28|2|2021

El Vacunatorio VIP rebalsó el vaso: Fernández echa a González García

19 de febrero de 2021

19 de febrero de 2021

El Presidente le pidió la renuncia al ministro de Salud luego de que Horacio Verbitsky revelara que le facilitó el acceso a la vacuna. Furia en la Casa Rosada. 

El presidente Alberto Fernández le pidió este viernes la renuncia al ministro de Salud, Ginés González García, luego de que se revelara que un grupo de personas, entre las que se encontraba el periodista Horacio Verbitsky, recibió de manera irregular la vacuna contra el Covid-19 en la sede de la cartera de Salud.

 

Fernández se enteró de la situación apenas llegó a la Casa Rosada, luego del acto de lanzamiento del Consejo Económico y Social, del que participó todo el Gabinete, incluido González García. Según pudo saber Letra P, el Presidente le pidió al ministro de inmediato explicaciones vía telefónica, que juzgó "insuficientes".

 

Tras esa comunicación, Fernández le dio instrucciones al jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, para que le pidiera la renuncia al ministro, que aceptó la situación. 

 

El escándalo se desató este mediodía, luego de que Verbitsky revelara, en diálogo con El Destape que, una vez que decidió vacunarse, llamó a su “viejo amigo” González García, quien le indicó en un primer momento que fuera al hospital Posadas. “Cuando estaba por ir, recibí un mensaje del secretario de Ginés que me dijo que iba a venir un equipo de vacunadores del Posadas al Ministerio y que fuera allí a darme la vacuna", agregó el periodista. 

 

El relato de Verbitsky llegó a los portales mientras el Presidente y su gabinete estaban en el CCK en la presentación del Consejo Económico y Social. Además del periodista, en el listado de personas vacunadas en el Ministerio estaban, entre otras ocho personas, el diputado Eduardo Valdés y el senador Jorge Taiana. Como presidentes de las Comisiones de Relaciones Exteriores de la Cámara de Diputados y de Senadores, respectivamente, ambos tenían previsto viajar con Fernández a México el próximo domingo. Valdés estuvo incluso en la Casa Rosada, para hacerse el hisopado previo al viaje. Pero según indicó un funcionario de la Casa Rosada, el Presidente los bajó de la gira. 

 

El episodio del vacunatorio "VIP" montado en el Ministerio de Salud, fue el último capítulo de una serie de desencuentros entre la Casa Rosada y González García, que se evidenciaron casi desde el comienzo de la gestión y que incluyeron múltiples roces, en particular en materia de comunicación. A mediados de enero, en el Gobierno se señaló al entorno del ahora exministro como responsable por las operaciones de desgaste mediático que sufrió la secretaria de Acceso a la Salud, Carla Vizzotti, cuyas acciones ahora pican en punta para quedarse al frente del Ministerio. Vizzotti tiene una relación de confianza con el jefe de Gabinete, Cafiero, y fue la enviada de la Casa Rosada a Rusia para negociar la llegada de las vacunas Sputnik V.

 

En los últimos días, González García avanzó, además, en otras definiciones que generaron malestar en la Casa Rosada. "No están dadas las condiciones para votar en agosto", dijo el exministro. "Lo dijo por su cuenta, con el Presidente no lo habló", dijeron voceros de Fernández ante la consulta sobre si las palabras de González García expresaban la postura de la Casa Rosada.

 

A fin de año, el exministro había generado molestia en el Gobierno cuando puso en duda la llegada de las primeras dosis de vacunas Sputnik V, que el Presidente había anunciado pocas horas antes, por eventuales "problemas con los vuelos". De inmediato, la Casa Rosada le dio la orden a Vizzotti de que saliera a confirmar el envío de las dosis, en diciembre. Pocos días antes, González García había sido señalado como uno de los "funcionarios que no funcionan" apuntados por Cristina Fernández de Kirchner.

 

Pero el escándalo de las vacunas fue la gota que rebalsó el vaso y generó la furia del Presidente, que esperaba que la agenda del viernes estuviera concentrada en el lanzamiento que hizo a toda pompa en el CCK. En la Casa Rosada lamentaron la oportunidad perdida.