X

El rey del seguro

Conduce el imperio Sancor. Cercano al gobernador Perotti, integra el lobby para que Santa Fe adhiera a la ley de ART y el sector agropecuario tenga la suya. Perfil alto y jet set.
Por 01/01/2020 11:49

Hace 50 años, Néstor Abatidaga ingresó a trabajar en la aseguradora Sancor Seguros, nacida con espíritu cooperativo en la pequeña localidad de Sunchales. Hoy es un imperio que él mismo dirige desde el control de mandos empresarial. Su vínculo de muchos años con Omar Perotti y su pertenencia al oeste santafesino, como el flamente gobernador, lo colocan en el selecto grupo del Círculo Rojo perottista.

Como director general corporativo, Abatidaga maneja el Grupo Sancor Seguros, que lidera el sector desde 2011 con una facturación anual total que ronda los $51.000 millones entre sus compañías que venden pólizas de riesgos del trabajo, seguros patrimoniales y de vida, prepaga, fondos de inversión y también reaseguros.

La larga experiencia en la cúspide empresarial lo ha convertido en un hombre de peso y de consulta con sectores dirigenciales. El gobernador Perotti tiene una larga relación con él. Además de compartir la región santafesina -Rafaela está a escasos 40 kilómetros de Sunchales- coinciden en algunos puntos visibles para la opinión pública. Por ejemplo, la adhesión a la ley de ART para bajar los costos en empresas y reducir los índices de judicialización. Abatidaga levanta esta bandera desde hace años dado que el grupo Sancor tiene la líder Prevención ART. Ya como gobernador, Perotti le envió un guiño: prometió ante industriales un rápido tratamiento de la norma en la Legislatura provincial.

 

BIO. 71 años. Ingresó en la aseguradora hace 50 como subencargado de finanzas y fue gerente general en 1999. En 2011 fue nombrado CEO hasta 2014, cuando pasó a ser director general corporativo. Está por encima de todos: representa a la firma en actividades oficiales y empresariales, realiza gestiones de alto nivel ante entidades gubernamentales en el país y en el extranjero y asesora al CEO en cuestiones estratégicas.

 

El número uno de Sancor Seguros no escapa al lobby. Este año, junto a Aseguradoras del Interior de la República Argentina, Sociedad Rural Argentina, CRA, Coninagro y Federación Agraria, realizó un coloquio en la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR) para avanzar sobre una ley de seguro agropecuario. Dio un fuerte discurso desde la presidencia de la poderosa Asociación Latinoamericana para el Desarrollo del Seguro Agropecuario (Alasa) y para la rica zona núcleo en primera instancia.

“El modelo debe ser privado. Hoy todo se centra en la discusión sobre si hay o no subsidio a las primas. Y por eso no se avanza. Entiendo que primero debería sancionarse una ley y después ver cómo se paga la prima”, dijo. Lo escuchaban en primera fila el entonces secretario de Agroindustria de la Nación, José Luis Etchevehere, y el superintendente de Seguros, Juan Pazo.

 

 

En 2013, Perotti llevó a la presentación del Centro de Innovación Tecnológica, Empresarial y Social (CITES) de Sancor Seguros al jefe de Gabinete y a los ministros de Agricultura y de Ciencia y Tecnología. El entonces legislador aún no se había distanciado del kirchnerismo.

Los beneficios del Cites se direccionan a lo que Perotti apuesta ahora como gobernador: vincular sectores de investigación y productivos. Es decir, el sector agrícola, la producción pecuaria, la actividad láctea, la industria metalmecánica, las energías renovables, la medicina, las industrias farmacéuticas y el software.

Antes de darse un abrazo con Abatidaga, el rafaelino dijo: “Que en una región como esta estemos hablando de nanotecnología, biotecnología, tecnologías de información y comunicación, con laboratorios y emprendimientos, sin dudas que suma alto impacto y genera a futuro la posibilidad de desarrollar alto valor agregado en la zona”.

Algo similar dejó en claro el número uno de Sancor en una de las pocas entrevistas que concedió en el marco del mencionado Centro de Innovación: “Valga lo que valga el dólar, si yo produzco siempre lo mismo no agrego valor a la cadena; la clave está en producir más para el consumo interno y la exportación”. Una dulce melodía para el oído perottista.

 

 

También había señalado como “errónea” la jugada del kirchnerismo de “generar un enfrentamiento con sectores productivos”. “Podríamos producir 15% más en el sector agropecuario y eso traería crecimiento en el sector metalmecánico, en la agroindustria, más fuentes de trabajo”, dijo en 2014, palabras que pueden adecuarse a estos tiempos de nuevas retenciones, subas que el gobernador apoyó.   

Abatidaga mostró un perfil de alta exposición en su fiesta de casamiento para 300 personas en la aristocrática Estancia Villa María, en Ezeiza. Su esposa es Natalí Márquez (31), diseñadora y dueña de la indumentaria Brezza, además de conductora de TV. Tampoco faltaron los flashes en el cumpleaños número 30 de ella, con personalidades como Martín Cabrales, Guillermo Coppola, Carlos Bianchi, José “Pepe” Scioli, Marcelo Figueiras (Laboratorios Richmond) y Guillermo Andino.