Gustavo Traverso

"Randazzo es un dirigente marginal de la política"

El senador bonaerense K cree que el FdT puede revertir la derrota en la Cuarta y apunta contra el exministro. Crítica interna en el desastre y futuro político.

El senador provincial por el Frente de Todos Gustavo Traverso recordó la marcada atomización de la oferta peronista en 2017 en la Cuarta sección electoral, en la que la fuerza arañó dos de las siete bancas en juego, y aseguró que la unidad de este año le permitirá a la coalición equilibrar en favor del oficialismo. "Aspiramos a ganar la sección", sostuvo. En este sentido, apuntó contra el exministro de Transporte Florencio Randazzo, que desde el interior bonaerense intenta armar un nuevo espacio para dar pelea electoral. "Es un dirigente marginal de la política", dispara. 

 

Además, el presidente de la Comisión de Salud del Senado dijo, en diálogo con Letra P, que "el Gobierno viene muy bien en un mundo que está muy mal", pero lamentó que algunos de sus pares oficialistas "descorchen el champán en una catástrofe".

 

Sobre su futuro político, no precisó si volverá a ser candidato a legislador, aunque anticipó que está con "ganas y fuerzas de ocupar un lugar en la Provincia o la Nación". 

 

-¿Cómo evalúa el trabajo de Alberto Fernández y Axel Kicillof?

 

-Viene muy bien en un mundo que está muy mal. Todo es relativo. Hay compañeros que descorchan el champán en una catástrofe y el escenario es malo en el mundo y en la Argentina porque venimos de cuatro años de recesión y destrucción de la industria y a eso le agregamos la pandemia. En este escenario, el Gobierno ha hecho grandes cosas para proteger la producción y el trabajo.

 

-¿Cuáles?

 

-Estableció aranceles a la exportación de productos no esenciales, volvió a poner plata en la población más vulnerable para levantar la capacidad de consumo, congeló las tarifas y se priorizó la salud y la recuperación económica, que hoy se ve en la industria y la construcción.

 

-¿Qué áreas cree que hay que mejorar?

 

-El comercio tiene dificultades y el turismo está muy mal, pero en este escenario estamos priorizando la vacunación. Si no tenemos esto, es muy difícil la recuperación.

 

-La oposición dice que las vacunas son insuficientes...

 

-Es la mejor campaña de vacunación que podemos tener. La oposición tiene una mezcla de mala fe y de ignorancia. No sabe de lo que habla, repite eslóganes. Son los mismos cachivaches que nos gobernaron cuatro años, no pudieron controlar el rebrote de sífilis y sarampión y ahora nos halan de cómo manejar una pandemia.

 

-¿Cree que hay halcones y palomas en Juntos por el Cambio?

 

-A algunos les da más vergüenza decir barbaridades, pero en el fondo todos defienden un mismo proyecto. Hay que resignarse a saber que del primero al último son antipueblo.

 

-¿La crisis social y económica le da un margen a la oposición para ganar la elección?

 

-Aún así hay conciencia de lo que dejaron. La gente no está dispuesta a volver a tirarse al precipicio.

 

-¿Cómo es la relación con la oposición en el Senado?

 

-En la relación privada nos ponemos de acuerdo en dos minutos, más allá de las diferencias políticas, pero otra cosa es lo que hacen en el recinto. Está claro que, a la hora de levantar la mano, están en contra de que la provincia salga de la situación en la que está.

 

-¿Por qué lo dice?

 

-Porque se cierran sobre su mirada partidaria.

 

-¿Se refiere a que están guiados por los líderes de su espacio?

 

-(Mauricio) Macri, (María Eugenia) Vidal y (Horacio Rodríguez) Larreta pueden opinar, pero quien los alinea es el Grupo Clarín con sus tapas y eso se puede ver en el tratamiento que le dieron al Presupuesto o la ley Fiscal Impositiva. Así imponen su mayoría.

 

-¿Serán aprobados los pliegos que envió Kicillof de jueces y defensores?

 

-En los últimos años, Juntos por el Cambio demandó que se ocuparan los cargos vacantes, así que creo que van a salir sin problemas.

 

-¿Cuál debería ser la estrategia electoral del Frente de Todos?

 

-Vamos a hacer hincapié en la provincia que nos dejaron, en el manejo que hicimos de la pandemia y en la recuperación económica que está en marcha.

 

-La Cuarta sección es históricamente adversa al peronismo. ¿Qué resultados puede anticipar?

 

-Aspiramos a ganar la sección y, de mínima, ampliar la cantidad de senadores a ingresar. En 2017 fuimos muy fracturados, con el kirchenrismo por un lado, el massismo y Randazzo por el otro. Ahora, la unidad va a permitirnos mejorar la performance electoral.

 

-Con Randazzo no lograron la unidad. ¿Aún así cree que ganan?

 

-Randazzo es un dirigente marginal de la política y lo único que expresa es resentimiento porque no pudo ser candidato a presidente. Sus últimas declaraciones son propias de un gorila, no de un compañero. Por eso, lo veo más como un amarillo. Además, no tiene base social ni un concejal que se embandere con su nombre y por eso no entusiasma ni a su familia en Chivilcoy.

 

-¿Le gustaría ser candidato nuevamente?

 

-Estoy con ganas y fuerzas para ocupar un lugar en la Provincia o en la Nación, sea en la Legislatura o en el Ejecutivo, pero es algo que vamos a discutir dentro de un proyecto colectivo.

 

Axel Kicillof y Maximiliano Pullaro, buena síntonia y cooperación.
Javier Milei no quiere controlar el comercio exterior

También te puede interesar