12|4|2021

Un crédito vicentineano del Banco Nación para forjar al Perotti productivista

08 de abril de 2021

08 de abril de 2021

El gobernador cargó de épica el lanzamiento de un plan multimillonario que le facilitó la Casa Rosada. Abrazo al campo y al negocio de las aseguradoras.    

El Banco Nación se convirtió en la llave para que el gobernador Omar Perotti cristalice sus promesas productivistas para el sector agropecuario con la apertura de una más que generosa línea de créditos por 26.500 millones de pesos destinada a procesos productivos a los que el gobierno provincial complementará con un subsidio parcial de la tasa. Perotti le pone tono épico a la iniciativa, que, además, apuesta a fidelizar a un electorado tan definido como resbaloso.   

 

“Ponemos en marcha el mayor financiamiento que ha recibido Santa Fe en su historia”, sostuvo Perotti para darle difusión a lo que podría acomodarse entre los primeros puntos del decálogo que predicó antes de ser gobernador y que, hasta ahora, no había implementado producto de la pandemia o la falta  iniciativa. Por eso, tenía que encontrar la plataforma desde donde lanzarse para lograr algo superador al abordaje de los últimos años de la emergencia agropecuaria, medida que no termina de servir al sector. 

 

No es menor la apuesta y el respaldo del Banco Nación con el compromiso de otorgar semejante suma. Incluso en la firma del convenio estuvo presente el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero. Para dimensionar los 26.500 millones de pesos, pueden compararse con las acreencias que tiene el Nación con Vicentin por 18.300 millones de pesos. Un dato al pasar: el banco fogonea un plan de cobro con otros acreedores y de coadministración de la cerealera en el cual pide que que la Provincia asuma un rol activo. 

 

El presidente del BNA, Eduardo Hecker, el jefe de Gabinete Santiago Cafiero, y Omar Perotti

 

Al margen del eclipse de la cifra, restará saber cuánto se termina ejecutando, con qué aceptación y en qué tiempo. El financiamiento estará destinado al sector ganadero, lácteo, agrícola, porcino, avícola, la industria, los servicios y actividades menores como legumbres, la apícola, frutihortícola, acuícola y arrocera. La Tasa Nominal Anual será fija hasta el 24% en las carpetas para inversión y del 28% para el capital de trabajo. 

 

A su vez, el gobierno de Santa Fe aporta un subsidio a ese interés, que baja hasta ocho puntos porcentuales, dejando la tasa en el 16% durante los primeros 36 meses para inversión y 20% en 12 meses para capital de trabajo. Eso presume una erogación de entre 1.500 y 2.000 millones de pesos para las finanzas provinciales.

 

La letra chica

Para acceder a esa bonificación de la tasa hay dos condiciones obligatorias. Una es la resolución "A 7140" del Banco Central, que solo permite acceder a los créditos a las micropymes del agro que no tengan más de 5% de su stock de trigo y soja. Esta resolución había generado ruido en el sector por un posible y considerable achicamiento del acceso al crédito, pero la provincia explica que el programa apunta al eslabón de producción de proteínas animales y no al de originación de granos, que es el que podría verse afectado con la circular.

 

En tanto, el requisito obligatorio de elegibilidad que puso la provincia es la contratación de una póliza de seguro agropecuario, una búsqueda de años de los gobiernos para otorgar seguridad al sistema productivo y no verse arrinconado ante riesgos sistémicos. Esto tiene eco en el fuerte lobby del sector asegurador para que la cobertura fuera privada y obligatoria. Uno de los mayores impulsores de esta idea es el empresario santafesino Néstor Abatidaga, de llegada a Perotti, quien es director general corporativo del Grupo Sancor Seguros y expresidente de la Asociación Latinoamericana para el Desarrollo del Seguro Agropecuario (Alasa).

 

“De esta forma abordamos el tema del seguro como requisito indispensable para ser sujeto de crédito. Pueden competir todas las compañías de seguros del país, no hay monopolio. Es central este criterio”, sostuvo Letra P el ministro de Producción, Daniel Costamagna, de fuerte vínculo con los sectores del agro y cerebro del programa. 

 

Para el gobernador santafesino, estas líneas de financiamiento brindarán “potencial a la producción de alimentos que tiene la provincia”. “Esto es valor agregado, transformación de granos y materia prima en alimentos, para la diversidad de ofertas que tiene la provincia en el mercado interno, pero también con el potencial que tiene Santa Fe para llegar al mundo”, sostuvo y agregó: “Hoy es un día histórico para la provincia”.

 

 

Esta última idea coincide con la línea impulsada por el gobierno nacional para multiplicar las exportaciones con valor agregado, iniciativa que trabaja a cuentagotas con el Consejo Agroindustrial Argentino (CAA). Esto implica “abandonar el modelo de especulación financiera e ir hacia uno de producción y generación empleo”, agregó Cafiero.