26|11|2021

El peronismo de Corrientes busca capitán para el partido grande con Valdés

14 de abril de 2021

14 de abril de 2021

El PJ provincial reclama la definición de un interventor para ordenar la estrategia de cara a las elecciones a gobernador. La chance de Aníbal. El factor Coqui.

A pocos meses de las elecciones a gobernador de la provincia, el peronismo de Corrientes cierra filas para pedirle al presidente Alberto Fernández que apure la designación del interventor del Partido Justicialista (PJ) local que les permita iniciar el proceso de ordenamiento y búsqueda de candidatos para enfrentar al gobernador radical Gustavo Valdés.

 

El nombramiento está congelado desde principios de marzo, cuando renunció Julio Sotelo, que había sido nombrado en agosto de 2019 por el PJ entonces encabezado por José Luis Gioja. Tras el alejamiento de Sotelo, que dimitió “por motivos personales”, el peronismo correntino quedó a la espera del nombramiento de un nuevo interventor, que ayudara en el proceso de “normalización” del partido. Fue entonces cuando apareció el nombre de Aníbal Fernández.

 

El exjefe de Gabinete de Cristina Fernández de Kirchner contaba con las cualidades que se le suelen pedir a los interventores: ser ajeno a la provincia, no tener compromisos con ninguna de las facciones partidarias, y tener espalda política suficiente como para ordenar las internas. Ante la consulta de Letra P, en la Casa Rosada confirmaron que la candidatura de Aníbal Fernández tenía, también, el visto bueno del Presidente.

 

Restaba, entonces, el trámite institucional necesario para la designación del interventor, que requiere de la intervención del Consejo Nacional del PJ, cuya presidencia asumió Alberto Fernández el 22 de marzo. Abocados a atender las urgencias de la pandemia, los dirigentes que forman parte del nuevo Consejo todavía no definieron una fecha para la primera reunión formal.

 

Inquietos ante la indefinición, varios dirigentes del PJ correntino viajaron esta semana a Buenos Aires para pedirle a la Casa Rosada que apure los trámites de designación del interventor. Este martes, tenían previsto reunirse con representantes del Ministerio del Interior, de la Jefatura de Gabinete, y con la vicepresidenta del PJ nacional, Cristina Álvarez Rodríguez.

 

El motivo de la urgencia es claro: las elecciones a gobernador de Corrientes se celebrarán entre septiembre y octubre y el peronismo, intervenido y desordenado, y con varias facciones en pugna, todavía no sabe quién será su candidato. Los dirigentes transmitieron, además, que no todo el PJ correntino avala la figura de Aníbal Fernández como interventor.

 

“El problema es que va a ser más candidato que cualquier candidato”, dijeron los dirigentes, sobre la figura siempre potente en los medios del exjefe de gabinete. En la lista de requisitos que piden en el distrito cuentan que el interventor sea un dirigente que conozca bien el territorio, que tenga diálogo y que pueda articular con todos los sectores. Además, que posea una llegada directa al Gobierno.

 

Con ese pedido, entre los nombres de los candidatos asoma ahora el del chaqueño Sebastián Benítez Molas, subsecretario de Relaciones Institucionales, que depende de Santiago Cafiero y responde políticamente al gobernador de Chaco, Jorge Capitanich. Benítez Molas tiene diálogo con todos los sectores y ya viajó varias veces a Corrientes como enviado de la Casa Rosada para articular con diferentes sectores del PJ local. Cafiero y el ministro Eduardo "Wado" de Pedro estuvieron en Corrientes el 31 de marzo, en la represa de Aña Cuá, donde se encontraron con el exintendente correntino Fabián Ríos y legisladores provinciales. “Estuvimos hablando y les manifestamos la urgencia de que se designe un interventor. Que no importa quién fuese", contó Ríos tras la visita de los enviados de la Casa Rosada. 

 

Más allá de los nombres, el pedido a las autoridades es que “se instrumente una decisión lo antes posible”, para poder comenzar el poder avanzar en acuerdos y en la selección de candidatos. “Falta convalidar liderazgos internos”, explica un referente provincial.

 

En el peronismo saben que la elección de este año no será fácil y admiten que será casi “de transición”. Valdés irá por la reelección con una imagen positiva alta y buen diálogo con la Rosada. En tanto, el candidato del PJ todavía es una incógnita y hay varios nombres en danza, desde el siempre presente Carlos “Camau” Espínola hasta la renovación camporista, en manos del diputado José “Pitín” Ruiz Aragón. Este año, la provincia también elegirá senadores y diputados nacionales.