30|11|2021

El juez Bento recusó al fiscal Vega por vínculos ilegales con un testigo

20 de octubre de 2021

20 de octubre de 2021

A raíz de nuevas pruebas de irregularidades que salieron a la luz, la defensa del magistrado de Mendoza solicitó la nulidad de la causa en su contra.

La defensa de Walter Bento, titular del juzgado Federal Nº 1 de Mendoza, pidió a través de un escrito la nulidad de toda la causa, en la que se lo acusa de liderar una presunta asociación ilícita, y la recusación del fiscal Dante Vega. El reclamo fue realizado a raíz de nuevas irregularidades que salieron a la luz en el marco de la investigación contra el único magistrado con competencia electoral en la provincia cuyana. 

 

Bento y sus abogados Mariano Cúneo Libarona y Gustavo Gazali explicaron en el escrito que el testigo Diego Barrera utilizaba clandestinamente un celular en la unidad penitenciaria en la que está detenido, que fue peritado después de que hiciera referencia a que en el aparato tenía capturas de pantalla sobre un supuesto soborno.

 

Sin embargo, en el peritaje lo que se encontró fue un borrador del procesamiento de Vega contra Bento y diferentes documentos que le suministraba el fiscal a Barrera para preparar sus declaraciones. 

 

A estas irregularidades se suma que los expertos policiales, a diferencia de lo sucedido con otros archivos de mayor importancia extraídos en la misma diligencia técnica, no documentaron la fecha de creación, modificación ni de último acceso a las copias del informe que hallaron en el celular de Barrera.

 

Tampoco se indagó a través de qué medio el testigo, en la cárcel, recibió los documentos (ya sea WhatsApp, Telegram, correo electrónico u otro) ni quién se los envió. Se trata de información esencial para la investigación, que difícilmente a los expertos no les resulte significativa, explicaron los letrados.

 

“No hay dudas, en cualquier caso, de que tenía esos documentos con anterioridad a sus segunda (16/07/2021) y tercera (27/07/2021) declaraciones testimoniales, en atención a que el teléfono se incautó el mismo día en que declaró. Obviamente los tenía desde antes y ya había leído los documentos antes de las declaraciones que prestó sucesivamente el mes de julio del año en curso”, expresa el escrito. 

 

Barrera se encuentra detenido por estar acusado de secuestrar y matar al excorredor de aduana Diego Aliaga. A raíz de esta situación, comenzó a hablar de un hipotético vínculo que entre Aliaga y Bento, en el marco de la supuesta asociación ilícita que lideraba el juez, pero el escrito sostiene que no se trata más que de una nueva maniobra de lawfare contra el magistrado.

 

El archivo en formato Word del dictamen que Vega firmó digitalmente y presentó en la causa durante el secreto de sumario que impuso el juez Eduardo Puigdéngolas, con fecha del 4 de junio de 2021, es la prueba que expone el vínculo ilegal entre el fiscal y Barrera para generar un complot contra Bento, afirmaron.

 

“No hay ninguna otra explicación plausible que justifique por qué Barrera tenía, en un celular clandestino que usa en la prisión, un proyecto preliminar de un dictamen elaborado durante el secreto de sumario si no es porque, como dije desde el inicio, Dante Vega se vinculó irregularmente con este sujeto deleznable y tramó con él, o lo instrumentó, para construir esta porquería desde el inicio”, aseguró Bento en el escrito. 

 

Según sostuvo la defensa del magistrado, por la evidencia incontrastable del vínculo entre el fiscal y el testigo, utilizada para la construcción de la causa, queda en evidencia que el proceso nunca fue objetivo ni imparcial, se produjo prueba falsa y se armó un estratagema bajo el ropaje de un proceso judicial con el único objetivo de desplazar a un juez del cargo que ejerce por concurso.

 

En consecuencia, Bento pidió la nulidad del expediente en su totalidad: “No existe absolutamente ningún elemento de juicio mínimamente serio que justificara la existencia de un proceso en mi contra”.

 

Asimismo, solicitó la recusación del fiscal Vega: “No puede continuar un minuto más manipulando este proceso. Más allá de todo cuanto manifesté, el solo hecho de que un proyecto de un dictamen elaborado durante el secreto de sumario haya aparecido en el celular de Barrera me da miedo en serio (temor objetivo) sobre su objetividad. A mí y seguramente a todos los otros pobres desdichados que están presos o procesados por esta auténtica porquería”.

 

Finalmente, Bento comunicó que, además de realizar la denuncia pertinente, informará sobre las nuevas pruebas a la Procuración General de la Nación y la PROCELAC, notificará al Consejo de la Magistratura y hará saber a organismos internacionales que intervienen en el caso.