02|12|2021

Con críticas solapadas, Fernández ratificó el envío de gendarmes a Río Negro

21 de octubre de 2021

21 de octubre de 2021

Luego de idas y vueltas, el Presidente enviará fuerzas federales para patrullar las regiones en tensión. Dardos y consejos a una gobernadora que no se calla.

A través de una carta personal dirigida a la gobernadora de Río Negro, Arabela Carreras, el presidente Alberto Fernández ratificó el envío de efectivos de Gendarmería hacia la provincia del sur para atender el conflicto mapuche. Además, aprovechó la ocasión para cruzar a la administración provincial, que en los últimos días había tensado la cuerda con la Casa Rosada.

 

“He decidido a través del Ministerio de Seguridad de la Nación, asistir en esta oportunidad, a la provincia a su cargo, con efectivos de Gendarmería que patrullarán la zona en cuestión”, dice la misiva difundida este jueves, que se apoya en el objetivo de mantener “una excelente relación con los gobiernos provinciales”.

 

De todas maneras, el Presidente no dejó pasar la oportunidad y le respondió con duras críticas al gobierno provincial, que había elevado el nivel de tensión con Buenos Aires ante los desafíos que enfrenta con las comunidades mapuches. “Es imperioso aclarar que no es una función del Gobierno Nacional, reforzar el control en las rutas nacionales” o “brindar mayor seguridad en la región”, dice la réplica presidencial.

 

A raíz de tres ataques perpetrados en los últimos dos meses en la provincia y atribuidos a comunidades mapuches, Carreras ya le había solicitado ayuda la Estado nacional, pedido que en un primer momento fue denegado y que ahora logró llegar a buen puerto. “El gobierno nacional es responsable de los violentos ataques en Río Negro. No solo se desentiende y alienta a la violencia, sino que ahora le da la espalda y se burla de la provincia”, supo disparar el el candidato a diputado nacional por Juntos Somos Río Negro (JSRN) Agustín Domingo.

 

Por eso, Fernández aprovechó para responsabilizar al gobierno local y recordó en su carta que “es la propia Ley 24059 de seguridad interior la que define que las fuerzas federales y provinciales actuarán en conjunto cuando se encuentren empeñados en el restablecimiento de la seguridad interior”.  

 

Además, Fernández le aseguró a Cabreras que “sería aconsejable” que “se pueda (sic) formar un cuerpo específico, que se ocupe específicamente de los refuerzos del control y mayor seguridad en el futuro”.  

 

El ministro de Seguridad nacional, Aníbal Fernández, también se sumó a la polémica este jueves y en declaraciones a la prensa le recordó a la gobernadora que no es ni la “obligación” ni la “responsabilidad” del Estado nacional realizar este tipo de tareas. “Ella tiene una policía donde podría crear un cuerpo específicamente dedicado a actuar en los casos de los mapuches”, declaró.