03|7|2022

Vidal pasea en los medios su candidatura presidencial

19 de mayo de 2021

19 de mayo de 2021

La exgobernadora volvió a manifestar su objetivo y cerró la posibilidad a pelear nuevamente por la Gobernación. El enigma 2021 y la interna inevitable de 2023.

La exgobernadora bonaerense María Eugenia Vidal ratificó sus intenciones de pelear por la sucesión de Alberto Fernández en la presidencia de la Nación, una propuesta que podría enfrentarla a algunos de sus pares políticos de Juntos por el Cambio, como el jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta, o la presidenta del PRO, Patricia Bullrich. "Me gustaría ser presidenta, no me desespera", dijo en declaraciones recientes. De todos modos, aclaró que es una decisión que tomará en soledad, al igual que sobre su futuro político en el corto plazo, a instancias de las elecciones de medio término. Fuentes de su entorno dijeron a Letra P que aún mantiene vivas las tres salidas posibles: competir en territorio porteño, hacerlo por la provincia de Buenos Aires o pasar directo a la pelea mayor en dos años. 

 

Consultada en entrevista en LN+ sobre si le gustaría ser presidenta, respondió: 'Me gustaría, no me desespera''. Además, descartó intentar regresar a la Gobernación bonaerense, de la que dijo "es una etapa que se cumplió" y que hoy pretende "transformar el país". Esta idea, tal como dio cuenta este medio, ratifica lo que Vidal le marcó a su propia tropa legislativa en una reunión privada a fines de abril, y que es parte de su estrategia de posicionarse en pie de igualdad con los demás líderes de la oposición.

 

De hecho, en la presentación de su libro Mi Camino, no sólo envió un mensaje político al Frente de Todos (FdT), al que cuestionó por la campaña de vacunación, sino también a su propio espacio, con fuertes críticas al ala dura del PRO, y con un aviso de que volvía a los escenarios partidarios públicos en un plano de igualdad, fundamentalmente con Larreta y el expresidente Mauricio Macri; esto, pese a que el exmandatario le pidió a Vidal que compita en la provincia de Buenos Aires en estas elecciones y a Larreta, que desactive la campaña de Santilli en el mismo territorio, una idea que, en principio, liberaría la boleta porteña de este año a Bullrich y favorecería el crecimiento de los halcones amarillos. 

 

En cualquier caso, fuentes que trabajan a diario con la exmandataria dijeron a Letra P que aún mantiene sobre la mesa las distintas salidas políticas. "Su futuro lo va a definir en un mes", precisó la misma persona, acaso teniendo en cuenta que la postergación de las Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias y los comicios generales le dan un margen de tiempo para terminar de cerrar su decisión final.