X

El presidente de la UCR cruzó a Fernández y dijo que Cristina "es clave en la grieta". "Si se ataca todo el tiempo, es difícil construir un acuerdo", dijo.

Redacción 11/07/2020 12:07

El presidente de la Unión Cívica Radical (UCR), Alfredo Cornejo, recogió el guante y le respondió al presidente Alberto Fernández que, en ocasión del acto en conmemoración de la declaración de la independencia de Argentina, llamó a "terminar con los odiadores seriales". "El Presidente equivocó las palabras y en vez de llamar a terminar con el odio, llamó a terminar con los odiadores: o sea, ya identificó un enemigo", cruzó el mendocino, abanderado del grupo de los halcones de Juntos por el Cambio.

Cornejo: "El Presidente ya eligió un enemigo y así es difícil construir un acuerdo"

Cornejo cuestionó que  "si se está atacando todo el tiempo, es difícil construir un acuerdo" entre oficialismo y oposición. "Un Presidente tiene que ser un estadista y tiene que ponerse en ese lugar, tiene que llamar siempre a la concordia, pero un Presidente no es un estadista si plantea economía contra salud, si está todo el día agrietando el país", sostuvo el diputado nacional en diálogo con Radio Mitre.

 

 

"La Argentina necesita un gran acuerdo de oficialismo y oposición para salir de sus problemas económicos y sociales: lo necesitaba con (Mauricio) Macri, lo necesitaba con Alberto Fernández antes de la pandemia y en particular después de la cuarentena", agregó.

Por otra parte, el exgobernador opinó sobre los cruces políticos recurrentes entre el Frente de Todos y la oposición. "No cabe la menor duda de que (la vicepresidenta) Cristina (Kirchner) es clave en esta grieta", consideró. La última semana, el Gobierno y Juntos por el Cambio se cruzaron por el el comunicado sobre la muerte de Fabián Gutiérrez, exsecretario de Cristina Fernández de Kirchner, que firmaron algunos referentes de la oposición.

En ese mensaje oficial, que también abrió una grieta en la oposición, Cambiemos daba a entender que el crimen tenía vínculos con el kirchnerismo. Ese mensaje fue acordado entre Cornejo y la presidenta del PRO, Patricia Bullrich. Sin embargo, varios dirigentes del PRO no conocían el detalle del texto que se comunicó el sábado 4 de julio. 

 

 

Para Cornejo, Gutiérrez "murió en condiciones dudosas". "Nadie dijo que la ex presidenta lo haya mandado a matar y sin embargo se contestó con una virulencia enorme, tapando un hecho que mundialmente trascendió. Entonces... ¿odiadores? Es muy difícil la concordia así", concluyó.