14|10|2021

Planes o trabajo: el papa tocó música celestial para Massa en IDEA

14 de octubre de 2021

14 de octubre de 2021

Mientras el titular de la Cámara baja trabaja en un proyecto para convertir planes sociales en empleo, Francisco remarcó que "no se puede vivir de subsidios".

El papa Francisco pidió "brindar fuentes de trabajo diversificadas", tras asegurar que "los subsidios sólo pueden ser una ayuda provisoria", al participar en el 57 Coloquio de IDEA con un videomensaje, que va en línea con el proyecto que elabora el titular de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, para convertir planes sociales en empleo.

 

"Varias veces me he referido a la noble vocación del empresario que busca con creatividad producir riqueza y diversificar la producción, haciendo posible al mismo tiempo la generación de puestos de trabajo", planteó el pontífice en su mensaje.

 

Luego de saludar "el espacio de diálogo" propuesto por "la Fundación Idea y la Unión de trabajadores de la Economía Popular", destacó el valor del trabajo para la "dignidad".

 

"Porque no me cansaré de referirme a la dignidad del trabajo. Lo que da dignidad es el trabajo. El que no tiene trabajo, siente que le falta algo, le falta esa dignidad que da propiamente el trabajo, que unge de dignidad", sostuvo Jorge Bergoglio. 

 

Las palabras del papa, ante el sector empresarial, llega luego de que la semana pasada Massa presentara un proyecto de ley para convertir planes sociales en empleo privado. La iniciativa plantea mecanismos para que cada trabajador y empresa puedan acceder al programa.

 

El proyecto propone que cada trabajador o trabajadora podrá mantener el plan social como complemento de su salario por 12 meses. También podrá acceder a obra social y ART. Para participar del programa cada postulante debe capacitarse y completar cursos de formación. De acuerdo con la iniciativa, también podrán acceder al programa quienes trabajan en cooperativas municipales y de organizaciones sociales.

 

"El trabajo expresa y alimenta la dignidad del ser humano, le permite desarrollar las capacidades que Dios le regaló, le ayuda a tejer relaciones de intercambio y ayuda mutua, le permite sentirse colaborador de Dios para cuidar y desarrollar este mundo, le hace sentirse útil a la sociedad y solidario con sus seres queridos", dijo Bergoglio. 

 

"Por eso el trabajo, más allá de los cansancios y dificultades, es el camino de maduración, de realización de la persona, que da alas a los mejores sueños", agregó en su intervención.

 

De todos modos,  aseguró que "siendo esto así, queda claro que los subsidios sólo pueden ser una ayuda provisoria". "No se puede vivir de subsidios, porque el gran objetivo es brindar fuentes de trabajo diversificadas, que permitan a todos construir el futuro con el esfuerzo y el ingenio", convocó. 

 

"Por esta senda creo que el diálogo entre los empresarios y los trabajadores es no sólo indispensable sino también fecundo y prometedor", destacó por último, antes de resaltar el "propósito tan noble" del coloquio.