27|11|2021

31 de octubre de 2020

31 de octubre de 2020

Son las diputadas y los diputados de JxC que rechazaron el Presupuesto 2021. Los une la ideología y el espanto. La meta: construir un freno al peronismo.

La silenciosa pero anunciada decisión que adoptó un puñado de diputadas y diputados de Juntos por el Cambio de votar en contra del proyecto de ley de presupuesto 2021 desnudó los crujidos internos del mayor conglomerado opositor en la Cámara baja. Aunque el acuerdo original con el oficialismo fue recurrir a la abstención como una forma de no entorpercer su aprobación, seis referentes de la Coalición Cívica y ocho del PRO se opusieron. Se ampararon en la libertad de acción que les dieron sus jefes parlamentarios, pero se trata de un núcleo de voluntades que comparte una coincidencia central: consideran que el interbloque debe ser más duro con el Gobierno y no descartan repetir esa votación en otros temas que pasen por el recinto durante los próximos meses. En el seno de ese espacio informal, piensan ya en 2021, el año electoral que se avecina y en el que pondrán en juego su futuro político. 

 

En el caso del bloque macrista, que preside Cristian Ritondo, los ocho que decidieron ignorar el acuerdo con el oficialismo fueron el mendocino Omar De Marchi, el cordobés Luis Juez, el bonaerense Pablo Torello, los porteños Fernando Iglesias y José Patiño y los neuquinos Francisco Sánchez y David Schelereth. Los ocho cuentan con una aliada y uno aliado que esta vez fueron orgánicos y se abstuvieron: Soher El Sukaria, coprovinciana de Juez, y Waldo Wolff

 

 

Cerca de Iglesias, explicaron a Letra P que comparten coincidencias ideológicas, pero que los votos los definirán ante casa sesión. El diputado aparece como la cara más visible de ese puñado, pero no busca liderarlo. "Es un átomo libre y no es orgánico con las decisiones del partido, como sucede con otros diputados", explicaron fuentes de su entorno, que cuenta con una estrecha relación con Patiño, a quien conoce desde que compartieron sus pasos en la Coalición Cívica cuando Iglesias integró ese bloque durante su primer mandato. A ellos se suman dos militantes antiabortistas muy activos: el pastor evangélico neuquino Schlereth y su coterráneo católico Sánchez, que se identifican con una línea tan intransigente como la que reclama Torello, empresario agrario que se referencia con la presidenta del PRO, Patricia Bullrich

 

 

 

La escudería incluye a Juez, que, según sus colegas, "tiene el conocimiento de los conversos y sabe que al peronismo no hay que cederle nada". El cordobés tiene más coincidencias que las conocidas con Iglesias y eso le tiende un puente con El Sukaria, que cada día está más cerca del ala dura y del mendocino De Marchi, que se identifica con esa línea desde que llegó al recinto. "En el bloque se sabía que había un grupo que podía votar por la negativa, pero en este caso no hay que buscar una lectura subterránea, porque, a los efectos prácticos, ellos ya tenían la mayoría. Como era lo mismo votar en contra que abstenerse, voté en contra", relativizó De Marchi ante las consultas de este portal. 

 

 

 

La dureza que busca reflejar ese archipiélago de voluntades macristas cuenta con el auspicio activo del bloque de la Coalición Cívica, que conduce Maximiliano Ferraro. Hasta hace una semana, sus 14 miembros iban a votar en contra, pero finalmente sólo seis lo hicieron a partir de las gestiones que hicieron Ritondo con Ferraro y la diputada Silvia Lospenatto con Mariana Zuvic. El objetivo: convencer a la fundadora del partido, Elisa Carrió, para que al menos una parte respetara el acuerdo de abstención sellado por las autoridades parlamentarias. 

 

 

 

Luego de esos tironeos, el rechazo de la CC corrió por cuenta de Mónica Frade, Leonor Martínez Villada, Paula Oliveto, Mariana Stilman, Alicia Terada y Zuvic. Las seis reclaman un endurecimiento del interbloque con el oficialismo y, desde este jueves, cuentan con un grupo de aliados dentro del socio mayor de la coalición opositora, a partir de los puentes que mantiene y alimenta Iglesias, a quien conocen desde hace tantos años como a Patiño.