10|1|2022

Cuidados, Máximos y Premium, el nuevo esquema de control de precios

07 de enero de 2021

07 de enero de 2021

La regulación del consumo masivo seguirá después del 31 de enero, con deslistes en productos top y aumentos de un dígito.

Por Esteban Rafele

 

El anticipo de que la próxima semana se renovará el programa de Precios Cuidados con más del doble de productos y aumentos promedio del 6,5% fue el inicio de la hoja de ruta con la que el Gobierno intentará que la inflación no se desmadre en las góndolas en 2021. En reuniones que todavía continúan, funcionarios de la Secretaría de Comercio Interior les dieron pistas a las directivas de las firmas de consumo masivo sobre lo que viene: Precios Máximos se renovará después del 31 de enero, con aumentos módicos en los productos que permanezcan y un desliste de ítems más amplio que el de noviembre, pero siempre dentro de segmentos premium.

 

Las conversaciones con las empresas no terminaron, pero el Ministerio de Desarrollo Productivo confirmó que más de 800 productos conformarán la nueva etapa de Precios Cuidados, con un aumento promedio superior a los de las dos últimas ocasiones (5% y 3% promedio, respectivamente). Se incluirán productos de primeras marcas en nuevas categorías de alimentos, limpieza e higiene. También se sumarán más variedades en categorías que ya forman parte del programa que busca ser referencia para el resto de los precios, como leches larga vida, hamburguesas y gaseosas. Si bien a fines de noviembre Comercio Interior había anticipado que buscaba llegar a 2.000 productos, ese número se convirtió en una meta a alcanzar en los próximos meses.

 

El ministro Matías Kulfas y la secretaria Paula Español pidieron a las grandes empresas que sumen más masa crítica a Precios Cuidados. Algunas que no estaban incorporaron ítems; otras con más participación sumaron casi el doble de su canasta. La moneda de cambio siempre fue Precios Máximos. Con la Coordinadora de Fabricantes de Alimentos (COPAL) presionando para desregular los precios, el Gobierno se comprometió con cada compañía a quitarle del congelamiento productos premium de las categorías en las que incorporen variedad masiva.

 

El esquema de los precios pasaría a tener tres patas, todas con algún grado de regulación: Precios Cuidados, el acuerdo voluntario con subas que no superarían el 9% en ningún ítem; Precios Máximos, con algún aumento en función de la variación de costos, y precios liberados, aunque no tanto, ya que, incluso en las variedades premium, las empresas no podrán aumentar en dos dígitos. Las compañías admiten, en este caso, que no hay mercado para un aumento más potente.

 

En una gran firma de consumo masivo ejemplificaron: sumaron una segunda marca de alimentos a Precios Cuidados, de rango superior a la que ya formaba parte del programa. Eso les permitiría liberar los precios del producto más caro de esa categoría. En el medio, sus dos marcas más vendidas continuarían en Precios Máximos, pero con aumentos que ayuden a paliar la suba de costos, algunos de ellos, dolarizados. "Nada puede subir dos dígitos", admitieron.

 

Los supermercados serán barreras de contención: las grandes cadenas no aceptarán listas de precios con subas por encima de las acordadas. Le informarán al Gobierno si algún proveedor saca los pies del plato o, sencillamente, rechazarán el producto.

 

Con la inflación entre ceja y ceja, el Gobierno se encamina, así, a extender la regulación de precios. A la puja por las tarifas de luz, gas, agua, transporte, telecomunicaciones y medicina prepaga, se sumará el control sobre los productos de consumo masivo. Días atrás, COPAL publicó un informe en el que remarcó que los productos regulados subieron 28,7% en 2020, mientras que los no regulados (carnes, frutas y verduras) treparon 56,6%. La carne se sumará a Precios Cuidados en las próximas semanas. El Ejecutivo confía en que, en contra de lo que pronostican las consultoras privadas, puede mantener el Índice de Precios al Consumidor de 2021 cercano al 29% que previó en el Presupuesto. Los economistas esperan una inflación del 50%.