X

De Argentina a la FIFA y Conmebol: profetas offshore de la rosca futbolera

La pelota no rueda solo en la calle Viamonte: también en Asunción y Zurich, donde Claudio Tapia no goza de la confianza que tiene en el país. Argentinas y argentinos en la cocina del poder global.

Por 08/05/2020 11:04

Mientras la AFA espera que llegue el 19 de mayo para ratificar el fin de la Superliga y el nuevo mandato de Claudio Tapia, el poder de la pelota sigue girando. La FIFA decidió entregar 500 mil dólares a cada federación para paliar la falta de ingresos, algunos torneos decretaron su final, como en Argentina, Francia y Bélgica, al tiempo que los más poderosos todavía no bajan los brazos, como Alemania, que apunta a jugar entre el 15 de mayo y el 30 de junio las nueve fechas que le restan.

En los planos mundial y sudamericano, hay argentinos que son parte de la cocina del poder y casi todos ellos consiguieron sus puestos antes de la llegada de Tapia a la AFA, que logró reforzar su poder en el país pero no puede decir lo mismo cuando cruza la frontera. Asumió en la calle Viamonte el 29 de marzo de 2017 y un año después logró posicionarse por partida doble, ya que la Conmebol lo ascendió a vicepresidente segundo y lo designó como uno de los seis representantes en el Consejo de la FIFA, el selecto grupo de 37 personas que deciden los destinos del fútbol mundial. Es el mismo lugar donde estuvieron Julio Grondona y contraalmirante Carlos Lacoste, el hombre de la dictadura en el fútbol.

En 2019, tras el partido de semifinales en la Copa América contra Brasil, todo mutó. Lionel Messi denunció corrupción y Tapia lo respaldó con un comunicado. Conmebol decidió correrlo de su puesto en la FIFA y lo reemplazaron con el uruguayo Ignacio Alonso. No solo perdió la silla, sino también una remuneración anual de miles de euros y la posibilidad de construir poder fuera de Argentina se vio mermada.

 


En Suiza hay cinco argentinos con puestos permanentes en las comisiones, de los cuales solo uno es tapista portador sano: Andrés Patón Urich, ex arquero del ascenso y abogado. Ingresó a la Comisión de Apelaciones en el Congreso previo al Mundial de Rusia 2018, cuando el Comandante empezaba a tener cierto peso a nivel global. Esa comisión la preside el sueco Thomas Bodstrom, exministro de Justicia de su país, cuyo padre, Lennart, fue canciller de Olof Palme, el primer ministro asesinado en 1986.

 


Los otros cuatro fueron elegidos a principios de 2017. En agosto de 2016, la Conmebol había nominado a catorce personas, tres de ellas argentinas: Javier Zanetti, Donato Villani y Armando Pérez, pero luego aparecieron dos más, Rodolfo D´Onofrio y Carolina Cristinziano. En enero se conocieron las designaciones y solo Pérez no consiguió su lugar en la Comisión de Desarrollo del Jugador. Por ese entonces, su rol como presidente del Comité de Regularización de la AFA cosechaba abundantes críticas y evidentemente, la FIFA tomó nota.

 


Zanetti, vicepresidente del Inter de Milán, es parte de la Comisión Organizadora de Competiciones que supervisa la organización de los torneos FIFA. Es compañero de Davor Suker, goleador del Mundial 1998, donde se enfrentaron, y presidente de la federación croata de fútbol. El que comanda el grupo es el esloveno Aleksander Ceferin, mandamás de la UEFA.

El doctor Villani, a cargo del departamento médico de la AFA, integra, justamente, la Comisión de Medicina que preside el belga Michel D´hooge, que en 1994 fue quien explicó en conferencia de prensa los motivos médicos del doping positivo de Diego Maradona. A su lado estaban Guillermo Cañedo, entonces vicepresidente de la FIFA; Joseph Blatter y Julio Grondona. Histórico médico de los planteles de José Pekerman, Villani también pertenece a la misma comisión en Conmebol.

 


Las presencias de D´Onofrio y Cristinziano sorprendieron, aunque luego explicaron que los incluyeron en una segunda nómina. El presidente de River está en la Comisión de Grupos de Interés del Fútbol que asesora al Consejo de la FIFA, lo que muestra su mejor vínculo con Alejandro Dominguez, presidente de Conmebol, que con Tapia. Cristinziano es abogada, trabajó muchos años asesorando jugadores y fue parte del Comité de Regularización que gobernó la AFA entre 2016 y 2017 con Pérez, Javier Medin, hombre de Mauricio Macri y Pablo Toviggino, mano derecha de Tapia. Está casada con Gonzalo “Pejerrey” Belloso, exjugador de Rosario Central y actual secretario general adjunto de la Conmebol, donde también es director de Desarrollo.

A nivel sudamericano, el 11 de mayo de 2018, Tapia fue designado vicepresidente segundo de la Conmebol en reemplazo del colombiano Ramón Jesurún, que había llegado a ese cargo en 2016 tras la salida de Luis Segura. Por este cargo cobra una remuneración mensual en dólares que se suma a sus salarios en la Ceamse y el Sindicato de Camioneros.

 

 

El argentino fuerte en Asunción es Belloso, que jugó en Olimipia de Paraguay a mediados de los años 2000 y en 2009 fue contratado como gerente deportivo cuando Dominguez era vicepresidente. Entre 2014 y 2016, fue asesor y secretario técnico de la Asociación Paraguaya de Fútbol y cuando el paraguayo asumió tras el FIFA Gate, lo llevó a Desarrollo.}

 

 

Actualmente, hay tres representantes. Natalia Simeone, hermana y representante de su hermano Diego, es abogada y parte de la Comisión de Ética, la misma que en 2017 vetó a Daniel Angelici como potencial miembro en el organismo. Un año después, el expresidente de Boca ganó la apelación para poder volver a presentarse al examen para ser representante del fútbol sudamericano. En ese 2018, además, logró imponer dos hombres propios. Cristian Gribaudo, que perdió las elecciones del año pasado contra Jorge Amor Ameal, reemplazó a Orlando Salvestrini en la Comisión de Gobernanza. El otro fue Diego Pirota, abogado de la familia de Deborah Perez Volpin y exdefensor de Amado Boudou en la causa Ciccone. Pirota, que suplantó a Ricardo Gil Lavedra en el Tribunal de Disciplina, es socio en su estudio jurídico de Dario Richarte, número dos de la SIDE en el gobierno de la Alianza y vicepresidente de Boca durante la gestión de Angelici.

En el Congreso virtual que se hizo en abril, el representante argentino fue Marcelo Tinelli desde su casa en Esquel. Tapia se sumó luego, pero el conductor fue la voz nacional en el debate y en Asunción lo quieren tener cerca. El efecto Videomatch al palo. Mientras esperan que la pandemia permita la vuelta del fútbol, se reorganicen los torneos y se proyecte la Copa América 2021, la rosca no para y con muchos argentinos en el medio.