23|11|2021

Massa también juega en la Primera, su pago chico

04 de febrero de 2021

04 de febrero de 2021

El líder del FR busca reconstruir poder territorial en su zona de confort. La discusión electoral dentro del Frente de Todos y la figura de Malena Galmarini.  

El presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, no saca la mira de la Primera sección electoral de la provincia de Buenos Aires, el núcleo distrital donde empezó el Frente Renovador, el espacio político que le dio su propio ismo y el que fue a buscar el kirchnerismo para armar el Frente de Todos y destronar a Cambiemos en las últimas elecciones. En esa región del conurbano, Massa supo tener su mejor cosecha electoral en 2013. Luego, María Eugenia Vidal le tomó el bastión y ahora, en sociedad con el kirchnerismo, buscará retomar el protagonismo de antaño. Para eso, buscará lugar en la lista de aspirantes al Senado bonaerense, donde asoma un interesado en el armado propio, y cuenta con la figura rendidora, pero escurridiza, de Malena Galmarini

 

Fue 2013, efectivamente, el año de esplendor electoral de Massa. Cuando decidió romper con el kirchnerismo y armar su propio partido político, el entonces intendente de Tigre empezó a desplegar un camino de expansión que empezó en el conurbano norte. Desde la Primera sección electoral ganó lugares en el Senado bonaerense y obligó al entonces peronismo K a sentarse a negociar con él. Los vaivenes y los tiempos políticos entorpecieron aquel camino y el massismo dejó de expandirse. Ahora, en alianza con Máximo Kirchner, Massa no quiere quedar afuera de la negociación y reconstrucción de poder político en lo que fue su proprio reinado. 

 

Por eso, sus armadores políticos vuelven a mirar la negociación por lugares en las listas seccionales de postulantes a la Legislatura bonaerense con un entusiasmo parecido, aunque no idéntico, al de aquel 2013 dorado. En esa elección, el Frente Renovador consiguió el 50% de los votos y se llevó cinco de las ocho bancas en juego. La Primera sección electoral vuelve a ser un botín importante y donde, además, Massa y los suyos pueden traccionar votos propios para la alianza del Frente de Todos. Se ponen en juego ocho bancas, de las cuales cinco pertenecen a Juntos por el Cambio y las tres restantes, al Frente de Todos. 

 

De las tres del oficialismo, ninguna lleva el sello de Massa. Como contó Letra P, son los intendentes del PJ quienes en 2017 se hicieron de los principales lugares. Ahora, con la avanzada de Máximo Kirchner en el PJ bonaerense, los jefes comunales que miran con recelo el plan -que tiene el aval presidencial y de la gobernación- para que Kirchner controle el sello ven amenazadas sus posiciones en las listas. A eso hay que sumarle el factor Massa.

 

El presidente de la Cámara de Diputados de Nación nunca abandonó su proyección nacional y en el territorio hay dirigentes que llevan adelante el armado que, ahora en gestión, por momentos se dificulta. 

 

¿Canta o no canta?

La figura estelar del Frente Renovador en la Primera sección electoral es GalmarinI. La presidenta de AySA suena para ser candidata nacional. Ella trata de esquivar esa opción. Como contó Letra P, prefiere la gestión de la empresa estatal de agua y saneamiento a subirse al carrusel de la campaña. Fuentes del massismo coinciden en que es el principal nombre que tiene el FR en carpeta. Ella no abandona su deseo de ser intendenta de Tigre, un proyecto que el acuerdo estructural de 2019 puso en stand by

 

Un actor importante en el Frente Renovador, con injerencia en la Primera sección electoral, es el diputado provincial Rubén Eslaiman. Actual vicepresidente segundo de la Cámara de Diputados bonaerense, hace pie en San Martín, uno de los distritos con mayor peso electoral de la sección. Si bien Eslaiman no migrará de una cámara a la otra, sí estará en el despliegue massista en las próximas elecciones. 

 

Otro que aparece en la primera línea es el presidente de Aubasa (la empresa que controla autopistas en la provincia de Buenos Aires), Javier Osuna. Fue el único massista con una designación de fuste en el gobierno de Axel Kicillof. Osuna es el intendente, en uso de licencia, de General Las Heras. En el massismo se entusiasman con la presencia en la Primera sección electoral. “Es dónde mejor estamos en la provincia”, resume una fuente de la zona. 

 

Además de Eslaiman y Osuna, Massa alista tropa presencia en buena parte de la región. A saber: Damián Contreras en Moreno, el diputado provincial Jorge Donofrio en Pilar, la diputada provincial Debora Galán en Moreno, Sofia Vannelli en Vicente López, el diputado Nacional Carlos Selva en Mercedes y Rodrigo Alvarez y Micaela Ferraro en Tigre. Además, el intendente de San Fernando, Juan AndreottiSebastián Galmarini en San Isidro, Raúl Díaz en Merlo, Martín Marinucci y Jorge Lavizuza en Morón, Carmelo Maslowsky en General Rodríguez, Federico Guibaud en Lujan y Luis Carranza en Escobar.

 

A fin de febrero habrá un congreso provincial del Frente Renovador. Servirá para mostrar qué tiene el espacio del presidente de la Cámara de Diputados: allí coincidirán legisladores naciones, provinciales e intendentes con sello renovador. En marzo, ya con proyección a futuro, Massa encabezará un plenario nacional.