X
Juntos por el Cambio se preparaba para negar que el préstamo del Fondo haya sido para financiar la fuga de capitales, pero las últimas conclusiones del organismo lo dejaron en off side.
Por 21/02/2020 13:39

Desde que la misión en Buenos Aires del Fondo Monetario Internacional declaró que la deuda argentina es "insostenible", los principales referentes de Juntos por el Cambio decidieron resguardarse en un incómodo silenzio stampa. La cautela que adoptaron implicó un inesperado giro para un interbloque que, hasta este jueves, estaba empeñado en discutirle al oficialismo la paternidad de la deuda externa argentina y negar que hubieran financiado la fuga de capitales con el préstamo récord que contrajo el expresidente Mauricio Macri.

"Existe una teoría del Frente de Todos que apunta a señalarnos como endeudadores seriales, que tomamos el crédito para financiar la fuga de capitales. Es falso: lo que hubo fueron pagos de deudas que no eran todas del gobierno de Macri, algunas fueron anteriores y vamos a demostrarlo", confiaron a Letra P desde el bloque del PRO antes de conocer el contenido del comunicado de la misión del FMI. 

 

 

"Obviamente no vamos a salir a festejar como lo hizo (el presidente Alberto) Fernández, pero nos mantendremos atentos", espetó uno de los mismos legisladores que, hasta hace 48 horas, repartía con empeño los cálculos realizados por el interbloque para refutar las acusaciones del Frente de Todos. Pero la decisión del FMI de caracterizar como "insostenible" la deuda contraída por Macri impactó en el corazón de la estrategia de Juntos por el Cambio para despegarse de los señalamientos sobre la absoluta responsabilidad de Macri en el volumen actual del sobre endeudamiento soberano.

"El problema no pasa solamente por los cuatro años de nuestra gestión, sino específicamente en los últimos dos, porque en ese momento se contrajo este endeudamiento. Es claro que el mensaje del Fondo se refiere a eso, pero igual vamos a demostrar que no lo usamos para financiar la fuga de capitales", insistió uno de los pocos diputados macristas que se animaron a aportar alguna precisión, aunque al amparo del off the record

 

 

Con sus 116 votos en la Cámara de Diputados, el interbloque tendrá un rol tan importante en la discusión sobre la deuda como el que desempeñó hace 20 días, cuando aportó 99 votos para la sanción casi unánime de la ley de sustentabilidad de la deuda externa. Sin embargo, dentro del bloque que integran macristas, radicales y lilitos, los argumentos defensivos estaban concentrados en demostrar cómo se había utilizado el dinero prestado por el organismo financiero. 

CLARIDADES QUE OSCURECEN. De acuerdo al detalle que muestran los diputados macristas, hasta el 29 de noviembre del año pasado, el país había recibido un desembolso total de 44.149 millones de dólares, distribuídos en 227 millones pagados en concepto de comisiones y 43.922 millones aplicados en forma efectiva.  De este total, aseguran en Juntos por el Cambio, 37.149 millones fueron destinados al pago de servicios de la deuda en moneda extranjera. 

 

 

La lista que armó el interbloque opositor sobre el destino de los dólares del FMI asegura que 15.229 millones fueron para financiar Letras emitidas por el Tesoro; 10.750 millones para pagar los bonos Bonar, 5.427 millones para levantar bonos internacionales y otros 280 millones fueron para bonos en euros. El cálculo agregó otros 3.185 millones para pagar vencimientos de otros organismos multilaterales y bilaterales; 1.577 millones que fueron paga cancelar bonos Discount; 245 para los bonos PAR y 253 millones para financiar el "Plan Gas", mientras que 6.072 millones fueron para pagar intereses de la deuda en moneda nacional. La suma se completa con un saldo de 203 millones de verdes que fueron imputados al rubro "otros", que ninguna fuente pudo explicar.