EL NUEVO CONGRESO

Juramento y más rosca: ya hay Senado sin cuórum para CFK

Con la nueva composición, el Frente de Todos perdió seis bancas y Juntos por el Cambio ganó nueve. Dos años de negociaciones obligadas.

El Senado tomó este jueves la forma que surgió de las elecciones del 14 de noviembre, con la mala noticia para el Gobierno y para la vicepresidenta, Cristina Fernández de Kirchner, de que el Frente de Todos ya no tendrá cuórum propio y deberá lidiar con una oposición empoderada que ya trabaja en modo 2023.

 

 

En una ceremonia sobria que presidió CFK, juraron los 12 nuevos senadores y las 12 nuevas senadoras, que le dan a la Cámara una fisonomía más hostil para el oficialismo a partir de la victoria electoral de Juntos por el Cambio (JxC) en seis de los ocho distritos del país que pusieron en juego las bancas en el Senado.

 

De esta manera, la alianza opositora le arrebató el poder de decisión a CFK: este jueves, la bancada del FdT se redujo en seis escaños, de 41 a 35.

 

En noviembre, la oposición ganó las bancas de la mayoría por las provincias de Córdoba, Santa Fe, Chubut, Mendoza, Corrientes y La Pampa y el peronismo retuvo las de Catamarca y Tucumán. Con esa cosecha, JxC sumó nueve bancas a las 22 que ya tenía.

 

Con esta nueva composición, en los dos años que vienen el oficialismo se verá obligado a negociar con fuerzas provinciales. El diálogo con la misionera Magdalena Solari Quintana, del Frente de la Concordia, y con el exgobernador de Río Negro Alberto Weretilneck, puede establecer las alianzas que le permitan recomponer el cuórum.

 

Del otro lado, JxC tiene confirmados 31 votos, pero podrá aumentar hasta 34 si, al igual que el oficialismo, logra consolidar su vínculo con fuerzas provinciales que habitualmente lo acompañan. Para ello tendrá que negociar con la riojana María Clara del Valle Vega, de Fuerza Cívica Riojana; la neuquina Lucila Crexell, del MPN, y el salteño Juan Carlos Romero.

 

El gobernador Maximiliano Pullaro y Patricia Bullrich durante una de las visitas de la ministras a Rosario.
El presidente Javier Milei y la gerenta del FMI Kristalina Georgieva. 

También te puede interesar