X

De paso por La Pampa y Neuquén, el Presidente ratificó la convocatoria a gobernadores a rediscutir los términos de la obra.

Por 05/06/2020 17:49

La gira norpatagónica del presidente Alberto Fernández por La Pampa y Neuquén sirvió como caja de resonancia a la decisión de convocar a los gobernadores lindantes al río Colorado a rediscutir los términos en la obra Portezuelo del Viento. En principio, ratificó la reunión del próximo 26 de junio en la que se planteará, luego de una serie de acciones encabezadas por Sergio Ziliotto, un estudio de impacto ambiental en toda la cuenca. A su vez, sirvió para incentivar la teoría de la concertación que tanto ruido interno genera en el peronismo del sur.

Si bien la visita a Santa Rosa fue para caminar por un frigorífico y firmar convenios con el Ejecutivo pampeano, el paso de Fernández respaldó el llamado a los jefes provinciales a una reunión que incluirá a Axel Kicillof, Arabela Carreras, Omar Gutiérrez, Rodolfo Suárez y a Ziliotto. Según comunicó la Casa Rosada en voz del ministro del Interior, Eduardo de Pedro, se citó al Consejo de Gobierno del Comité Interjurisdiccional del Río Colorado (Coirco), el ente que regula el uso de ese curso de agua que tiene su naciente en Mendoza y desemboca en el atlántico bonaerense.

La novedad es que el gobierno nacional revocó la resolución presidencial 604 del año 2019, firmada por el entonces presidente Mauricio Macri, que avalaba la obra. Como informó Letra P, Ziliotto, Carreras, Kicillof y Gutiérrez demandaron un estudio de impacto ambiental en toda la cuenca.

 

 

“Esta es una decisión a favor del diálogo y la construcción de consensos, algo que está faltando en cuanto a Portezuelo del Viento”, manifestó De Pedro en la previa de la gira presidencial. “Los gobernadores son los que tienen que hacer el esfuerzo de acordar lo relacionado a sus recursos compartidos, como la cuenca del río Colorado, que pertenece a los bonaerenses, los rionegrinos, los pampeanos, los mendocinos y los neuquinos por igual”, sostuvo el ministro.

La conferencia que el jefe de Estado otorgó en La Pampa tuvo un claro sesgo federalista, en la que mencionó el histórico conflicto por el río Atuel, antecedente clave en la pelea por el manejo del caudal del Colorado y la megaobra mendocina. “No quiero que el agua sea un bien preciado para todos”, dijo.

“No se pudo hacer un estudio de impacto ambiental a todos los lugares. El gobierno anterior buscó un acuerdo con Mendoza. Tomamos la decisión (de no reperfilar el bono), porque no está en el mercado y no da intereses”, explicó Fernández en referencia al descargo por redes sociales que había realizado el exgobernador Carlos Verna. “Tenemos que ver cómo atendemos ese tema, no quiero financiar una obra que está cuestionada por cuatro de las cinco provincias condóminas”.

“Hay que buscar una solución con Mendoza. Si todos participan de la administración de la obra, lo veo bien. Creo muy difícil respaldar algo así”, insistió.

 

 

HONOR. En Neuquén lo esperaba Gutiérrez. Apostado en Villa La Angostura, el patagónico lo acompañaba a recorrer una planta de efluentes cloacales y con una agenda de agasajo en una histórica residencia en la localidad que compraron Felipe y Elías Sapag, fundadores del MPN. Tras declararlo huésped de honor, el mandatario neuquino anticipó una cena que cerrará la jornada.

Como informó Letra P, la foto con Gutiérrez incentiva la teoría de la concertación y hasta se especulaba con la presencia de Carreras en el aeropuerto de San Carlos de Bariloche. Según fuentes del gobierno de Río Negro consultadas por este medio, no estaba esperándolo porque el Presidente “viaja a otra provincia”. En Santa Rosa, Fernández destacó el diálogo permanente con la dirigente del partido provincial Juntos Somos Río Negro (JSRN).