la empresa familiar, argumentando que, si se estiraba la experiencia foránea, iba a ser muy difícil que cumpliera el sueño que le había confesado a sus 15.

 

“Yo quiero estar en esa silla”, sorprendió alguna vez Lisandro a quien fuera un prócer del empresariado santafesino, logrando desde Rosario alianzas que le permitieron adquirir un banco (el Meridian) y participar en grandes negocios con el poderoso grupo IRSA. Miguel Rosental llevó también una frondosa carrera dirigencial: ocupó cargos en la Bolsa de Comercio de Rosario y empujó fuerte la oficina local de Endeavor. Su hijo replica esa experiencia: ejerce el rol de secretario de la Fundación Rosario, que trabaja por el posicionamiento positivo de la ciudad.

 

Aunque la Cuna de la Bandera es su base de operaciones, Rosental Inversiones muestra hoy sus cartas más fuertes en Funes, distrito vecino que viene mostrando un crecimiento inusitado en las últimas décadas. Gracias a su "alianza estratégica" con el intendente Rolvider Santacroce (PJ), participa en los principales emprendimientos privados y público privados de la localidad: además de Ciudad Industria, está construyendo tres barrios privados, uno de los cuales lo hace de la mano de la norteamericana Crystal Lagoons, que prometió "entregar el Caribe a Funes”.

 

Inversor serial

La foto de portada que usa en su cuenta de Twitter muestra el amplio abanico de iniciativas de las que participa. Todavía permanece allí el logo de Dolaria, que en 2018 fue presentada como la primera agencia de cambio 100% online del país. El pasado 15 de mayo, la SRL que le daba cobijo pidió al Banco Central la baja del Registro de Operadores de Cambio. En un mercado tan restringido, dejó de ser negocio. Cintura, lo que se dice.

 

La capacidad para adaptarse a una coyuntura tan cambiante como la argentina quedó demostrada cuando, a mediados de 2019, Rosental se asoció con Locativa, una firma que ofrecía garantías inmobiliarias. Todavía faltaba para que la Ley de Alquileres se aprobara y fuera reglamentada, lo que sucedió entre finales de 2019 y principios de 2020.

 

“Somos inversores seriales”, dijo Lisandro Rosental al presentar su incursión en ese nuevo nicho, que al poco tiempo se amplió: en julio de 2020, adquirió el 100% de Locativa. El marco normativo que entró en vigencia el año pasado amplió el mercado para las empresas que ofrecen productos de garantías. Hoy, Locativa opera en Rosario, Santa Fe, Córdoba, Entre Ríos y Neuquén, pero ya tiene en carpeta sumar otras ubicaciones.

 

El empresario ya no posee entre su red de socios al magnate europeo George Soros, que en octubre de 2015 había ingresado como accionista minoritario en la cadena hotelera Fën (pasó a manos de Wyndham al año siguiente). Sin embargo, los tentáculos del pulpo siguen más activos que nunca. Desde Agrofy, el shopping virtual del campo, hasta el parque industrial de Añelo. De la vaca viva a Vaca Muerta.

 

la actividad economica cayo 8,4% en marzo, el mayor derrumbe desde la pandemia
Javier Milei en el Congreso del IAEF

También te puede interesar