22|1|2021

Perotti, sin reposeras y con jeringa

06 de enero de 2021

06 de enero de 2021

Cero vacaciones para el gobernador y sus ministros, alertas por rebrote de covid y vacunación. Teléfonos abiertos 24 x 7. Recorridas dispersas y algo de rosca.

“Omar no para”, afirmaron desde el entorno del gobernador santafesino Omar Perotti sobre la posibilidad de poner una pausa tras un año intenso. Si se tornaba difícil encontrar a Perotti en chancletas en alguna playa durante el verano, es casi imposible imaginarlo esta temporada con una nueva ola de covid al acecho y en pleno proceso de vacunación. 

 

“No frena ninguno de los ministros. No hay tiempo que perder. Seguimos en pandemia así que están todas las áreas comprometidas. Y los teléfonos abiertos 7 x 24 sí o sí”, resumió alguien que asiste en la agenda del gobernador. No hizo falta que Perotti bajara una orden o enviara un comunicado interno advirtiendo que este verano nada de arena ni sol para los funcionarios. “El que lo conoce a Perotti sabe que no es necesario que lo diga. Y pedirle vacaciones resulta muy incómodo, ni se pasa por la cabeza”, amplió la fuente a Letra P.

 

El carácter del mandatario y las formas implacables de proceder en este sentido los arrastra desde que era intendente en su Rafaela natal. Son recordadas las reuniones de Gabinete que armaba a las 6 de la mañana para no perder tiempo. La administración pública, con horario de arranque a las 7 en punto.

 

Si bien se mira de reojo al AMBA, la Ciudad de Buenos Aires y la costa atlántica como terminales de la segunda ola, también empezó a registrarse un rebrote en el centro norte de la provincia. Entienden que por ahora “es manejable” pero “sin correr la vista de los posibles focos”. 

 

Al secretario de Turismo santafesino, Alejandro Grandinetti, le ha tocado estar al frente de una de las áreas más expuestas durante la temporada. “No hay veraneo posible. No tenemos margen para movernos y perder tiempo. El operativo de vacunación está en pleno proceso, lo mismo que el turismo, y siempre monitoreando los casos por posibles rebrotes”, sostuvo a Letra P.

 

También es cierto que Santa Fe no tiene a mano un destino turístico donde prolongar de manera ambulante el Gabinete y presentar operativos de envergadura como ocurre con la provincia de Buenos Aires. El gobernador santafesino se reparte, desde mediados de diciembre, dos días en Santa Fe y dos en Rosario, y va mechando con viajes a otros puntos de la provincia para, de paso, ir sumando territorialidad.  

 

Justamente, lo que nunca para es la rosca y sobre todo en un comienzo de año electoral. De por sí, los llamados y los encuentros son más distanciados en verano, pero Perotti viene con el envión del acto político que tuvo antes de fin de año con presencia de intendentes, dirigentes y jefes comunales y que muchos señalaron como un relanzamiento. Por la pandemia y por su futuro, no puede parar.