28|11|2021

Kicillof sube impuestos 52% promedio con más carga sobre nichos premium

25 de noviembre de 2021

25 de noviembre de 2021

El proyecto de Ley Fiscal 2022 prevé aumentos por encima de la inflación para sectores de alta rentabilidad. Seguirá la ayuda para los grupos más castigados.

El proyecto de Ley Fiscal 2022, que el gobernador Axel Kicillof enviará el próximo lunes a la Legislatura, contendrá subas de impuestos que acompañarán la inflación anual acumulada, en torno al 52 por ciento, y un esquema en el que los sectores de mayores ingresos y más alta rentabilidad tendrán una presión que irá por encima de ese porcentaje.

 

“Queremos mantener la progresividad y elasticidad de la pirámide impositiva”, adelantaron a Letra P fuentes de la Gobernación sobre el núcleo del proyecto en el que trabajaron Kicillof, los ministros Augusto Costa (Producción) y Pablo López (Hacienda) y el titular de la Agencia de Recaudación de Buenos Aires (ARBA), Cristian Girard, y será eje de negociaciones hasta fin de año.

 

El gobernador anticipó los primeros lineamientos en el encuentro que mantuvo en La Plata con los intendentes y las intendentas del Frente de Todos (FdT), al que también asistieron ministros y legisladores provinciales, Máximo Kirchner y el presidente de la Cámara de Diputados de la Nación, Sergio Massa.

 

Allí, Kicillof dijo que el proyecto de Ley Fiscal 2022 tiene que apuntar, primero, a “recuperar la inflación del último año”, lo que estima un promedio de ajuste que no será inferior al 52 por ciento. No obstante, el gobernador subrayó la necesidad de “limitar las alzas” que impacten en los sectores de ingresos medios y bajos.

 

Aunque hay orden de mantener los detalles bajo siete llaves, este medio pudo saber que en el proyecto de Ley Impositiva 2022 se mantendrán los beneficios destinados a pymes, empresas y autónomos de los sectores más afectados por la pandemia. Esto es, bonificaciones en Ingresos Brutos, reducción de alícuotas y planes de pago.

 

“Muchos sectores todavía no terminaron de salir de la pandemia, todavía no se recuperaron. Necesitan ese acompañamiento”, describieron fuentes de los equipos de Kicillof.

 

Como contracara, para los sectores de mayores ingresos o que hayan tenido mayores márgenes de rentabilidad, el aumento será progresivo; tanto en los impuestos patrimoniales como en los tributos vinculados a la actividad, como Ingresos Brutos.

 

“La idea es mantener la progresividad, como viene ocurriendo. El problema es que, después, Juntos por el Cambio termina defendiendo a esos sectores de mayores ingresos sobre los que debería recaer la mayor presión”, se quejaba este miércoles, después de la reunión con las intendencias, un integrante de los equipos económicos de Kicillof.

 

El año pasado, en el proyecto de Ley Fiscal 2021 elaborado en medio de la primera ola de pandemia, Kicillof dispuso una suba en las alícuotas de IIBB para determinadas actividades que, entendían en el Ejecutivo, habían quedado entre las beneficiadas por el contexto económico o tenían márgenes de ganancia realmente altos; entre ellas, el sector de fabricación y venta de medicamentos y las operadoras de cable, internet y TV.

 

El aumento de alícuotas propuesto por Kicillof para estos sectores generó mucho rechazo opositor. Finalmente, para conseguir los votos necesarios para aprobar la Ley Fiscal y el Presupuesto, debió ceder y ablandar esos ajustes a pedido de Juntos por el Cambio.

 

Esta vez, en la Gobernación piensan en un escenario de negociación distinto, que se apoye no solo en la composición de la futura Legislatura, donde JxC ya no ostentará la mayoría en el Senado, sino en las propias grietas de la coalición opositora.

 

Los proyectos ya están redactados e iban a ser enviados a las cámaras a finales de esta semana, pero en las últimas horas el presidente de Diputados, Federico Otermín, y la vicegobernadora Verónica Magario pidieron retrasar ese trámite, por lo que se presume que las iniciativas van a ser giradas el lunes.