29|8|2021

Los ganadores del ramal a La Plata y el próximo round por el Belgrano Sur

05 de febrero de 2021

05 de febrero de 2021

Los contratos en juego en la línea Roca superan los 4.600 millones de pesos. En unos días se define otra licitación de vías relevante en el conurbano.  

Una constructora relativamente nueva en el ámbito de los trenes y un consorcio de firmas que viene tallando desde hace varias décadas en el sector van camino a quedarse con la primera licitación ferroviaria del año, que tiene en juego dos contratos de obras que superan los 4.600 millones de pesos.

 

La empresa Vial Agro y el grupo integrado por las empresas Zonis-Herso-Ferromel y Concret Nor presentaron las mejoras ofertas para la modernización del ramal del ferrocarril Roca, que une Plaza Constitución con la capital bonaerense.

 

Las dos propuestas que, a priori, se perfilan como ganadoras se ubicaron entre 1,6 y 10% por debajo de las valuaciones oficiales que se habían fijado como referencias en el momento del llamado licitatorio.

 

La pelea por las obras del denominado “Proyecto de Mejora Integral del ramal Constitución-La Plata” se dio entre cinco grupos oferentes que participaron en la licitación piloteada en forma directa por el Ministerio de Transporte.

 

Además del consorcio liderado por Zonis y Vial Agro, los que jugaron sus fichas para tratar de llevarse las obras fueron: la empresa Dycasa, la dupla Roggio-BTU y la UTE integrada por la brasileña Queiroz Galvao y la local Rovella Carranza.

 

Pese a que contaba con financiamiento internacional, el proyecto de mejora y renovación integral del ramal a La Plata estuvo paralizado durante casi una década. En los primeros meses de 2017, la gestión macrista puso en marcha un llamado licitatorio que apuntaba a ejecutar las obras en un plazo de dos años, pero en abril de 2019, en plena crisis económica y financiera, el entonces ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, resolvió paralizar el proyecto y dejar sin efecto las cuatro ofertas que se habían presentado.

 

En octubre del año pasado, con la línea de crédito del BID que estaba aprobada desde 2013, la cartera que conduce el massista Mario Meoni decidió reflotar el proyecto con una nueva licitación dividida en dos tramos: el Lote 1, para las obras correspondientes al sector Avellaneda-City Bell y Vía Circuito, y el Lote 2, para los trabajos previstos entre las estaciones de City Bell y La Plata.

 

Para las obras del Lote 1, que tenían un presupuesto oficial de 2.788 millones de pesos, se registraron tres ofertas. Las más baja fue la de Zonis y compañía: 2.743 millones de pesos. En el segundo lugar quedó Roggio-BTU con una cotización de 3.248 millones de pesos y en el último puesto, Queiroz Galvao-Rovela con una oferta de 3.600 millones de pesos.

 

En tanto, para el Lote 2, cuyas obras fueron valuadas oficialmente en 2.085 millones de pesos, se presentaron cinco ofertas. La más económica fue la de Vial Agro, que cotizó 1.859 millones de pesos. Luego se encolumnaron las correspondientes a Dycasa (2.362 millones de pesos), Roggio-BTU (2.649 millones), Zonis-Herso (2.700 millones) y Queiroz Galvao (3.299 millones).

 

Entre las obras más destacadas del proyecto se encuentran las renovaciones integrales de las vías principales en los tramos City Bell-La Plata y Sourigues-Bosques y el recambio de todas las vías auxiliares de las estaciones Sarandí, Wilde, Quilmes, Berazategui, Hudson, Villa Elisa, Bosques, Gutiérrez, Gonnet, Ringuelet y Tolosa. Los trabajos también incluyen la colocación de nuevos aparatos de vías (ADV) y la reparación y mejoramiento de los pasos a nivel (PAN), puentes y desagües.

 

Si todos los papeles están en orden, la intención del Ministeriuo de Transporte es adjudicar las obras en un plazo de 30 días para iniciar las obras en mayo. Los trabajos deberán ejecutarse en horario nocturno para no afectar la prestación de los servicios y el plazo de ejecución será de 18 meses.

 

Segunda pelea en las vías

Las mismas empresas que compitieron por el ramal a La Plata podrían volver a cruzar guantes el próximo miércoles en otra destacada pelea ferroviaria que tiene como escenario la línea Belgrano Sur.

 

En principio, los cinco contendientes del Roca y probablemente dos grupos estarían afinando el lápiz para presentar ofertas por las obras de “modernización integral de vías y señalamiento del ramal M del Belgrano Sur”.

 

Los trabajos en juego abarcan la renovación de 47 kilómetros de vías entre Tapiales y Marinos del Crucero General Belgrano, la duplicación de seis kilómetros de vías entre Libertad y Marinos, un nuevo viaducto sobre el ferrocarril Roca y la reconstrucción de la estación Marinos del Belgrano.

 

En este caso, la encargada de llevar adelante la licitación de las obras, que beneficiarán a los usuarios de La Matanza, Morón y Moreno, es la empresa estatal ADIF, que cuenta con un crédito de 197 millones de dólares proveniente de CAF-Banco de Desarrollo de América Latina.

 

Cañuelas frena, Merlo acelera

El fenómeno de las licitaciones de obras públicas a máxima velocidad en las intendencias bonaerenses, que Letra P reveló a principios de diciembre, registró en los últimos días dos derivaciones llamativas.

 

Por un lado, la Municipalidad de Cañuelas, que comanda Marisa Fassi, esposa del actual titular de Vialidad Nacional y exintendente de ese partido, Gustavo Arrieta, decidió suspender hasta nuevo aviso la licitación pública de las obras del doble viaducto de las rutas nacionales 3 y 205, que iban a construirse sobre las vías del ferrocarril Roca.

 

Con una partida de 1.950 millones de pesos aportada por ADIF, el municipio de Cañuelas había lanzado, a fines de diciembre y en medio de la celebración de Navidad, una polémica licitación que le daba a las constructoras sólo dos días hábiles para armar sus ofertas.

 

Ante los reclamos de algunas empresas y pedidos de explicaciones que bajaron de ADIF, las autoridades municipales decidieron, primero, prorrogar hasta febrero la recepción de las ofertas y luego, suspender directamente la licitación hasta una nueva fecha que se fijará más adelante.

 

En tanto, la intendencia de Merlo, que dirige Gustavo Menéndez, salió a licitar contrarreloj una nueva etapa del saneamiento hidráulico del Arroyo Torres.

 

Las obras previstas para la etapa III tienen un presupuesto asignado de 592 millones de pesos y las constructoras interesadas solo cuentan con cuatro días hábiles para elaborar las ofertas. El aviso del llamado a licitación salió el lunes 1 de febrero, los pliegos se vendieron entre jueves y viernes y las ofertas tienen que presentarse el próximo miércoles 10. No apta para lentos.