28|6|2022

Reelecciones matan grieta: pacto Juntos - PJ para voltear la retroactividad

28 de diciembre de 2021

28 de diciembre de 2021

Impulsan un proyecto del PRO que propone tomar 2017 como punto de partida para la aplicación de la ley. Massa, Vidal y libertarios juntan votos para voltearlo.

Un sector del Frente de Todos y de Juntos dejaron la grieta a un costado y sintetizaron, en la previa de las sesiones en ambas cámaras de la Legislatura, un proyecto para modificar la ley que limita las reelecciones en cargos ejecutivos y legislativos: la clave, matar la cuestionada retroactividad. De sancionarse la iniciativa, los intendentes electos en 2019 podrán volver a presentarse por el mismo cargo en 2023. 

 

El PJ y el intendentismo PRO acordaron la modificación al proyecto del senador del PRO Juan Pablo Allan, que también lleva la firma de su par de peronismo republicano Joaquín de la Torre, fusionado con la iniciativa oficialista de la senadora Gabriela De María (FdT). Puntualmente, se trata de la incorporación del artículo 4, que indica que “los mandatos de intendentes, concejales, consejeros escolares, diputados y senadores que se hayan iniciado como resultado de las elecciones del año 2017, 2019 y 2021 serán considerados como primer período a los efectos de la aplicación de la presente Ley”. Es decir, no desde 2015, como establece la norma en vigencia que defienden el massismo, la exgobernadora María Eugenia Vidal, los libertarios, la Coalición Cívica y la izquierda.

 

De sancionarse el proyecto con la inclusión de este párrafo, numerosos jefes comunales del oficialismo y de la oposición podrán volver a ser candidatos en 2023, toda vez que el primer mandato es considerado a partir de las elecciones ejecutivas de 2019. Eso incluye tanto a mandatarios del oficialismo que tomaron licencia, como Martín Insarralde, Mariano Cascallares o Leonardo Nardini, como los de la oposición que no encontraron un salto a la normativa sancionada en 2016, como Julio Garro, Diego Valenzuela o Gustavo Posse