26|9|2021

Crisis de vedettismo en JxC por el diálogo con el Gobierno

31 de marzo de 2021

31 de marzo de 2021

El sondeo oficialista para postergar las PASO reavivó desconfianzas entre los socios. Ritondo y Jorge Macri, en la mira. Quiénes estaban al tanto y quiénes no.

Ante el avance de la pandemia, la mayoría de los integrantes de Juntos por el Cambio acuerda con la posibilidad de postergar las primarias con tal de mantenerlas, pero el intercambio que mantuvieron este martes el titular del bloque macrista en Diputados, Cristian Ritondo y el intendente de Vicente López, Jorge Macri, en la Casa Rosada desnudó la desconfianza que mantienen los tres socios de la alianza opositora con respecto a la relación que deben mantener con el oficialismo.

 

"Les voy a pedir que nos den una mano con las PASO, porque así como vienen los casos, no lo vamos a poder hacer ahora", es la frase que le adjudican al presidente del bloque del Frente de Todos, Máximo Kirchner, durante el encuentro informal que compartió con Ritondo y Macri. También participaron el ministro del Interior, Eduardo De Pedro, el gobernador bonaerense Axel Kicillof y el titular de la Cámara baja, Sergio Massa.  El tema fue mencionado durante el acto organizado en Casa de Gobierno para el lanzamiento del Programa  de Emergencia de Infraestructura Municipal de la Provincia de Buenos Aires (PREIMBA).  

 

Para algunos la cita fue un pretexto político, pero el texto que originó el programa refleja una parte de la corta y buena relación que comparten los dos jefes parlamentarios. La ley del PREIMBA fue impulsada por Ritondo y apoyada por Kirchner el año pasado. Implica el destino de 5.000 millones de pesos para obras de infraestructura en territorio bonaerense, pero en agosto de 2020 también sirvió para destrabar parte de la negociación previa del presupuesto 2021. Desde ese momento el jefe de la bancada macrista tejió una buena relación con Kirchner y Massa.

 

Las tensiones que desató la ventilación de la charla no coinciden con el clima de distensión que compartieron los invitados al evento. "Se habló del tema, contestamos que comprendemos la situación y que lo debatamos en el Congreso", explicó a Letra P un integrante de la comitiva macrista. Fue casi lo mismo que Ritondo le tuvo que explicar poco después a sus pares del interbloque opositor apenas se filtró la información de un presunto acuerdo entre partes para posibilitar la postergación de las PASO. 

 

El titular del Comité Nacional de la UCR y diputado mendocino Alfredo Cornejo pegó el grito en el cielo a través de Twitter y dijo que no había pacto alguno. Su par de la Coalición Cívica, Maximiliano Ferraro, negó cualquier acercamiento y la presidenta del PRO, Patricia Bullrich, dijo que el Gobierno les había tendido una trampa. 

 

Sin embargo hubo un dirigente que no dijo una palabra. Es el caso del titular del interbloque de JxC, el radical Mario Negri. Este miércoles en una entrevista al canal 12 de Córdoba, Massa contó que este martes cuando caminaba junto al presidente Alberto Fernández para participar de un almuerzo, recibió un llamado de Negri y le dijo que habría una reunión después de Semana Santa con el ministro De Pedro para analizar la eventual postergación de las PASO junto a las demás autoridades parlamentarias de cada bloque opositor. 

 

Cuando el encuentro se concrete bajará la espuma de las quejas que lanzó buena parte de la alianza opositora sobre el encuentro con Ritondo y Macri. En el radicalismo saben desde hace meses que la iniciativa presentada por la porteña Carla Carrizo (que responde al senador Martín Losteau), podría ser la salida del laberinto porque propone postergar las primarias para septiembre y las generales para noviembre, tal como coinciden ahora oficialistas y opositores para realizar las primarias, pero lejos del invierno y un eventual pico de contagios. En el medio, el gobernador jujeño Gerardo Morales dijo este miércoles que es "prematuro" hablar de una postergación, pero dentro del partido leyeron el planteo como parte de la histórica tensión que tiene el cacique norteño con Lousteau, defensor de correr las primarias junto a su socio, el alcalde porteño Horacio Rodríguez Larreta.

 

Con esos antecedentes previos, la reacción de Cornejo, Bullrich y Ferraro aparece casi como un ataque de celos ante la interlocución de los dos dirigentes macristas que eligió el Gobierno. Según pudo reconstruir Letra P, el convite fue propuesto por De Pedro a Ritondo. "Le dijo que podía ir con dos personas, pero que llevara a un hombre y una mujer, porque en el caso del oficialismo iban a ir la intendenta de Quilmes, Mayra Mendoza, y su par de Lomas de Zamora, Martín Insaurralde", contó una fuente vinculada a Ritondo. El exministro de Seguridad de María Eugenia Vidal decidió proponer a Macri, que además de intendente, es el titular del PRO bonaerense, y a la radical Érica Revilla, jefa comunal de General Arenales y flamante vicepresidenta electa de la UCR provincial junto al legislador Maximiliano Abad

 

La presencia de Revilla también pone en duda la versión de una presunta "negociación paralela" a espaldas de las autoridades de la alianza opositora para la postergación de las PASO. Según pudo saber este portal, el texto que presentó Carrizo sería un punto de partida para incluir un indicador que surja a partir de la cantidad de muertes y de camas de terapia intensiva ocupadas. Los puntos serán materia de análisis en la reunión prevista para el martes próximo en Diputados, donde asistirán todas las autoridades de JxC tal como estaba previsto. Para entonces, aseguran que las señales de desconfianza que ventilaron este miércoles serán sólo un recuerdo.