X

“Hay sectores que tendrán dificultades para hacerse cargo de sus obligaciones”

El titular de la UIA bonaerense habló de sectores que pararon “a cero” por la pandemia. Destacó las medidas del Gobierno. Pidió mantener los puertos operativos. Calzado y textil, los más golpeados.
Por 22/03/2020 10:16

La ralentización de la economía a causa de la crisis por el coronavirus genera un impacto directo en la industria, con consecuencias que, apenas transitados los primeros días de la cuarentena obligatoria dispuesta por el Gobierno, aún no se pueden evaluar en su real dimensión.

“Estamos vemos empresas que van a tener que cerrar y empleados que tienen que irse a sus casas. Se ha suspendido la actividad bancaria. En 48 horas cambió todo”, describió en diálogo con Letra P el titular de la Unión Industrial de la Provincia de Buenos Aires (UIPBA), Martín Rappallini, al posar la lupa en aquellos sectores que, según señaló, frenaron su actividad "a cero" por la pandemia.

Así, hace foco en la necesidad de allanar la logística de aquellas industrias que permanecen en funcionamiento para sostener el abastecimiento y en asistir a los sectores que –aseveró– “tendrán dificultades para hacerse cargo de sus obligaciones”, como el pago de salarios y el sostenimiento de los negocios. En ese lote colocó a las industrias textil y del calzado, las que ya venían fuertemente golpeadas de los cuatro años de Cambiemos.

Al destacar las medidas anunciadas por el gobierno de Alberto Fernández, Rappallini ponderó el contacto “casi minuto a minuto” con los funcionarios nacionales y bonaerenses del área. En ese sentido, pidió mantener la operatividad de los puertos para no frenar las exportaciones e instó a la “solidaridad de un sector a otro” para “tratar de que las medidas para paliar este momento tan difícil las reciban los que realmente las necesitan”.

 

El líder industrial Martín Rappallini y el gobernador bonaerense Axel Kicillof.


-¿De qué manera impacta la crisis por el coronavirus en la industria bonaerense?

-En cuanto a la industria, hay dos sectores. En uno, el relacionado con la alimentación y servicios esenciales, estamos trabajando fuerte para allanar la logística de los temas laborales, salvoconductos, todo lo que hace al funcionamiento en estado de cuarentena. En el otro, vemos con gran preocupación que algunos sectores han parado a cero.

-¿Cómo cuáles?

-Calzado, textiles, en algunos casos metalmecánica, automotriz y materiales de construcción han tenido una disminución.

-¿Qué evaluación hacen de las medidas anunciadas por el Gobierno para la emergencia?

-Estamos de acuerdo con las medidas tomadas por el Gobierno. Son apropiadas y fueron oportunas, aunque por ahí a veces tenemos la sensación de que fue todo muy rápido, pero lo creemos oportuno por la gravedad y la experiencia internacional que hemos visto.
 


-¿Desde UIPBA tienen propuestas complementarias para paliar esta situación?

-Estamos conversando, esto es minuto a minuto y van surgiendo dificultades en función de las distintas realidades. Los sectores que están funcionando tienen problemas logísticos en las distintas provincias: en algunos puntos no les permiten el acceso de los camiones y también existe el problema con la cuarentena en Chile. O sea, hay toda una problemática con el funcionamiento en cuarentena, algo que es muy importante también pensando en que la población no sufra desabastecimiento y que no haya abusos en los precios.

-¿Mantienen un contacto fluido con las autoridades?

-Permanentemente. Estamos trabajando codo a codo con los funcionarios, casi minuto a minuto, elevando propuestas, contestando, buscando soluciones con los distintos ministerios. Si bien la problemática es muy grave, estamos trabajando juntos para encontrar soluciones y ese es un punto importante. Estamos conversando con todos los funcionarios: a nivel nacional, con el ministro (de Desarrollo Productivo) Matías Kulfas y con (el secretario de Industria) Ariel Schale; a nivel provincial, con (el ministro de Producción, Ciencia e Innovación Tecnológica ) Augusto Costa. Intentamos encontrar distintas soluciones viables para estos sectores, que, según entendemos, tendrán dificultades para  hacerse cargo de sus obligaciones, en primer lugar de los sueldos y, después, de hacer frente al giro de los negocios.


-¿Cómo influye esta coyuntura en las exportaciones industriales?

-Esto es algo importante que se recalcó desde la UIA: tratar de mantener los puertos en funcionamiento, que no se frene el nivel de exportación. Esto va en línea a lo que venía diciendo en cuanto al aspecto logístico, salvoconductos, arreglar todo para que los trabajadores puedan ir a las plantas, que se cumplan las normas de seguridad y que no hayan contagios. Estamos trabajando con el Gobierno en todos esos aspectos.

-De extenderse esta crisis, ¿qué sectores de la industria bonaerense se verían más golpeados y requerirían un mayor aporte del Estado?

-Los sectores que ya venían más golpeados: calzado y textil. Hay que tomar conciencia de que casi 300 mil trabajadores dependen de esas dos cadenas de valor. Son sectores que habrá que atender muy de cerca. Eso en lo que refiere a la industria. Después, todo lo relativo a lo comercial va a requerir una mirada muy especial. En ese sentido, tendrá que haber solidaridad de un sector a otro, tratar de que las medidas para paliar este momento tan difícil las reciban los que realmente las necesitan. Este es un tiempo difícil, de mucha responsabilidad y solidaridad, en el que todos tenemos que poner nuestro granito de arena para poder pasarlo.