X

La Legislatura está en stand by. Algunos bloques plantean la necesidad de sacar las sesiones de la cuarentena. El análisis de constitucionalistas y politólogos.

Por 07/04/2020 16:06

La Legislatura bonaerense enfrentó durante todo 2019 una de las parálisis más grandes de los últimos años. Estuvo cuatro meses seguidos sin sesionar. Ahora, la crisis sanitaria por el coronavirus que obligó a la cuarentena obligatoria anexó el letargo de ambas cámaras legislativas, que se plegaron a la emergencia dispuesta por el Ejecutivo provincial y decidieron reducir al máximo las actividades. A 17 días del inicio del aislamiento obligatorio y con una prórroga de al menos una semana más, diputados y senadores comenzaron a evaluar la posibilidad de avanzar con modificaciones en el reglamento para poder reunirse de modo virtual. ¿Es posible? ¿Qué hace falta modificar para lograrlo?

Los legisladores están encerrados en un laberinto que tiene al menos dos grandes obstáculos: las dificultades propias de los recovecos legales y administrativos que deben modificarse para poder reunirse a la distancia y la falta de consenso entre los bloques políticos.

CAMINO BUROCRÁTICO.Las Cámaras abrirán automáticamente sus sesiones ordinarias el primer día hábil del mes de marzo de cada año y las cerrarán el treinta de noviembre. Funcionarán en la Capital de la Provincia pero podrán hacerlo por causas extraordinarias en otro punto, precediendo una disposición de ambas Cámaras que así lo autorices”. Eso establece el artículo 84 de la Constitución bonaerense.

Un punto al que los reglamentos internos de ambas cámaras adhieren. El de Diputados, en su artículo 3. El del Senado, en el 18.

 

 

“Tenemos que ser bastante dinámicos para interpretar este artículo. Si bien en la redacción original, para los convencionales constituyentes podía significar que fuera en otra ciudad de la provincia, nosotros hoy por hoy tenemos que interpretar también que se puede dar en algún lugar no físico sino virtual”, analizó ante la consulta de Letra P el abogado constitucionalista Julián Portela. Detalló además que para avanzar en esta modalidad sólo es necesario “certificar la identidad de cada uno de los legisladores”.

En su parecer, existen varias formas de hacerlo. Una es la firma electrónica, similar a la que usan las entidades financieras. Otra, a través de un cuestionario por vía telefónica o Internet, también con medidas de seguridad similares a las que implementan los bancos.

El politólogo Gustavo González coincidió con esta mirada: “Debemos mirar el espíritu de lo que dice la Constitución, que marca que no deberá haber una Legislatura paralela, no que se prohíba sesionar de otra manera o en otro lugar, por lo que no debería haber impedimentos para hacerlo”, indicó a este medio.

CAMINO POLÍTICO. El jueves pasado, el gobernador Axel Kicillof reunió a los presidentes de todos los bloques para analizar el avance de la pandemia en el territorio que administra. De manera unánime dejaron sobre la mesa la posibilidad de sesionar de forma inmediata de ser necesario.

 

 

“En el caso de que el gobernador necesite una ley o que la oposición tenga un proyecto que genere todos los consensos necesarios para dar soluciones a esta crisis sanitaria y económica, los legisladores vamos a estar a disposición y trabajar para generar un escenario necesario para sesionar”, dijo a Letra P el titular de la bancada de Juntos por el Cambio, Maximiliano Abad.

En este sentido, mientras su par radical, Diego Rovella, presentó un proyecto para habilitar el trabajo online, desde Consenso Federal remarcaron también que están elaborando una iniciativa en este sentido. “Las políticas públicas no pueden frenarse, hay que sesionar tomando todos los recaudos”, comentaron  a este medio. Incluso desde el Frente de Izquierda.

“Proponemos tener una Cámara moderna y ante eventuales situaciones de excepción tener respuesta para la sociedad”, comentó Rovella, aunque aclaró que no tienen previsto una próxima reunión.

Por su parte, en el bloque 17 de Noviembre no están tan convencidos de sesionar a través de una app. Es que creen que sesionar a través de una plataforma digital a distancia podría “violar derechos constitucionales”.

 

 

Si bien en el oficialismo mantienen la modalidad de reuniones virtuales, aún no hubo avances respecto a las propuestas de la oposición. Todo indica que los esfuerzos están puestos en el despliegue de los comités de emergencia municipales. Instancia de la que participan algunos legisladores en sus ciudades.