LA GRIETA

Congreso: el FdT espera acción de la Rosada y que juegue el "dialoguismo"

En Diputados quieren un pacto de cúpulas para evitarse otro escándalo y poder sesionar. La traba de una oposición sin jefatura y con "blandos" sin intervención.

La escandalosa sesión del martes en la Cámara de Diputados dinamitó los acuerdos entre el Frente de Todos (FdT) y Juntos por el Cambio (JxC) en el Congreso y, ahora, el oficialismo apuesta todo a la intervención de la Casa Rosada para que un pacto de cúpulas con las jefaturas de la oposición que se muestra como propensa al diálogo baje los niveles de tensión y encarrile las discusiones, de cara a las leyes centrales que resta votar antes de fin de año.

 

"Se va a recomponer todo. Hay muchos fuegos de artificio", confió a Letra P un dirigente con despacho en la Casa Rosada y línea directa con Alberto Fernández. Según los voceros de Balcarce 50, los vaivenes de la sesión en la que se aprobaron la ley de emergencia turística y el proyecto que aumenta las sanciones a la pesca ilegal no generaron demasiados sobresaltos en el Gobierno, donde entienden que la situación se destrabará "paso a paso", empujada por el Presupuesto 2021 y otras leyes que les interesan a las provincias, como la que refrenda la reprogramación de las deudas distritales con la Anses. El paquete incluye, también, a la reforma judicial.

 

La desconexión llegó al punto tal, que el propio Presidente protagonizó una gaffe este miércoles, al afirmar que el Congreso "no pudo sesionar" y, por lo tanto, tampoco aprobar la ley de reactivación de la actividad turística. En la Casa Rosada y el Congreso evitaron poner excusas sobre el evidente e inexplicable error presidencial. La oposición no la dejó pasar y aprovechó la oportunidad para ratificar su postura sobre la situación reglamentaria de la sesión. "¿El Presidente asume que las leyes que su propio bloque votó anoche no son válidas?", se preguntó el presidente del interbloque de JxC, Mario Negri. La respuesta oficial llegó desde la Secretaría de Relaciones Parlamentarias, que conduce Fernando Navarro, que publicó un tuit en el que aseguró que la Cámara de Diputados "sesionó".

 

 

 

El diálogo está trabado. En el FdT señalan la imposibilidad de avanzar con acuerdos parlamentarios con el interbloque macrista, habida cuenta de lo que sucedió el martes, cuando, según fuentes del oficialismo, Negri, Cristian Ritondo (PRO) y Maximiliano Ferraro (Coalición Cívica) habían llegado a un entendimiento con Sergio Massa y Máximo Kirchner para habilitar sesiones mixtas que luego fue rechazado por los bloques que integran esa alianza.

 

"No responden a los jefes de bloque, no responden a los gobernadores. Entonces, ¿con quién negociamos?", se quejan en el FdT, donde advierten que la oposición tiene dirigentes con trayectoria parlamentaria, como Negri, que estarían dispuestos a encaminar la situación. Sin embargo, "alguien desde afuera" bloquea el diálogo, señalan en referencia al ala que forman el expresidente Mauricio Macri y la titular del PRO, Patricia Bullrich. La disputa interna, queda en evidencia, la gana el ala rupturista. 

 

Con interlocutores difusos, el poder de negociación de Massa y Kirchner se reduce. Por eso, en el oficialismo apuestan a que el propio presidente Fernández o su mano derecha, el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, se involucren más directamente en las conversaciones, en particular apuntando a los jefes distritales de JxC.

 

 

 

Como publicó Letra P, el Presidente apuesta al diálogo con los radicales Gustavo Valdés, Rodolfo Suárez y Gerardo Morales, pero estos gobernadores tienen una influencia modesta sobre las bancas del Congreso como para hacer un llamado al orden. En otra posición está Horacio Rodríguez Larreta, quien busca consolidarse como líder del espacio y tiene ascendencia sobre un número significativo de legisladores.

 

El jefe de Gobierno porteño se refirió en su momento a la reforma judicial y dijo que requería "un debate profundo". El martes, Cristina Fernández de Kirchner le enrostró a través de las redes sociales que, mientras dice eso a nivel nacional, la Legislatura de la Ciudad, donde Larreta tiene mayoría, avanza de manera virtual con cambios en el Consejo de la Magistratura y el Ministerio Público de la CIudad.

 

 

 

En el entorno de la vicepresidenta dicen que Cristina se hartó del "doble discurso" de Larreta. Ahora, el FdT apuesta a que la relación que Fernández estrechó con el jefe de Gobierno porteño empiece a dar frutos en lo legislativo. En limpio: que el Presidente tenga una mayor participación en el proceso y que empiece a pedir gestos concretos de colaboración, tras meses de trabajo conjunto entre la Nación y las provincias.

 

"Paso a paso. Lo de ayer es un momento, una foto de una película que aún se está rodando y el balance es positivo", afirma un secretario de Estado que asegura que las conversaciones del Presidente con los referentes opositores ya "tendrá su efecto". En la Cámara de Diputados, mientras tanto, ya evalúan en qué lugar podría celebrarse la sesión para cumplir con el distanciamiento en caso de que las conversaciones se encarrilaran. Según pudo saber Letra P, tienen en vista un espacio amplio en territorio bonaerense.

 

Osvaldo Jaldo, gobernador de Tucumán.
Martín Lousteau y Maximiliano Pullaro.

También te puede interesar