28|11|2021

La campaña es la gestión

16 de octubre de 2021

16 de octubre de 2021

“Marcelo (Lewandowski) es parte del equipo”, resumió Perotti. Lo suma para aumentar su nivel de conocimiento y darle volumen. Alerta municipios.

Billetera Santa Fe, Boleto Educativo Gratuito y cuanto corte de cintas exista. No le pondrá la enjundia que le puso a las PASO, donde la elección – al menos para él – definía una disputa interna, pero el gobernador Omar Perotti subirá a la gestión provincial al candidato a senador nacional Marcelo Lewandowski. Para remontar los diez puntos que le sacó Juntos por el Cambio (JxC), la intención es despegarse dentro de lo posible de las referencias nacionales, cambiar la estética y mirar de reojo a los municipios para que no se desbanden.

 

“Marcelo es parte del equipo”, resumió Perotti está semana en un acto en Villa Constitución, en el sur de la provincia. Ese es uno de los meridianos que esbozó el comando del Frente de Todos santafesino. La campaña es la gestión, la gestión es el centro.

 

Perotti no se cargará al hombro a Lewandowski, pero lo subirá a escenarios, aperturas de licitaciones e inauguraciones de obras. El candidato tiene buenos niveles de conocimiento sobre todo en Rosario y alrededores, pero precisa del apalancamiento del rafaelino en el centro norte de la provincia, zona históricamente fuerte para los destinos del gobernador.

 

En cambio, al periodista le tocará jugar un poco en soledad en las zonas donde el peronismo es mala palabra. Según entienden en el búnker de campaña, la región más hostil es el sur, con la cabecera Venado Tuerto al frente. Allí, salvo cuando Perotti juegue para la gestión, Lewandowski batallará más en soledad, venderá su bío y contará su historia de vida para tratar de comer en el abanico del electorado independiente.

 

Perotti, en tanto, no rivalizará con JxC, no apostará a la grieta. Sobre todo, porque en algunas zonas comparte electorado. En su Rafaela natal, por ejemplo, el expresidente Mauricio Macri ganó con claridad en 2019 y en las PASO la oposición venció al PJ tanto en las categorías nacionales como las locales. No es negocio para el gobernador ir al palo por palo.

 

Casi como bajándole el precio a la contienda, desde el perottismo alegan que la elección “se perdió en septiembre” y que, ahora, todo lo que se pueda achicar es “ganancia”. El PJ carga con las pálidas de la economía y la inseguridad, más el desgaste del gobierno nacional. Es mucho para imaginar la épica.

 

Ante tanta malaria, se viene un cambio de fondo en la estética de la campaña, que todavía no salió a la luz. Habrá una revisión de imagen con el objetivo de provincializar el mensaje al ciento por ciento. Menos Frente de Todos, más santafesismo.

 

El complicado escenario hace que Perotti mire con preocupación a los intendentas y las intendentas que le respondieron con creces en la PASO, pero ahora tienen más interés en cuidar el rebaño. En distintos puntos de la provincia arrancaron campañas que hacen hincapié en la figura comunal y su candidato o candidata a concejal. No borran a Lewandoski, pero lo corren del centro.

 

Una cosa es jugar a fondo para vencer a Agustín Rossi y otra es inmolarse por una competencia que asoma muy difícil desde el vamos. Ese es el axioma que carburan en las intendencias. No es personal contra Lewandowski, es solo supervivencia.