X

Apóstoles de la concordia

Galuccio y el jesuita Zarazaga, soldados de Fernández y CFK, juntaron a Guzmán con el establishment. Movimientos de los gestores no oficiales de la paz.

Galuccio y el jesuita Zarazaga, soldados de Fernández y CFK, juntaron a Guzmán con el establishment. Movimientos de los gestores no oficiales de la paz.

Por 29/05/2020 11:15

Miguel Galuccio, titular de YPF en los años de Cristina Fernández, compró no hace tanto un propiedad en Recoleta, a pocos metros del departamento de la vicepresidenta. Es sabido el contacto constante y de absoluta confianza que tienen ambos, más fluido luego de la mudanza del jefe de la petrolera mexicana Vista Oil. El entrerriano es una especie de alter ego de CFK en el mundo empresario, con quien comparte ideas sobre energía y Vaca Muerta. De allí el entendimiento. 

Galuccio, de perfil bajo pero muy activo en la política, es un buen guardador de secretos. Por eso, causó cierto malestar en su entorno la filtración de un Zoom de los dueños del poder económico de la Argentina con el ministro de Economía, Martín Guzmán. Fue él quien lo armó, juntó a otro hombre igual de curioso y participativo y con la misma tendencia de Galuccio a entrar a la política a colaborar sin embanderarse en lo partidario: el jesuita Rodrigo Zarazaga, el cura que se encargó de llamar por teléfono en forma personal a dirigentes del peso de Paolo Rocca (Techint) y Luis Pagani (Arcor) y quien pensó en la necesidad, en un contexto de necesidades urgentes de igualdad, de incluir a una mujer. Así llegó a esa reunión Verónica Andreani, la empresaria de correos que se conoce con el religioso gracias a la colecta reciente de fondos para la pandemia “Seamos Uno”.

 

Guzmán toma contacto con ceos de la economía real. 

 

Zarazaga y Galuccio se conocieron un tiempo después de que, en el Coloquio de IDEA, el jesuita criticara con dureza al empresariado y al gobierno de Mauricio Macri. Allí tomó contacto con Gastón Remy, entonces directivo de Dow Chemical, que luego se pasó con Galuccio ni bien creada Vista Oil. “Vos lo tenés que conocer a Miguel”, le dijo Remy en el inicio de una relación que, por diferentes razones, tuvo otro contacto fundamental. A los dos los introdujo CFK en la vinculación con el gobierno de Fernández. A Cristina la llevó Zarazaga a hablar a su escuela de liderazgo político del think tank jesuita Centro de Investigación y Acción Social (CIAS) tras haberla conocido en su rol de presidenta, post 2011. Con Galuccio, el encuentro de la expresidenta fue unos meses después, cuando el entonces gobernador de Entre Ríos, Sergio Urribarri, lo recomendó para encarar el proceso de estatización de YPF. Luego, Galuccio respaldó con aportes la fundación de Zarazaga y lo tomó como una especie de garante de la transparencia en la asistencia alimenticia en diferentes frentes.

 

Alter egos. Galuccio y CFK.

 

Con la mano de la expresidenta, ambos llegaron hasta Guzmán, pero el más cercano al ministro es Galuccio. Cuentan que en el Zoom todos estuvieron de forma virtual menos el funcionario, Zarazaga y Galuccio. Este último, además, estuvo reunido minutos antes del inicio en una charla privada con Guzmán. De esa reunión también participó el ex ANSES Rodrigo Ruete, hoy subsecretario de Relaciones Institucionales de Economía, hombre religioso que comparte ideas con Zarazaga.

El jesuita, como Galuccio, tutea a “Martín”. Con el ministro, Zarazaga comparte amigos como Victoria Murillo, la economista de Columbia con quien coescribieron el articulo “El peronismo regresa”, publicado en el Journal of Democracy. “Nos gustaría que Rodrigo jugara más”, piden algunos ambiciosos dentro del Gobierno, pero Zarazaga es hábil gambeteador de cargos. Le ofrecieron muchos, pero él dice que es “un cura que ayuda a este y a todos los gobiernos”.

 

 

“Para que nos podamos refinanciar, tenemos que arreglar el tema de la deuda; nos preocupa eso sobremanera”, dijo Rocca en el Zoom. El resto asintió y Guzmán les transmitió que es “optimista" acerca de las chances de cerrar la negociación. Pero recalcó un dato importante que, a priori, convenció a algunos de los ceos con los que habló Letra P. “No podemos ir con un cheque un blanco para no poder pagarlo en dos años”, les dijo. Lo bancaron.

La reunión se dio en un contexto en el que ambos interlocutores ad honorem le sugirieron a Guzmán conocer de primera mano a los que mueven las fichas del poder económico en Argentina, justo cuando el ministro empezó a transformarse en el ministro de la economía real

Como publicó Carlos Pagni en La Nación, Galuccio está en diálogo con Guzmán también vía CFK, quien le pidió que hiciera gala de sus contactos internacionales con bonistas para ordenar. Fue el interlocutor con BlackRock y otros fondos. Según supo Letra P, ese fondo tiene hoy menos del 0,15% de tenencias accionarias de Vista.