17|10|2021

El Gobierno paga U$S430 millones al Club de París para evitar el default

22 de junio de 2021

22 de junio de 2021

Saldará el 17% del vencimiento de mayo para comprar tiempo hasta el 31 de marzo de 2022 y continuar negociando sin entrar en cesación de pagos. FMI, en espera.

El ministro de Economía, Martín Guzmán, anunció que Argentina efectuará un pago parcial al Club de París para continuar con las negociaciones y evitar el default. El Estado desembolsará U$S430 millones, un 17% de la deuda, y estirará plazos para saldar el resto de las obligaciones.

 

"Hemos llegado a un entendimiento con el Club de París para obtener un puente de tiempo que nos permita no tener que enfrentar una situación de incumplimiento o default el día 31 de julio de este año", afirmó Guzmán este martes en conferencia de prensa, y agregó que la Argentina "tendrá tiempo hasta el 31 de marzo de 2022", para negociar cómo saldar el resto de la deuda con el grupo de países acreedores y posponer el pago de unos U$S2000 millones.

 

El objetivo es "apuntar a una reestructuración más permanente con el Club de París", en tanto el Gobierno "continuará haciendo esfuerzos para llegar a un entendimiento con el FMI que nos permita refinanciar el stock de deuda de U$S45.000 millones que el gobierno de Juntos por el Cambio tomó en 2018 y 2019", explicó el titular de Economía.

 

El anuncio llega luego de las negociaciones que el presidente Alberto Fernández y Guzmán mantuvieron en Europa, con avales de algunos países acreedores, como Francia, pero reticencias más marcadas de otros, como Alemania y Japón. El grupo de países pedía un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) para avanzar en un nuevo plan de pagos por la deuda de U$S2400 millones, que venció a fines de mayo y estaba en un limbo hasta el 31 de julio

 

El Estado usará parte de los U$S6300 millones que el Banco Central lleva comprados en lo que va de 2021, gracias a la suba del precio internacional de la soja y al cepo cambiario, para ganar tiempo en las negociaciones con el Club de París. También se espera un guiño del Fondo Monetario Internacional (FMI), un mensaje que salude el acuerdo puente con los países acreedores y, a la vez, reconduzca las dilatadas negociaciones para resetear el programa y el pago de los U$S45.000 millones a diez años. En los próximos días se confirmará cuándo llegarán al país el equivalente a U$S4354 millones en Derechos Especiales de Giro (DEG) por la ampliación que efectuará el organismo que capitanea Kristalina Georgieva.

 

Este pago voluntario y sin acuerdo definitivo llega a un año y medio de que Guzmán planteara a los países del Club de París la intención de renegociar la deuda y discutir las altas tasas de interés, del 9% desde 2019, en un seminario sobre deuda organizado en el Vaticano. Fue el primer "road show" de Guzmán como ministro, apadrinado por el papa Francisco.

 

Luego, el ministro encaró la negociación con los acreedores privados. El pago de U$S400 millones permite ganar tiempo, pero no soluciona la cuestión de fondo: el conjunto de acreedores reclama un acuerdo con el FMI y que esa instancia todavía no se concreta. Por otro lado, marca la cintura del Gobierno hacia el interior del Frente de Todos: el pago llega un mes después de que un grupo de diputados, gobernadores, sindicalistas y empresarios reclamara posponer cualquier desembolso destinado a deudas para dar prioridad al recupero de las condiciones de vida de una población golpeada por años de caída del poder adquisitivo y suba de la pobreza.

 

En ese sentido, Guzmán buscó dejar sentado el apoyo de todos los socios de la coalición de gobierno para asumir el pago anunciado. "Continuaremos dando pasos para tranquilizar la economía bajo el liderazgo de quienes conducen nuestro frente. Para empezar, el presidente Alberto Fernández, la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner; de la mano del Congreso, como lo hemos venido haciendo en todo el proceso de reestructuración de la deuda con los acreedores privados", señaló.

 

El ministro añadió que cuando exista un acuerdo con el FMI enviará "ese programa al Congreso de la Nación", y aprovechó para resaltar el trabajo conjunto con el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, y con el jefe del bloque del Frente de Todos, Máximo Kirchner. "Seguiremos buscando resolver todos los problemas que se habían dejado a la economía argentina tanto en el frente financiero como en el frente real, de modo de tener un país con una estructura económica que sea capaz día a día de generar más trabajo, agregar valor en la economía y desenvolverse en un ambiente estable de tranquilidad para las personas, hogares y empresas", cerró.