23|7|2021

El comunicado que no fue: los choques con Bullrich escalan la interna de JxC

31 de mayo de 2021

31 de mayo de 2021

El Zoom de la Mesa Nacional de JxC terminó en silencio y con una guerra de versiones sobre pases de factura a la exministra. Las vacunas, en el foco político.

Ante determinadas coyunturas, la Mesa Nacional de Juntos por el Cambio (JxC) concluye sus reuniones con un comunicado. No fue el caso de este lunes. El texto conjunto fue reemplazado por un cruce de versiones dentro de la alianza opositora sobre el tono de la reunión virtual y un pase de facturas a la titular del PRO, Patricia Bullrich, por la denuncia que hizo la semana pasada sobre un presunto pedido de coimas realizado por funcionarios del Gobierno al laboratorio Pfizer. Fue desmentida por la multinacional y será querellada por el presidente Alberto Fernández. En la reunión le pidieron "prudencia" cuando ataque al peronismo, pero la exministra de Seguridad no se retractó y seguirá en su posición. La imposibilidad de plasmar un documento de consenso, como ocurrió en otras oportunidades pese a las tensiones internas, marca la temperatura de los desacuerdos en la coalición a medida que avanza el calendario electoral.

 

La semana pasada el tema ya había generado rispideces dentro del PRO cuando hubo un pedido de la conducción partidaria para que sus principales dirigentes respaldaran a Bullrich. Como contó este portal, fueron muy pocas las voces amarillas que salieron en su defensa. En JxC el silencio fue rotundo y el gobernador jujeño Gerardo Morales habló en nombre del radicalismo. “Para decir eso hay que tener elementos, creo que no ayuda en el marco de una pandemia, y creo que no se puede hablar si no hay pruebas concretas. Hay que tratar de parar en un punto”, había dicho el mandatario, uno de los tres que posee la UCR. 

 

El tema volvió este lunes a resonar en la reunión virtual, en la que participaron Bullrich, el expresidente Mauricio Macri, el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, el titular de la UCR, Alfredo Cornejo, el de la Coalición Cívica, Maximiliano Ferraro, y su par de la provincia de Buenos Aires, Maricel Etchecoin. También se conectaron los jefes parlamentarios: el titular del interbloque en el Senado, Luis Naidenoff y su par en Diputados, Mario Negri. Los dos radicales estuvieron acompañados por el jefe de la bancada macrista en el Senado, Humberto Schiavoni, su par en Diputados, Cristian Ritondo, y el presidente del bloque de la Coalición Cívica, Juan Manuel López. Además se anotaron el exsenador Miguel Pichetto, que critica la aventura de Bullrich desde la semana pasada, y el senador radical Martín Lousteau.

 

Apenas comenzaron a filtrarse las versiones sobre encontronazos en la reunión, en el radicalismo les bajaron el precio. Cerca de uno de los asistentes de ese partido sostuvieron que la reunión fue cordial y que no existieron diferencias. En el PRO, las versiones no corroboran la flema y el buen trato que retratan en el radicalismo. Hablan de un tironeo entre Bullrich y Larreta sobre el impacto económico del aislamiento en la Ciudad. Es uno de los puntos débiles de la gestión porteña que la exministra le critica públicamente. A pesar del altísimo nivel de contagios, la jefa del PRO es partidaria de cerrar lo menos posible y reclama presencialidad escolar total. No lo dice abiertamente, pero considera que la comuna no contiene lo suficiente a los comerciantes golpeados por la crisis económica y sanitaria. Basta ver el mensaje implícito en cada reunión que tiene con comerciantes porteños, dentro de la hiperactiva gira que mantiene todas las semanas para afianzar su candidatura. 

 

En la Coalición Cívica eludieron las esquirlas de los tironeos internos de este lunes, pero ninguno de los tres socios de la alianza consultados negó que hubo un pedido de "prudencia" para Bullrich. Solo se empeñaron en relativizar las asperezas y destacaron que el reclamo sobre Pfizer sigue en pie, pero a través de un proyecto que propone crear una comisión investigadora en la Cámara de Diputados para indagar sobre el contrato firmado. Lleva la firma del legislador radical Luis Petri.

 

La ofensiva parlamentaria de JxC incluye distintos proyectos y pedidos de informes, pero en la alianza están concentrados en el desarrollo del plan de vacunación. Por encima de las críticas, es posible que, tal como dijo la fundadora de la CC Elisa Carrió, una gran parte de la población esté vacunada para el final del invierno y la primavera. El mensaje fue lanzado por la exdiputada apenas se vacunó en la provincia de Buenos Aires. Reivindicó que no se aplicó la Sputnik V, "porque (Vladimir) Putin es un dictador", pero otra vez le marcó la cancha al sector más duro de la alianza, empeñado en demoler por cualquier medio el plan nacional de vacunación. 

 

En el PRO no arriesgan un pronóstico sobre el derrotero de la denuncia que hizo Bullrich. Sus defensores sostienen que "algo tiene que no muestra". Mientras, sus detractores creen que se trata de otra fuga hacia adelante que protagoniza "sin preguntarle al partido y tampoco a la coalición", se quejó un integrante de JxC con despacho en el Congreso.