AFTER OFFICE | LEGISLATURA BA

El bloque felino, Osama Bin Secco, santa Evita y la goleada de Diputados

Cruces, chicanas y curiosidades de la octava sesión virtual en la Cámara baja bonaerense.

POR GOLEADA. La Cámara de Diputados bonaerense piso el acelerador desde que estrenó la modalidad virtual a mediados de mayo y le sacó el doble de ventaja al Senado provincial. El marcador registra ocho sesiones ordinarias contra tres, un número importante de jornadas en las que el oficialismo y la oposición aprovecharon para impulsar proyectos y también ahondar en la grieta.   

 

OSAMA BIN SECCO. En el epílogo de la sesión, la diputada Susana González (FdT), una de las espadas más filosas del kirchnerismo en la Cámara baja, y el diputado de Juntos por el Cambio Maximiliano Abad, el más acérrimo de los radicales, tuvieron un estridente mano a mano. “Ya no entran más intendentes con patotas a este recinto”, soltó el jefe de bloque de JxC en alusión al jefe comunal de Ensenada, Mario Secco. Se refería a aquella escandalosa jornada de diciembre de 2017 cuando el kirchnerista irrumpió en la Legislatura exigiendo parar la discusión por la ley de ministerios mientras afuera la Policía de Cristian Ritondo reprimía a trabajadores y trabajadoras del Banco Provincia que resistían políticas de ajuste. Gonzalez, ahijada política de Secco, recogió el guante: “El jueguito de transformar al intendente en Osama bin Secco ya no le queda bien”, retrucó.

 

 

 

EL OTRO PODER. Se eligieron los representantes del cuerpo en el Consejo de la Magistratura de la provincia de Buenos Aires, cargos que se encontraban vacantes desde marzo pasado. El oficialismo propuso como titulares al presidente del bloque del Frente de Todos, Facundo Tignanelli, quien integra la orgánica y conducción de La Cámpora a nivel provincial; y al diputado Jorge D’Onofrio, referente del massismo en la Primera sección electoral. La oposición optó por la legisladora de Juntos por el Cambio Sandra París, integrante de la UCR. Las suplencias quedaron a cargo de Susana GonzálezDébora Galán, por el oficialismo, y Daniel Lipovetsky, por la oposición.

 

El punto de desacuerdo estuvo en la designación de D’Onofrio, rechazada por la legisladora y el legislador de la Coalición Cívica Maricel Etchecoin y Luciano Bugallo, algo que Tignanelli no dejó pasar y se quejó al argumentar que los lilitos no cumplieron con los acuerdos en labor parlamentaria. “Entendemos que no está apto para el cargo, tanto moralmente como respecto a la idoneidad”, se atajaron en el entorno de los referentes de Elisa Carrió, ante Letra P

 

 

 

SANTA EVITA. La abanderada de los humildes, como llamaban a Eva Perón los descamisados y descamisadas de la década del 40, ocupará un lugar central en la Cámara de Diputados. Es que se aprobó una resolución para entronizar su retrato en el recinto a efectos de “reconocer en ella la lucha de tantas mujeres invisibilizadas que transformaron la historia”. Será el primer cuadro de una mujer en toda la historia de la Legislatura, delante de otros 15 hombres que rodean a las bancas de las y los diputados, como San Martín, Moreno, Dorrego y Alsina.

 

 

 

La única legisladora que puso reparos al proyecto de Florencia Saintout durante la sesión fue la diputada de Juntos por el Cambio Catalina Buitrago. “No considero oportuno el momento para tratar este asunto. Todos nuestros esfuerzos deberían estar orientados en los problemas reales, que no son pocos”, remarcó la oriunda de San Miguel, tal vez al obviar que su propio espacio político impulsó en la sesión pasada un proyecto para adherir a una ley nacional que declaró a la ballena franca austral monumento natural, iniciativa sancionada hace unos 36 años, temas banales que corren al unísono en todos los bloques. El diputado de la Coalición Cívica, Luciano Bugallo, también votó en contra de la iniciativa. 

 

EL BLOQUE FELINO. La historia argentina y mundial está plagada de capítulos referidos a los gatos. Algunos leyendas, otros reales, se han convertido a lo largo de los años no sólo en la compañía de mandatarios, como la gatita de Axel Kicillof que irrumpió en una entrevista en vivo, sino también de escritores célebres como Jorge Luis Borges. También en la inspiración terrorífica de poetas como Edgar Allan Poe. Lejos de todos, otro ¿anónimo? y grisáceo se pasea por los pasillos de la Legislatura con más soltura que los históricos de la rosca.

 

 

 

LA PELEA (CASI) INTERNA. El diputado de Juntos por el Cambio Alex Campbell, uno de los más fieles representantes de María Eugenia Vidal en la Legislatura, y Mario Giacobbe, un locuaz orador del peronismo no oficialista que integró las filas del vidalismo, también tuvieron sus desencuentros. Fue al tratarse el proyecto del primero, en el que el autor proponía quitarles los planes sociales a quienes usurpen terrenos.

 

“La toma de tierras es un delito, y para combatirlo hay que accionar rápidamente. No debe haber margen para encubrir a los que hacen negocio con la necesidad de la gente, una necesidad para la que no ha habido solución integral, un déficit estructural como es el déficit habitacional, ni excusas para dejar sin respuestas y soluciones a tantos bonaerenses”, resumieron las y los legisladores de Juntos por el Cambio el espíritu de esta iniciativa. Pero el encargado de derribar esta idea fue el presidente de bloque 17 de Noviembre. 

 

 

 

“Comparto el respeto absoluto de la propiedad privada y las leyes pero no podemos caer en simplificaciones: no justifico la usurpación, pero el mismo énfasis y enojo que ponemos en las tomas deberíamos ponerlo para exigir soluciones habitacionales”, remarcó Giacobbe. Y concluyó: “Es cierto que hay vivos y mafiosos que lucran con la necesidad. ¿Pero le vamos a sacar la tarjeta alimentaria, la AUH, para que encima ni siquiera tengan para comer?”.

 

 

macri vs. bullrich: guerra por sillas clave y la marca pro en buenos aires
Héctor Stefani, el diputado del PRO que defiende Aerolíneas Argentinas. 

También te puede interesar