X

El Presidente se apoyó en los gobernadores: dijo que "todos" están de acuerdo con la medida y trató de evitar la polémica con los manifestantes anticuarentena.

Redacción 05/06/2020 9:35

Tras extender el aislamiento obligatorio hasta el 28 de junio en las zonas con circulación comunitaria del COVID-19, el presidente Alberto Fernández volvió a defender fervientemente la cuarentena, aseguró que los todos los gobernadores están de acuerdo con la medida y evitó confrontar con los dirigentes anticuarentena.

En declaraciones a Canal 13, el jefe de Estado reiteró que "de ninguna modo" está enamorado de la cuarentena y admitió que "puede ser que crezca un poco más" la cantidad de contagios diarios, que actualmente están en alrededor de 900 por día.

"Los 24 gobernadores y yo estamos preocupados porque nuestro pueblo no se enferme. Cuando escucho decir que me enamoré de la cuarentena me asombro. De ningún modo estoy enamorado. Lo único que intento cuando buscamos medidas para aliviar pymes, empresarios, autónomos o profesionales es hacerle más liviano el efecto de la cuarentena. Lo que le pasa a la Argentina no es la cuarentena: es la pandemia, que ha traído un problema muy serio a toda la economía mundial", enfatizó.

 

 

De esta manera, defendió al aislamiento social como estrategia epidemiológica para evitar un colapso en el sistema sanitario y remarcó que "para nada" se apresuró el Gobierno en imponer esa medida.

"Si no hubiéramos hecho la cuarentena, no habríamos tenido tiempo de ordenar los hospitales y generar los espacios que se necesitan para cuidar a la gente. No es una enfermedad fácil: necesita atención médica", indicó.

Y agregó: "Gracias a que hicimos la cuarentena, evitamos un sinfín de contagios, que el virus circule comunitariamente en el 85 por ciento de la Argentina. La cuarentena nos permitió que no ocurriera lo que ocurrió en otros países en donde los médicos tenían que elegir a quién atender".

En otro orden, se refirió a las protestas que se registraron en las últimas semanas contra la extensión del aislamiento social, preventivo y obligatorio y al ser consultado sobre qué le respondería a esos manifestantes, señaló: "Nada".

"No quiero entrar en esos debates. Sabemos de los padecimientos que esto trae. Cuando escucho decir que me enamoré de la cuarentena, me asombro, porque es lo último que hubiese querido esto para mi Gobierno", contó el Presidente.