X

El gobernador “no está evaluando” esa posibilidad para hacer frente a la crisis económica y financiera que agobia a Buenos Aires. Schiaretti dio el primer paso, Perotti no lo descarta.

Por 08/04/2020 10:46

La emisión de cuasimonedas para hacer frente al descalabro económico y financiero que se agudizó por el parate producto de la cuarentena obligatoria no es una opción para el gobernador de Buenos Aires, Axel Kicillof. Al menos por ahora. “No está hoy dentro del plan”, indicaron fuentes del gobierno ante la consulta de Letra P. La postura del mandatario es diferente a la de sus pares peronistas que gobiernan la segunda y la tercera provincias más importantes del país. En Córdoba, Juan Schiaretti emitió un bono con la particularidad que es transferible. En Santa Fe, Omar Perotti ponderó la experiencia de 2001 y admitió que analiza la posibilidad de hacer ese tipo de emisión.

Con los mercados internacionales cerrados, la recaudación en baja debido al parate y una deuda en dólares imposible de afrontar por el momento, el exministro de Economía de CFK debe hacer malabares para cumplir con las obligaciones elementales. Una muestra del agobio: este lunes puso en funcionamiento el Certificado de Liquidación Provisoria (CLP), un instrumento para saldar deudas con proveedores y contratistas del Estado que ya tenían órdenes de pago pendientes en la Tesorería General.

 

 

En palabras del Ministerio de Hacienda y Finanzas que pilotea Pablo López, el CLP es “una garantía otorgada por el Gobierno (…) que permite a proveedores y contratistas del Estado provincial acceder a una línea de préstamos del Banco Provincia a una tasa preferencial y obtener liquidez en menos tiempo, en este contexto donde la situación económica presenta dificultades debido a la pandemia del coronavirus”.

“En provincia de Buenos Aires no se está evaluando esa posibilidad”, respondieron fuentes de Hacienda ante la consutla de Letra P sobre la posibilidad de utilizar cuasimonedas para salir de la encerrona económica. Fuentes del ala más política del gabinente bonaerense dijeron a este medio que “no está hoy dentro del plan” y que, “por ahora, solo (se echó mano a) el certificado que se anunció la semana pasada”, en relación al CLP.

 

Sobre el lanzamiento del Certificado de Liquidación Provisoria, el ministro Pablo López dijo: “El objetivo de la medida es cancelar, en etapas, la abultada deuda que heredamos con proveedores y contratistas que brindan servicios esenciales para la Provincia en materia de salud, educación, seguridad e infraestructura”.


Aunque técnicamente no es una cuasimoneda como el Patacón o las Lecop utilizadas en la crisis de 2001-2003, el bono emitido por Schiaretti funciona, en parte, como tal. Es un título emitido para el pago de deudas vencidas en febrero con los proveedores de su administración que tiene la particularidad de ser transferible, por lo cual circulará, como pago de bienes y servicios, entre diferentes manos hasta dar con quien lo utilice para lo que hasta ahora es su finalidad: el pago de compromisos tributarios. Así, en tanto herramienta limitada de pago, excede el estatus de título de deuda pública.

Hasta el momento, la avanzada del santafesino Perotti se dio solo en el plano de lo declamativo. Pero fue contundente en sus declaraciones: “Fue una alternativa interesante (en 2001) porque permitió pagar sueldos, concretar las compras”, recordó al ser consultado al respecto. Su ministro de Economía, Walter Agosto, insistió sobre la complejidad del “pago de los salarios con la caída abrupta de ingresos”, y dijo que, ante esa situación, “a nivel general las provincias analizan la emisión de cuasimonedas”.