X

Médicos afirman que Buenos Aires “no está preparada” para enfrentar la pandemia

El secretario general del gremio Cicop afirma que la emergencia de Kicillof es insuficiente. Denuncia que faltan insumos básicos, presupuesto y personal. Critica a la suspensión de licencias.
Por 13/03/2020 16:25

Crece el malestar del gremio de médicos y profesionales de la salud bonaerense, Cicop, para con la gestión de Axel Kicillof, a la cual le cuestiona el contenido de la reciente emergencia sanitaria por 180 días  dictaminada en el marco de la crisis por el coronavirus. “Tiene cuestiones equivocadas e insuficientes”, aseguró en diálogo con Letra P el secretario General de Cicop, Guillermo Pacagnini, al marcar que la emergencia “no contiene un refuerzo presupuestario, no declara de utilidad pública los insumos y la capacidad instalada de salud”, como así tampoco se decidió “tomar nuevo personal de contingencia y para cubrir las vacantes en planta permanente”. Y fue tajante: “La provincia no está preparada” para enfrentar la pandemia.

Ante eso, previo a la “reunión de emergencia” del consejo directivo del gremio, este viernes, Pacagnini también fue contra la suspensión de licencias dictada recientemente por el mandatario bonaerense: “Es una barbaridad, porque, primero, en el rubro salud hay desgaste laboral. Es una barbaridad que a un trabajador del equipo de salud, que tiene la cabeza quemada, se le suspenda la licencia. Es equivocado tomar una medida así de manera indiscriminada, porque hay sectores que es correcto que sean convocados frente a epidemias pero no tiene ningún sentido convocar a otros. El problema no es súper explotar a los que están trabajando sino cubrir los agujeros que hacen falta”.

El secretario General de Cicop enfatizó ante ese cuadro descrito: “La Provincia no está preparada” para enfrentar el Coronavirus. “Estamos sin presupuesto, tenemos el presupuesto prorrogado del de Vidal y no se ha anunciado ningún refuerzo presupuestario concreto. Eso se expresa en cuestiones concretas, tenemos faltante de insumos”.
 

 

En este punto, el dirigente gremial detalló que en los hospitales públicos bonaerenses, “desde hace años” los faltantes de insumos por el escaso presupuesto suelen aparecer en el segundo semestre. Sin embargo, al tener actualmente el presupuesto prorrogado de 2019 –que Cicop denunció como “el presupuesto más bajo de salud en la historia”- “se arrancó directamente el año con faltante de insumos. Se han pateado licitaciones, todo va a cuenta del próximo presupuesto que nunca llega”.

Y ahondó: “No hay insumos, no hay nombramientos y están paralizadas las obras de infraestructura porque todo se asignó al próximo presupuesto. No sabemos qué planificación habrá después pero, como mínimo, lo que se venía haciendo se paralizó. Entonces, ahora frente a una contingencia, el Hospital Paroissien de La Matanza estaba sin alcohol ni toallas descartables. Estamos hablando de insumos ultra elementales, además de que faltan cosas de alta complejidad. En todos lados hay faltantes”.

 

 

Teniendo en cuenta que, además de los 80 hospitales bajo la órbita del gobierno provincial, existe un gran número de centros de salud municipales, Pacagnini advirtió: “La fragmentación del sistema es tremenda y te impide tener un comando único y una planificación científica para poder actuar. Cuando hay epidemias así, es donde más se notan los problemas estructurales del sistema de salud”.

Tras hacer foco en “la fragmentación y el desfinanciamiento” del sistema de salud bonaerense, el dirigente de Cicop cuestionó la escasa actividad de producción pública de insumos, “a pesar de existir capacidad instalada para hacerlo”. “En el (Instituto Biológico) Tomás Perón sí están produciendo, pero hay laboratorios de especialidades medicinales en muchos hospitales con su capacidad instalada absolutamente ociosa. No hay una planificación todavía”.
 

No hay que minimizar el coronavirus, que es lo que hizo el gobierno en primer lugar. Decir que la tuberculosis o el dengue matan más es una barbaridad, porque esto es una epidemia que podrá tener en cuantitativo una incidencia menor pero puede ser una catástrofe, está pasando en el mundo y no es un invento, requiere medidas en serio”, arremetió el secretario General de Cicop.


Al dar cuenta de la estrechez presupuestaria en materia de salud, Pacagnini apuntó: “Son decisiones políticas” y consideró que en el inicio de la era Kicillof “está claro que se ordena la economía y la sociedad alrededor del pago de la deuda externa que es espuria, que no se investigó y que bien fue denunciada por el Presidente en su propia campaña, cuando dijo que 8 de cada 10 dólares se habían fugado. En la Provincia, Vidal quintuplicó la deuda pero tampoco se la investiga, se asume y se paga y ahora estamos pagando las consecuencias y la Provincia no está preparada para responder”.
 

 

Sobre las negociaciones paritarias estancadas con el Ejecutivo, subrayó: “Estamos bastante molestos, porque tuvimos una sola convocatoria formal a paritaria. Nosotros abrimos mesas técnicas para discutir infraestructura, relaciones laborales y todo el tema de insumos, violencia laboral, toda una serie de puntos que hace a cómo funciona el sistema y no hubo ningún tipo de respuesta.  Son mesas de entrada para recibir el pliego de reclamos y después no hubo convocatoria para devolver algún tipo de decisión política”.

“La paritaria está congelada, porque nos liquidaron de forma unilateral sumas fijas que achatan la pirámide y distorsionan la estructura salarial. Ni siquiera nos hicieron la oferta formal como a otros gremios”, fustigó para adelantar que en Cicop tienen previsto “convocar a un congreso” para analizar los pasos a seguir en lo que refiere a medidas que visibilicen ese malestar.