X

En una carta a la ministra Malec, denuncian “manifiesto obrar ilegal” de la empresa. Buscan evitar “suspensiones, despidos y cambios de condiciones de trabajo”.

Por 31/07/2020 13:09

Se agudiza el conflicto laboral en Tenaris, siderúrgica controlada por el Grupo Techint. En el marco de la pretensión empresarial de recortar 50% el salario neto en carácter no remunerativo, la seccional Campana de la Unión Obrera Metalúrgica (UOM) giró en las últimas horas una nota a la ministra de Trabajo bonaerense, Mara Ruiz Malec, para que intervenga y evitar un “manifiesto obrar ilegal” de la empresa que “ha comenzado a dirigir acciones operativas tendientes a la producción de un lockout patronal, con el fin de generar una fuerte presión sobre la comunidad laboral y con el objeto de producir suspensiones, despidos y modificación de las condiciones de trabajo”, según se advierte en la misiva firmada por el titular de la seccional, Abel Furlán.

En este sentido, fuentes de la UOM Campana describieron que a partir del lunes pasado Tenaris comenzó a detener su proceso de producción, “lo que de manera paulatina concluirá el 31 del corriente en la paralización total de actividades de ese establecimiento”.

Tras describir el impacto que representa esta situación para los más de 3.500 trabajadores directos, en la carta -a la que tuvo acceso Letra P- requirieron a la ministra “su urgente e imprescindible intervención para evitar que los trabajadores convencionados se vean perjudicados por el ilegal accionar empresario”.



Facsímil de la nota girada por el titular de UOM Campana, Abel Furlán, a la ministra de Trabajo bonaerense, Mara Ruiz Malec.

El pedido también fue elevado al ministerio de Trabajo de la Nación. Fuentes de la cartera conducida por Claudio Moroni indicaron a este portal que las partes fueron convocadas a una reunión, programada para el lunes a las 15 horas, para buscar una conciliación.

Días atrás, al dar cuenta de un nuevo block out –cierre completo de la planta– en Campana por 15 días, el presidente de Tenaris Cono Sur, Javier Martínez Álvarez, hizo hincapié en el impacto de la cuarentena en la productividad: “Dentro de la industria, nos toca estar dentro del grupo de los muy golpeados”, dijo al portal local Campana Noticias. Y ahondó: “El tema de la movilidad está afectando mucho la actividad, el nivel de consumo de energía. Hubo anuncios de YPF con medidas bastante duras en cuanto a búsqueda de racionalizar su estructura. Nosotros somos proveedores de ellos, entonces estamos sufriendo este impacto plenamente”.

El ejecutivo de la gigante metalúrgica con domicilio legal en la guarida fiscal de Luxemburgo buscó “desmitificar” el imaginario de “que las empresas están llenas de recursos financieros”.
 


Así, el gerente de esta multinacional que devolvió la asistencia estatal vía ATP para no tener restricciones en sus operaciones financieras, dijo: “Una empresa muy bien administrada debería quedarse con muy poco dinero en su caja, porque el dinero que va generando su negocio lo devuelve en inversiones para pagar salarios, comprar materias primas, pagar dividendos a sus accionistas. Cuando uno se va enfrentando a una crisis, lo que hace la empresa es recurrir a endeudamiento. Acá la complejidad que tiene la empresa es salir lo más sana posible de una crisis de esta magnitud y tratar de salir lo menos cargada de esas deudas financieras para después volver a invertir, crecer, volver a contratar gente, a dar trabajo y cumplir su rol en la sociedad”.

Mientras, acentúa las acciones tendientes a reducir a la mitad el salario de sus trabajadores, los cuales piden la intervención de la cartera laboral.