07|5|2021

Toty Flores vs. Finocchiaro, el mano a mano de JxC en La Matanza

12 de abril de 2021

12 de abril de 2021

Ambos quieren ser intendentes en el bastión peronista. La estrategia ambiciosa que los une y la interna inevitable. Vidalistas, dorregos y 35 puntos de plomo.

“Quiero ser el próximo intendente de La Matanza”, repiten con insistencia el exministro de Educación del macrismo Alejandro Finocchiaro y el diputado nacional por la Coalición Cívica Héctor “Toty” Flores. En la antesala de la elección de medio término, ya se palpita esa pelea interna en Juntos por el Cambio para 2023 en el bastión peronista de la Tercera sección, donde en 2019 la alianza opositora quedó a 35 puntos del Frente de Todos. Como sea, en ambos campamentos son optimistas: dicen que, si mantienen la armonía en la disputa, tienen con qué atacar la fortaleza peronista en la que hay 1.100.000 personas habilitadas para votar.

 

Ninguno de los dos equipos da garantía de éxito en la contienda con el oficialismo, pero ambos creen tener una oportunidad tras 38 años ininterrumpidos de gobiernos justicialistas que –afirman– generaron un desgaste.

 

Finocchiaro y Flores tienen, cada uno, estrategias políticas propias y un acuerdo tácito de no agresión. El primero se para sobre la estructura y el trabajo territorial del PRO, el de mayor peso y amplitud opositora en las 15 localidades matanceras; el segundo lo hace a partir del desarrollo social de su cooperativa, que asiste a unos 80 comedores populares y da trabajo a 120 familias. Ambos coinciden en que se necesitan, pero también admiten que con ellos solos no alcanza, por eso la apuesta de ir a buscar nuevos actores políticos y persuadir a nuevos electorados por fuera de la grieta.

 

“No buscamos una pelea de kirchnerismo vs. macrismo, sino más bien la construcción de un frente más amplio en el que también podamos articular con sectores del peronismo que tengan valores similares a los nuestros”, dijo a Letra P una fuente del entorno de Finocchiaro. Algo similar repiten quienes trabajan junto al diputado nacional: “Queremos construir un republicanismo popular para acompañar un proyecto distinto en un lugar que muchos creen que es imposible de ganar, pero no es así”. 

 

PRO

Para los amarillos, la lógica para intentar ganar el poder en La Matanza se compone del lenguaje tradicional de la política, que contrasta con el que ellos mismos pregonan en otras ciudades: a las propuestas de gobierno hay que sumarle un fuerte despliegue territorial, logístico y de militancia en la que las pintadas y la apertura de locales son sólo algunos ejemplos. En este sentido, en el equipo de Finocchiaro hacen números y aseguran que son los únicos en la oposición que pueden garantizar esta base para competir. “Tenemos la capacidad de poner de un día para el otro 100 mesas de campaña en todo el distrito, y coordinar a 3.500 fiscales en las elecciones”, remarcan y recuerdan la alianza entre Finocchiaro y el diputado nacional Hernán Berisso que ya lleva más de tres décadas y que se inició en tiempos en los que compartían espacio en la UCeDé. 

 

“Bienvenidos sean todos los espacios dentro del PRO y dentro de Juntos por el Cambio siempre que quieran seguir trabajando para cambiar el país, que compartan nuestros valores, la visión de una Argentina próspera, que progrese, abierta al mundo, llena de libertades, republicana, donde vuelva a existir el valor del trabajo y el mérito”, aseguró el exministro en una reciente entrevista con este medio que grafica la estrategia de amplitud que buscan en su equipo de trabajo, y que comparten con la reciente agrupación La Territorial que, de todos modos, pone incómodos a los intendentes del Grupo Dorrego que desde 2019 buscan posicionarse en la provincia de Buenos Aires.  

 

CC

El diputado que responde a la jefa de la Coalición Cívica, Elisa Carrió, ya manifestó sus intenciones de comandar La Matanza. Y está de acuerdo en resolver las diferencias con su adversario a través de una negociación previa, como sucedió hace dos años. De todos modos, todo indica que en las Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO) de 2023 habrá dos boletas. 

 

Según pudo saber Letra P, Flores descartó un ofrecimiento para integrar nuevamente la lista de candidatos a diputados y diputadas nacionales de la alianza que integra y pretende encabezar la nómina de concejales y concejalas en su distrito. “Hace 40 años que vive en La Matanza y hace 30 que tiene un trabajo social muy importante, pero quiere sumar esa experiencia para llegar mejor preparado a la gestión”, remarcó una fuente cercana y descartó toda posibilidad de que su postulación sea testimonial. “Si gana, va a dejar su banca en el Congreso y se va a sentar con todos los demás como corresponde en el Concejo Deliberante”, afirmó. 

 

A diferencia del exministro de Macri, el fundador de la coopertiva La Juanita se toma la interna con calma y asegura que es mejor esperar antes que definirse por algún candidato nacional o entre la puja que mantienen dorregos y territoriales. Eso sí, está convencido de que la única que podría destapar la olla a presión que es Juntos por el Cambio es María Eugenia Vidal con una postulación este año.