X

La Junta Electoral del partido volvió a reprogramar el proceso y fijó nueva fecha: 20 de diciembre. Por ahora hay primarias, pero depende del coronavirus.

Por 11/08/2020 18:47

El pico de contagios de coronavirus obligó al Partido Justicialista (PJ) a postergar para el 20 de diciembre el proceso de renovación de autoridades previsto inicialmente para mayo y luego para octubre. Además, profundizó la incertidumbre sobre las elecciones primarias nacionales de 2021, cuya celebración fue ratificada por la Dirección Nacional Electoral (DINE).

La Junta Electoral del partido, que quedó conformada en el Congreso Nacional que se celebró el 5 de marzo en el microestadio de Ferro, resolvió prorrogar por segunda vez el cronograma electoral que había fijado la fecha de la elección interna para el 3 de mayo, primero, y para el 4 de octubre, después, para definir la sucesión del sanjuanino José Luis Gioja.

 

 

De acuerdo con el último cronograma fijado, el vencimiento del plazo para la presentación de listas internas será el 16 de noviembre y el acto electoral propiamente dicho se celebraría el 20 de diciembre. En la práctica, sin embargo, la resolución que firmaron los 15 miembros que forman parte del cuerpo encargado de controlar el proceso de renovación de autoridades es casi una formalidad.

 

 

En el partido entienden que, si la pandemia no cede de manera contundente para esa fecha -es improbable que eso suceda-, no habrá manera de llevar adelante las elecciones y, mucho menos, de celebrar un nuevo Congreso Nacional. El último fue el 5 de marzo, cuando en el país había un solo infectado por coronavirus y aún así estuvo en duda ante la incertidumbre que generaba la expansión de ese virus entonces novedoso.

Ese día, con la presencia de todos los sectores del peronismo, se dispuso la confirmación de la Junta, repartida entre representantes de los gobernadores, los intendentes, los gremios, el albertismo y La Cámpora. Fueron esas autoridades quienes pusieron, ahora, el 20 de diciembre como fecha posible para 2020, en un último intento por no pasar directamente al próximo año calendario.

 

 

Esa postergación de las elecciones partidarias también abrió un interrogante mayor: que pasará con las elecciones primarias 2021 si a principios del año próximo no se encontró una solución definitiva para lidiar con el virus. Quienes siguen de cerca los procesos de ingeniaría electoral entienden que la decisión debería tomarse, a más tardar, en marzo. El plazo de cierre del padrón provisorio vence a fines de abril.

 

 

Hasta el momento, el Gobierno ratificó públicamente su voluntad de mantener las PASO sin cambios. A fines de junio, la DINE, que conduce Diana Quiodo y depende del Ministerio del Interior, informó que se encuentra vigente el cronograma electoral que establece la ley 19.945. Por lo bajo, algunos dirigentes aclaran que todo dependerá de cómo evolucione la pandemia y de las posibilidades concretas de organizar el proceso y convocar a la ciudadanía a las urnas para agosto.

Como publicó Letra P, los diputados de Juntos por el Cambio abrigan la sospecha de que el Gobierno buscará suprimir las PASO para las elecciones legislativas del año próximo, algo que el Ejecutivo negó. En un intento por calmar las aguas, la DINE convocó a fines de julio a los apoderados de los partidos políticos nacionales para "iniciar una instancia de diálogo e intercambio de ideas" sobre el proceso electoral de 2021 y cómo afecta la pandemia a la vida institucional de cada espacio .