14|6|2021

La sombra de Vidal en la rosca del Fulbito para Todos

07 de mayo de 2021

Foto: revista Caras

07 de mayo de 2021

Con la exgobernadora de vuelta en escena, el rol del periodista como representante de Turner en la paritaria de la televisación del fútbol incomoda al Gobierno.

La Copa de la Liga Profesional ya definió a cuatro de sus ocho clasificados a cuartos de final, pero, mientras el fin de semana se jugará la última fecha por las plazas restantes, hay otro partido que se juega en torno a la televisación. De las dos empresas que tienen lo derechos, Disney ya liberó dos juegos en el canal público, mientras Turner estira la negociación. Para esa paritaria que mantiene con el Gobierno, contrató este año al periodista Enrique Sacco, pareja de María Eugenia Vidal, cuestión que genera ciertas dudas en algunos funcionarios del oficialismo, aunque continúan negociando.

 

El año pasado, antes del inicio de la pandemia, el Gobierno había comenzado a pedir condiciones a las dos empresas para poder transmitir partidos de Primera División por la Televisión Pública, aunque sin chances de resucitar el Fútbol Para Todos, ya que no estaba la vocación política ni el dinero para hacerlo. Se hablaba de tres partidos, uno los viernes, otro los sábados y un tercero los domingos. Los hombres del Presidente para esta tarea son varios: el ministro de Turismo y Deporte, Matías Lammens; los diputados Máximo Kirchner y Sergio Massa, el secretario de medios, Francisco Meritello, y el gerente de Relaciones Institucionales de YPF, Santiago Carreras, muy cercano al líder de La Cámpora.

 

La llegada del coronavirus retrasó la discusión, pero no la anuló, si bien recién en este torneo comenzaron a verse partidos liberados. Disney lo hizo primero, en febrero, a través del cable básico y sin aviso previo. Luego empezó a ceder dos juegos todas las semanas por aire. Turner todavía no llegó a un acuerdo y en marzo anunció la contratación de Sacco como negociador. El periodista trabajó hasta el año pasado en la extinta Superliga como gerente de Gestión Institucional, donde manejaba las relaciones internacionales y también el armado de los torneos. Tiene una extensa carrera en radio y televisión: trabajó muchos años en ESPN, una de las pantallas del fútbol argentino, y conoce el mundo de los derechos de televisación.

 

La única condición excluyente que puso cuando comenzó en su rol fue ser el único nexo del canal con las otras partes, que, además de los interlocutores gubernamentales, incluyen al presidente de la AFA, Claudio Tapia; al director de Disney América Latina, Diego Lerner; y al gerente regional de la empresa del ratón Mickey, Guillermo Tabanera. Antes de su llegada, esa función estaba a cargo de Julián Mansilla, que dejó este año la dirección de TNT Sports, el canal de la empresa que transmite los partidos.

 

Cuando en 2019 Disney adquirió a nivel mundial Fox, codueño original con Turner de los derechos del fútbol, una de las dudas que surgió fue si la fusión podía constituir monopolio y, por eso, el año pasado la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia desaconsejó la autorización de esa compra. Esa fue una de las cartas que usó el Gobierno. Incluso Paula Español, secretaria de Comercio Interior, de quien depende Competencia, aseguró en febrero que tenía todavía 120 días para evaluarlo, aunque fuentes de la Casa Rosada aseguraron a este medio que no hay novedades al respecto.

 

Por ello, no sorprendió que Disney haya liberado los dos partidos por fecha y hasta que estaba de acuerdo en que se televisara el clásico de Rosario en abierto la semana pasada, cosa que Turner no estaba dispuesto a hacer. Además Lerner es amigo de personal de Mauricio Macri, dato que no pasa desapercibido en Casa Rosada.

 

Turner no tiene la atadura de su socio y todavía se niega a abrir su pantalla. Sostiene que durante 2020 siguió pagando el canon, cosa que no se hizo en otros países, que la AFA cobra su dinero actualizado por inflación mientras que el Estado no autoriza el aumento del pack premium y que le retiraron la pauta oficial. El Gobierno, por su parte, pide los dos partidos, quieren el de algún equipo grande e incluso algunos de cuartos de final en adelante, algo que la empresa no está dispuesta a ceder. Si bien la negociación está estancada, en la empresa afirman que hay diálogo y que avanzaron respecto del año pasado.

 

Los negociadores del Gobierno son más escépticos. Distintas fuentes consultadas por Letra P fueron concluyentes: la discusión “está totalmente frenada y en punto muerto. Sin diálogo. Se negaron a otorgar los partidos”. “Con TNT estamos más lejos que nunca y creemos que hay cuestiones políticas detrás”, sugiere un dirigente. En ese sentido, la relación de Sacco con la exgobernadora abre las aguas en el oficialismo. Mientras un sector le apunta a la empresa por la decisión de contratar al periodista y cree que se trató de una “provocación” de la empresa. Otro miembro del Frente de Todos no lo siente así y lo relativiza. “No es un topo. No nos interesa su vinculación personal. Trabaja para una empresa y defiende esos intereses más allá de su ideología, distinta a la nuestra”, relativiza.

 

De todos modos, el principal interés de Turner radica en una potestad que sí tiene la AFA, la extensión del contrato por los derechos, que vence en 2027. Cuando se firmó el acuerdo vigente, en 2017, el vínculo regía hasta 2022 y luego se agregaron otros cinco años. En 2020, antes del inicio de la Copa Diego Maradona, la AFA y la Liga rompieron con Fox Sports y apostaron a negociar para que Turner se quede con todo. No solo no eso no sucedió, sino que Disney fue a la justicia, donde el juez en lo Comercial Horacio Robledo hizo lugar al reclamo y rechazó luego la apelación de la AFA ante el amparo presentado por la empresa. Finalmente, las partes firmaron la paz y el 30 de diciembre oficializaron la extensión por tres años de la relación comercial, hasta 2030, cosa que todavía no pasó con Turner, que busca lo mismo.

 

Desde marzo, cuando contrató a Sacco, el diálogo de Turner es exclusivamente con Tapia y se desarrolla en buenos términos. La empresa se comprometió a presentar en los próximos 90 días una propuesta formal en Viamonte para tener esos tres años de yapa, que le permitirían igualar las condiciones de su socio. Ya hubo una carta de intención aceptada en la AFA en el pasado, pero no fue ratificada por el Comité Ejecutivo.

 

Se espera que para el arranque del próximo torneo la situación entre la AFA y Turner esté resuelta, pero no hay expectativas en el corto plazo de un acuerdo con el Gobierno. Conseguirlo es la misión de Sacco, el negociador.