X

En el marco de la reestructuración de la deuda, el representante argentino ante el FMI destacó el diálogo con los acreedores pero también marcó la cancha. "La voluntad es no defaultear", subrayó.

Redacción 16/05/2020 11:35

A menos de una semana del vencimiento del plazo que fijó el gobierno de Alberto Fernández con los acreedores para renegociar la deuda en moenda extranjera, el representante argentino ante el Fondo Monetario Internacional (FMI), Sergio Chodos, destacó el diálogo con los bonistas aunque marcó la cancha: "algunos entienden que buena fe es hacer lo que ellos dicen".

"Para nosotros, tener buena fe, es tener voluntad de pago. Y eso es tratar de adecuar la capacidad pago del país. La buena fe pasa por ahí", completó en diálogo con el programa Toma y Daca.

 

 

En ese marco, Chodos destacó el diálogo con el FMI y con el Banco Mundial, entidad que "quiere saber qué piensa el Fondo", según dijo. Sobre las tres contrapropuestas que recibió el ministro de Economía, Martín Guzmán, el viernes por la noche sostuvo que "es algo positivo". "Uno debería ser cautamente optimistas, hay que analizarlas", reflexionó.

En torno a la especulación acerca de si el Gobierno cumpliría o no con sus compromisos de pago, Chodos destacó que "la Argentina claramente ha demostrado que su voluntad es no defaultear". "No íbamos a tomar atajos como escondernos detrás del Covid porque eso es patear la pelota para adelante. ¿Cuál es el sentido?", agregó.

 

 

Bajo esa lógica, Chodos reforzó: "La prioridad es tener una deuda sustentable, alineada con la capacidad de repago". "Argentina tiene restricciones estructurales. Tiene una tolerancia a la deuda externa mucho menor que la que tienen otros países", analizó, también en diálogo con el programa que se emite por AM 750.

El director argentino por el Cono Sur ante el FMI admitió que aún no se discute el nuevo programa con la entidad monetaria, pero que sí avizora "algún tipo de cambio" luego de la negociación por la deuda extranjera. 

 

 

Por otro lado, también se refirió al estado de la economía mundial en el marco de la pandemia por coronavirus. En ese sentido, aventuró el panorama para el día después de la crisis: "Quizá el día de mañana terminemos en un esquema de renta universal, más temprano que tarde", dijo Chodos.

"Lo que podríamos esperar son nuevas formas de solidaridad. Me parece legítimo que pensemos cómo vamos hacia un mundo no tan desequilibrado, en el que el espiral de exclusión siga creciendo", sostuvo y vaticinó que hay industrias enteras que van a tener reformulaciones".