X

Sin circulación del virus en sus distritos, ocho intendentes pidieron reabrir actividades. Para el gobierno es una “jugada política” tras la pelea en el AMBA.

Por 29/05/2020 16:33

Un grupo de intendentes de Juntos por el Cambio del interior bonaerense le enviaron al gobernador Axel Kicillof una nota para que considere a sus distritos como una “región sin circulación interna” de COVID-19 y le pidieron que permita la reapertura de diversas actividades económicas, sociales y deportivas con “el compromiso y la responsabilidad expresa de retroceder o adoptar medidas restrictivas si la situación sanitaria así lo indicara”. El pedido fue desestimado por la ministra de Gobierno, Teresa García, quien habló de “jugada política” y consideró que “ninguna región está libre del virus”. 

“Creemos que hoy hay una situación sanitaria en nuestros distritos que dista mucho de lo que está pasando en el AMBA (Área Metropolitana de Buenos Aires) y tenemos la posibilidad de una reapertura, sabiendo que en caso que la situación cambie vamos a tener que dar marcha atrás”, indicó a Letra P el intendente de Olavarría, Ezequiel Galli, uno de los que firmó la nota junto a Emilio Cordonier (Ayacucho), Hernan Bertellys (Azul), Esteban Reino (Balcarce), Juan José Fioramonti (Lobería), Maximiliano Suescun (Rauch), Miguel Gargaglione (San Cayetano) y Miguel Lunghi (Tandil).

 

 

Según precisó, la iniciativa comenzó a diseñarse en los últimos días y finalmente este viernes funcionarios del municipio de Tandil se encargaron de las gestiones ante la gobernación bonaerense, previa rúbrica de todos los intendentes. “La idea es que nos habiliten actividades que hoy no están permitidas”, señaló Galli a este medio. Y agregó que la administración de Kicillof rechazó “once actividades deportivas individuales que creíamos que no tenían riesgo alguno para una situación donde no hay propagación del virus”.

La nota de estos intendentes de Juntos por el Cambio se conoce luego de que varios jefes comunales del PRO que conducen distritos del conurbano bonaerense le reclamaran al gobernador la reapertura de comercios dedicados a actividades no esenciales, pedido resistido por sus pares peronistas de la Tercera sección.

Los del interior solicitaron que se autorice visitar cementerios, concurrir a velorios, realizar ciclismo, running, tenis, natación, bochas y pesca, así como abrir bares y restaurantes.

En la misiva enviada al gobernador, los intendentes expresaron que valoran la preocupación y la cautela con que el gobernador y las autoridades provinciales se rigen “para adoptar las medidas de flexibilización de rubros y actividades, en el contexto del aislamiento social obligatorio que rige a causa de la pandemia declarada por el coronavirus”.

 

 

No obstante, destacaron estar convencidos de que existe “una clara diferencia” entre la zona metropolitana y la realidad sanitaria de los distritos que representan, “creemos que esa diferencia debe ser tenida en cuenta y valorada correctamente”.

Asimismo, resaltaron que los vecinos de esos distritos se encuentran “asfixiados” por la situación económica y, a la vez, “alentados” por los partes sanitarios que certifican la no circulación comunitaria del virus en sus localidades.

Así, los jefes comunales consideraron que “se podrían establecer estándares sanitarios regionales, con protocolos de prevención y seguridad únicos convalidados por los intendentes, autoridades sanitarias de cada comunidad y con la intervención del Ministerio de Salud de la provincia, lo que permitiría avanzar hacia la nueva normalidad con el desarrollo de actividades hasta hoy no autorizadas y alentar el intercambio seguro entre nuestras comunidades”.

 

 

RESPUESTA. La difusión del comunicado no fue bien recibida en el edificio gubernamental de calle 6, en La Plata. La ministra Teresa García dijo que “no es la idea del gobierno nacional ni del provincial considerar el territorio por regiones”, y citó como ejemplo los casos por contagio en Necochea y Bahía Blanca. “Considerar las regiones territoriales es erróneo solamente por la única voluntad de abrir algunas actividades que desean. Una región no está libre de COVID-19. Lo hemos visto estos días en diferentes localidades como Lobos, Castelli, San Antonio de Areco, no hay ninguna región libre”, señaló García al Eco de Tandil

La ministra de Gobierno destacó que “la mirada epidemiológica y de circulación del virus se hace por distrito. Me parece más que nada una jugada política la de reunir voluntades. Todos tenemos responsabilidades, los intendentes deben asumir la suya y el gobierno provincial también”.

“El intendente de Tandil ha sido atendido por este gobierno todas las veces que lo ha solicitado. Yo personalmente hablo con él. Se han abierto todas las actividades que pidió. Ahora, hay cuestiones que están taxativamente prohibidas por decreto nacional”, remarcó. Y agregó: “Qué pasaría si en una actividad deportiva en Tandil, cualquiera fuera, hubiera un foco de infección, quién se hace responsable”.

“Entiendo que estamos todos cansados y agobiados con esto, pero la primera prioridad es cuidar la salud de la población”, completó García.