22|1|2021

Alerta covid: más recursos para sellar la paz

12 de enero de 2021

12 de enero de 2021

Jefes distritales pidieron asistencia a los sectores afectados por la mala temporada. Cambios de hábitos vacacionales y continuidad en las medidas.  

La reunión entre intendentes de la región costera bonaerense y las autoridades de la provincia Buenos Aires fue, al final. en buenos términos. No hubo mucho lugar para aflorar el cruce por Twitter que habían tenido el intendente de Pinamar, Martín Yeza, y el ministro de Salud, Daniel Gollan. Alineados, los jefes comunales volvieron a pedir que la Provincia asista a los sectores productivos que se ven afectados por el bajo movimiento de una temporada que, según el propio Axel Kicillof, ya se encuentra en la segunda ola de contagios de covid-19.

 

 Los intendentes de la región costera llegaron a Santa Clara del Mar con la restricción de actividades en la nocturnidad ya funcionando en sus distritos. El intendente de Pinamar dijo tras la reunión que “en las primeras 48 horas el resultado –de las medidas- es muy positivo”. Los dichos del pinamarense bajan la tensión que días atrás mantuvo con el titular de Salud bonaerense. Sin embargo, los intendentes de todos los distritos del corredor atlántico ratificaron nuevamente la necesidad de que la Provincia ayude a los sectores que esperaban la temporada para reactivar sus economías, expectativa que, por ahora, está lejos de cumplirse. 

 

Luego de la reunión y ya en conferencia de prensa, Kicillof habló sobre este punto. “Vamos a realizar reuniones estos días, vamos a estar monitoreando. La provincia de Buenos Aires tiene una situación que se conoce bien y todo lo que esté a la medida de nuestras posibilidades lo vamos a hacer. Por supuesto, queremos que tengan la mejor temporada posible. Para eso, se ha contemplado este horario de la una de la mañana para tener tres turnos en la gastronomía”, sostuvo el mandatario.

 

Los intendentes también solicitaron a la Provincia que refuerce el mensaje para que la gente salga antes a hacer el paseo nocturno de vacaciones. Kicillof asintió. “Estamos llamando a que la ocupación de aquellos lugares tipo bares pueda empezar más temprano y para que los empresarios del sector puedan tener una retribución”, dijo. 

 

La lucha para los cambios de hábitos en modo vacaciones es otro desafío que tienen por delante la gestión provincial y las administraciones municipales. “Estamos conformes de poder estar llevando adelante la temporada aun en el marco de la pandemia. Hubo que cambiar algunos hábitos, pero con el trabajo conjunto y la solidaridad de todos y todas podemos cuidar también el trabajo y la producción”, sostuvo el ministro de Producción, Augusto Costa, que también participó de la reunión. 

 

La oposición sin gestión

Luego de la reunión, el gobernador disparó algunos dardos contra los sectores que cuestionan las decisiones de los gobiernos nacional y provincial. Eximió a los intendentes de Juntos por el Cambio (Yeza y el de General Pueyrredón, Guillermo Montenegro), con quienes dijo estar “desde un principio" "trabajando para tener la mejor temporada posible", pero se ocupó del resto de la oposición. 

 

“Los que decían que esta vacuna no se conseguía... se consiguió y ahora dicen que son pocas”, toreó el mandatario y aseguró que “la campaña antivacunas fracasó”. “En febrero vamos a ampliar el dispositivo de vacunación, con una segunda etapa en escuelas”.