X

Suspendió eventos, recorridas de obras y encuentros con vecinos. Sin agenda y con foco en la crisis, toda la gestión está dedicada al control y prevención de la pandemia. La herramienta del streaming.

Por 18/03/2020 9:01

El Google Calendar que siguen los asesores que diseñan la agenda pública y privada de Horacio Rodríguez Larreta quedó vacío: el jefe de Gobierno ordenó cancelar reuniones, eventos y recorridas por obras previstas con semanas de anticipación. Ahora, todo es minuto a minuto y corre al ritmo del avance del coronavirus. En línea con la Casa Rosada y el gobierno de la provincia de Buenos Aires, el gobierno porteño decidió enfocar el grueso de la gestión en controlar y prevenir el virus denominado científicamente como Covid-19.

La crisis trastocó los planes de Rodríguez Larreta y alteró su rutina: el viernes convocó a una reunión de gabinete de urgencia, el sábado y el domingo pidió reuniones interministeriales y estuvo al teléfono permanente con el presidente Alberto Fernández y el gobernador Axel Kicillof. Precisamente, el domingo pasó toda la tarde con ellos en la Quinta Presidencial de Olivos.

 

 

La cuarentena es política y de gestión. Al igual que Fernández, el jefe de Gobierno se vio obligado a cambiar de planes y reperfilar su administración. Lejos quedó la disputa con la Casa Rosada por los fondos que recibe la Ciudad de la coparticipación de impuestos, mucho más afuera aún el plan de micro-obras y la agenda de cercanía, que incluye fines de semana de encuentros vecinales. También, el plan de federalización de su figura, en miras a 2023, quedó frizado hasta nuevo aviso. La campaña permanente sufrió una pausa obligada.

El último acto de gestión fue el viernes, cuando visitó el Centro Integral de la Mujer “Macacha Güemes”, destinado a víctimas de violencia de género. Su agenda está en constante elaboración, pero la decisión es evitar estar en la calle, una rutina que Rodríguez Larreta repite a diario y de la que se ufana. Sin embargo, su equipo tiene en carpeta recorridas por las instalaciones del SAME y el centro de atención telefónica 147.

 

 

En estos días, el alcalde se movió por un perímetro reducido que incluye el búnker de Pizza Cero, la sede de gobierno Parque Patricios y la histórica de Bolívar 1. Mezcla de precaución y de agenda de crisis: Rodríguez Larreta eligió ponerse al timón de la emergencia sanitaria porteña y concentrar la cotidianidad del gobierno en esa única tarea. Habla constantemente con su ministro de Salud, Fernán de Quirós, y por la tarde recibe un reporte con los casos infectados, los hospitalizados y los sospechosos en estudio.

Todos los ministros y secretarios están afectados al tema y también debieron rearmar sus agendas: las últimas medidas anunciadas, desde posponer fechas de vencimientos de trámites hasta desalentar la circulación urbana, impactan en distintas áreas. Hoy, todos tienen que controlar que se cumplan las nuevas resoluciones que impartieron desde sus carteras.

 

 

Pese a la cancelación de la agenda, este miércoles habrá reunión de gabinete en la Jefatura de Gobierno de Parque Patricios, que este martes amaneció con menor caudal de empleados producto de la recomendación de las autoridades nacionales y porteñas de restringir la circulación también en oficinas públicas y alentar el trabajo a distancia.

CERCANÍA VIRTUAL. Rodríguez Larreta repite semana a semana tres reuniones con vecinos en clubes de barrio, teatros o asociaciones de jubilados, por ejemplo. Esa agenda quedó suspendida, pero podría reactivarla a través de videoconferencia. La posibilidad está en estudio y, por el momento, se continuará con las emisiones de Facebook Live, otra herramienta de vínculo con el electorado que el PRO utiliza de modo regular. La última que hizo fue con Quirós, a propósito del cuidado y la prevención para evitar el contagio de coronavirus.