08|9|2022

Nielsen: "El acuerdo permite a las empresas volver a financiarse en Wall Street"

05 de agosto de 2020

05 de agosto de 2020

El titular de YPF y negociador de la deuda en 2005, consideró que es "fundamental" para el futuro de la economía argentina. "Es un antes y un después", dijo.

El presidente de YPF y negociador del canje de deuda extranjera de 2005, Guillermo Nielsen, elogió este miércoles el acuerdo alcanzado por el gobierno de Alberto Fernández con los acreedores privados de la Argentina, consideró que implica una "victoria muy clara para el Gobierno y los grupos de acreedores" y destacó que "permite a las grandes empresas volver al financiamiento de Wall Street".

desPertar

Un análisis útil para enfrentar
una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

desPertar

Un análisis útil para enfrentar

una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

 

"Lo de (Martín) Guzmán tiene un doble mérito porque la situación internacional hoy es mucho más compleja que lo que era en el 2005 o 2010. Hoy tenés al mundo, desde la actividad productiva, con resultados negativos por todos lados". "Es un gran mérito tanto del ministro Guzmán como del Presidente. El rol del Presidente fue muy activo el fin de semana", agregó en diálogo con Radio 10.

 

Según Nielsen, el resultado del acuerdo del Gobierno con los bonistas extranjeros abre el juego a las empresas argentinas para salir a buscar crédito externo e inversiones. "Esto marca un antes y un después", señaló.

 

 

Como exsecretario de Finanzas, Nielsen estuvo a cargo de la negociación del canje de deuda de 2005, durante la gestión de Néstor Kirchner en la Casa Rosada y Roberto Lavagna en el Ministerio de Economía. "En el 2005 teníamos tasas mundiales mucho más altas, ahora son muy bajas. Esto permitió este juego de no tocar tanto el capital y sí tocar los cupones. En aquel momento no podías descolgarte con una tasa del 3 o 2 por ciento. La realidad te impone restricciones", evaluó.

 

En torno a si es conveniente recortar capital o interés, admitió que "no es uno bueno y otro malo" porque "lo importante es el valor presente en los dos casos, en el 2005 y hoy". "Tenes que negociar a caballo de una situación internacional. Sos tomador de las condiciones y como tal fue una excelente negociación la que hizo Guzmán", agregó.

 

 

 

Por otra parte, consultado por "presiones" que recibió Guzmán para acelerar el acuerdo o acomodarlo según el interés de las partes, resaltó que "siempre el negociador recibe muchísimas presiones". "Concretamente, hay presiones como por ejemplo que tuve que ir con una custodia sobre todo en el mercado italiano. Lo cual tenía cierta lógica. Argentina había colocado los bonos en 500 mil familias italianas", remarcó.

 

"Fui con una custodia de la Policía Federal que a su vez hizo convenios con la policía de los distintos lugares donde nos teníamos que presentar", relató.

 

"Siempre en estas cosas, donde no tenes nenes de pecho del otro lado, hay diálogos muy fuertes y duros de ambos lados. Pero hay situaciones que son desagradables porque se busca eso, minar la confianza del negociador. Estoy seguro que Guzmán habrá recibido su buena dosis de presiones, pero es lo normal", concluyó.