X

La consultora mendocina aseguró que CFK y Macri están "absolutamente desgastados", pero admitió que "cada uno de ellos es importante para su espacio".

Por 16/09/2020 15:37

El expresidente de la Cámara de Diputados Emilio Monzó reapareció este fin de semana públicamente y consideró necesario un recambio generacional en la política argentina. “Cristina (Fernández de Kirchner) y (Mauricio) Macri tienen que ser una etapa terminada, deben dar un paso al costado los dos”, opinó durante una entrevista a Infobae. De inmediato, el ala dura del PRO descalificó su propuesta y la calificó de "naif". "Es ingenuo pensar que una construcción política compleja, grande, con partidos como la UCR, la Coalición Cívica, con intendentes, con gobernadores, legisladores, se puede resolver en: 'dejemos todo eso, nos juntamos cuatro o cinco, como un equipo de fútbol, y hacemos una propuesta'", retrucó Patricia Bullrich.

La directora de Reale Dalla Torre Consultores, Martha Reale, reconoció que la vicepresidenta y Macri están "absolutamente desgastados", pero que "cada uno de ellos es importante para su espacio". "Juntos por el Cambio (JxC) no puede darse el lujo de desechar a ningún dirigente", evaluó.

Además, la consultora analizó la pérdida de respaldo de Macri, aseguró que Mendoza tiene "un fuerte sentimiento anti-K" y pronosticó que Alfredo Cornejo podría encabezar la lista de senadores por Cambia Mendoza. 

 


 

-¿Cuál es la valoración en Mendoza de Alberto Fernández?

-El último sondeo arrojó que el Presidente tiene un 52% de credibilidad contra un 46,10% de rechazo. Desde que comenzó la cuarentena, su imagen cayó diez puntos y la evaluación de su gestión bajó 14 puntos. Es bastante probable que el tema de la coparticipación haya tenido un impacto negativo en la provincia, porque el perfil de los mendocinos es parecido al de los porteños. En Mendoza es muy fuerte el sentimiento anti-K y existe un rechazo muy grande al estilo de hacer política del kirchnerismo. 

-¿Por qué cae la imagen del Presidente?

-Cuando comenzó la pandemia, Fernández tuvo la oportunidad histórica de despegarse del rechazo hacia el kirchnerismo y trascender más allá de la figura de Cristina. Sin embargo, decidió desaprovechar esa oportunidad para priorizar la agenda de Cristina y del Instituto Patria. Desde entonces, su imagen fue cayendo. También cayó muy mal su decisión de trabar la obra de Portezuelo del Viento.

 

 

-¿Qué se ve en la provincia de la reforma judicial?

-Hay un alto rechazo. Si bien la gente no tiene un conocimiento claro desde el punto de vista técnico, hay una percepción de que es un traje a medida de la vicepresidenta para resolver sus causas judiciales. El tema está generando mucho mal humor y a esto se le añade la disconformidad que hay sobre la administración de la cuarentena.

-¿A Cristina la necesita más la oposición que el propio Fernández?

-Cristina es una mochila de plomo para Fernández, él no la necesita para gobernar pero está siendo respetuoso con el acuerdo que sellaron para ganar las elecciones. Para la oposición, en cambio, Cristina es la figura más atractiva a la hora de confrontar. El Presidente no tiene la fortaleza interna para confrontar con su vice e imponer su agenda. 

-¿Por qué el Gobierno no pudo evitar las marchas en su contra?

-Hay una parte del electorado, incluso del Frente de Todos, que no está de acuerdo con las decisiones que está tomando el Presidente. Poner en valor la agenda de Cristina genera descontento. A eso se le suma el contexto económico y el futuro incierto. Hoy la calle dejó de pertenecerle exclusivamente al peronismo, la gente sale a manifestar su decepción. Sería un error del Gobierno subestimar estos llamados de atención.

-¿Qué valoración tiene Horacio Rodríguez Larreta en la provincia?

-Es uno de los dirigentes más valorados y, en los últimos meses, creció su nivel de conociemiento en Mendoza. En cambio, Macri está pasando por un muy mal momento. Pese a que obtuvo más del 50% de los votos en las últimas elecciones, su imagen hoy está por el piso. 

"Macri y Cristina están absolutamente desgastados y, si las elecciones fueran mañana, ambos obtendrían muy malos resultados"

-¿Macri y Cristina deberían dar un paso al costado, como dice Monzó?

-Los dos están absolutamente desgastados y, si las elecciones fueran mañana, ambos obtendrían muy malos resultados. En ese punto, coincido con Monzó. De todas maneras, cada uno de ellos es importante para su espacio. Con Macri sucede lo que ocurrió con Cristina hace un año atrás: con él solo no alcanza, sin él no se puede. Juntos por el Cambio no se puede dar el lujo de desechar a ninguna de sus figuras. 

-¿Cuáles son los dirigentes más valorados en Mendoza?

-El primer lugar lo ocupa el gobernador Rodolfo Suárez con el 63,10% de credibilidad y un 35,7% de rechazo. Su figura siempre tuvo niveles muy bajo de rechazo, es un dirigente que se adapta muy bien al paladar del mendocino. Alfredo Cornejo también tiene una buena imagen en la provincia (49%) y mantiene el nivel de adhesión entre los mendocinos. Hay muchas posibilidades que encabece la lista de candidatos a senadores por Cambia Mendoza.