GREMIOS

Un diario que fue de Szpolski agita la relación entre el moyanismo y la UTEP

Un dirigente piquetero y funcionario nacional anunció la reedición del diario gratuito El Argentino y desató la ira de los gremios de camioneros y canillitas.

Una casona del barrio de Barracas fue el escenario elegido el jueves por la noche para el relanzamiento de un diario gratuito que supo formar parte del holding del empresario y vaciador de medios Sergio Szpolski. Esta vez, estuvo lejos de los destellos de las luminarias porque se trata de la reedición del medio, pero con nuevos dueños. 

 

Detrás del resurgimiento de El Argentino está Rafael Klejzer, que juega en toda la cancha actuando por un lado como Director Nacional de Políticas Integradoras del Ministerio de Desarrollo Social y, a la vez, como el principal dirigente del Movimiento Popular La Dignidad. Esa organización integra la Unión de Trabajadores de la Economía Popular (UTEP) en el bloque que conduce Juan Grabois y que antagoniza con el sector del Movimiento Evita. En las invitaciones cursadas a dirigentes y periodistas, Klejzer anticipó que, en la búsqueda de "ampliar voces, multiplicar miradas y democratizar el acceso a la información", la nueva gestión del periódico retomará la estrategia de imprimir una tirada inicial de 30.000 ejemplares que se distribuirá de manera gratuita en estaciones de subtes y terminales del área metropolitana de Buenos Aires, pero también editarán un semanario durante los meses de verano en la costa atlántica.

 

La vuelta al ruedo de un medio gratuito cayó como un balde de agua fría en los gremios vinculados al sector de la comunicación. A través de un comunicado poco habitual, Pablo Moyano, como secretario general del Sindicato de Camioneros, y Omar Plaini, titular del gremio de canillitas, fustigaron la aparición del medio y lo calificaron como una vuelta a "una vieja práctica deshonesta que tuvo su esplendor durante los años del gobierno menemista".

 

Los sindicalistas se mostraron sorprendidos de que "movimientos sociales estén al frente de la iniciativa" y advirtieron que "la distribución gratuita de ejemplares atenta directamente contra miles de puestos de trabajo de hombres y mujeres que se levantan cada madrugada para tratar de vivir dignamente con los ejemplares que distribuyen y venden diariamente". Canillitas y Camioneros reclamaron además que "nuestro Gobierno" tome "cartas en el asunto" contra la precarización laboral que implica la irrupción del medio y las prácticas deshonestas que consideran van contra "una regla de oro" que rige la actividad: "Quien edita, no distribuye ni vende; quien distribuye no edita ni vende; quien vende no edita ni distribuye”. 

 

La polémica salpicó también a quienes integran el Sindicato de Prensa de Buenos Aires (Sipreba), obligando a sus representantes a un incómodo equilibrio. El sindicato que puja por obtener la representación oficial de los trabajadores y las trabajadoras de prensa viene cultivando una buena relación con el moyanismo pero, a la vez, tiene entre sus principales banderas el reclamo por la pérdida sostenida de puestos de trabajo en el sector. "Nos solidarizamos con los canillitas y camioneros", dijo el Sipreba en el comunicado en el que, si bien celebra "la creación de nuevos puestos de trabajo", considera que "es imprescindible que sea respetando las condiciones del resto de las actividades del sector".

 

Guillermo Francos, logró destrabar la ley ómnibus. 
El intendente de Concordia, Francisco Azcué (UCR - Juntos por Entre Ríos), junto al exintendente y diputado provincial Enrique Cresto (PJ).

Las Más Leídas

Mauricio Macri y Javier Milei; una relación virtualmente rota.
El ex Director Nacional Electoral, Alejandro Tullio desembarca en el Correo Argentino para encargarse del operativo para las elecciones de 2025
Las trabajadoras del área de género, a la espera de (malas) noticias. FOTO: @julianite.nite 
Alejandro Cosentino
Javier Milei con el papa Francisco y Karina Milei

También te puede interesar