X

El plazo legal de la interna generó rechazo entre militantes díscolos a Soria, que intentan armar una nómina. El partido del exgobernador suspendió dos semanas un encuentro clave.

Por 13/03/2020 18:13

La suspensión de eventos por el coronavirus alcanzó a la política. Y Río Negro no es la excepción. Lo que iba a ser un fin de semana de pura rosca con la reunión de la mesa ejecutiva de Juntos Somos Río Negro (JSRN), quedó en la nada por la pandemia. A la par, avanza un reclamo para suspender las elecciones internas del Partido Justicialista (PJ), que tiene hasta el martes el plazo para reunir avales y presentar lista. Esto propició el reclamo de un sector díscolo a la conducción de Martín Soria, que espera tranquilo que avancen los plazos legales.

Nada de lo que se esperaba este fin de semana sucederá en General Roca. Si bien continúa la negociación para acordar una lista de unidad en el peronismo, en la que se especula el nombre de una mujer para conducir,  el exgobernador Alberto Weretilneck decidió suspender la reunión con intendentes en la casa de su partido. En la misma se esperaba un minucioso análisis sobre la realidad provincial en manos de un nuevo ejecutivo.

De viaje a Viedma, el hoy senador nacional continuará con una agenda propia que incluirá reuniones a pesar de la suspensión del asado con intendentes y la mesa provincial. Cancelado su viaje al Alto Valle desde la Ciudad de Buenos Aires, cambió destino a la capital rionegrina para establecerse unos días. Por ahora, confiaron los encargados de la organización del encuentro que estaba previsto en Roca a Letra P, habrá –al menos– un impasse de dos semanas hasta que se esclarezca el escenario originado por el virus.

 

 

 

A contrareloj están los opositores a Soria en el PJ. Con el tiempo apretándolos, trabajan por la reunión de avales. El designado en Vialidad Nacional de la provincia, Gustavo Casas, dijo que lo hace mientras algunos críticos presentan notas en la sede para que se suspenda la interna. La jugada en el oficialismo partidario es que la lista de unidad dé por tierra cualquier intento de frenar la renovación de autoridades tal cual se anunció.

“La elección no debería realizarse”, le advirtió a Letra P el referente peronista de Cipolletti, Santiago Varela. Este exconcejal quedó marginado de las listas en los comicios municipales por integrar el pichettismo cercano al intendente de Campo Grande, Ariel Rivero. Como impedimento, imitó a las autoridades de JSRN al presentar una nota en la sede central del PJ reclamando suspender el proceso interno.

Un misterio es qué hará el senador nacional Martín Doñate, que pegó el faltazo a la reunión del consejo partidario hace días. Tampoco opinó en público de la convocatoria a internas, condicionado por su rol de gestor en la provincia.

Antagónica es la postura de Silvina García Larraburu. Este medio se comunicó con la senadora de Bariloche, pero adujo problemas de agenda. Postergada en las designaciones de oficinas nacionales, se mantiene al margen de toda discusión.