X

Aguardan la reapertura entre el 21 y el 25 de este mes y atan la continuidad de la medida a la evolución sanitaria. Protocolos y revisión de estado de escuelas.

Por 14/10/2020 11:00

El bajo riesgo epidemiológico fue una de las condiciones que el gobierno de Axel Kicillof tuvo en cuenta para elegir a los primeros 24 municipios en los que avanzará el regreso a clases presenciales en la provincia de Buenos Aires. En ronda de consultas, intendentes e intendentas saludaron la decisión, aunque ataron la continuidad de la medida a la evolución sanitaria. El regreso a las aulas es una demanda que iba escalando entre las y los representantes comunales. Las intendencias elegidas se encuentran entre fase cuatro o cinco de aislamiento.
 

Los 24 distritos en los que habrá clases presenciales: Adolfo Alsina, González Chaves, Daireaux, Florentino Ameghino, General Lamadrid, General Lavalle, Monte Hermoso, Saavedra, Salliqueló, Tordillo, Puan, Tres Lomas, 25 de Mayo, 9 de Julio, Alberti, Bragado, Carlos Tejedor, Chascomús, Chivilcoy, Guaminí, Lezama, Lobos, Monte y Rauch.

 

 

La decisión quedó atada a los acuerdos sellados en el Consejo Federal de Educación, donde se evaluó la situación sanitaria y la respuesta del sistema de salud; el monitoreo es permanente y se extenderá durante el proceso de reactivación de las clases presenciales. De estos resultados dependerá la continuidad o no de la medida.

El sábado, en conferencia de prensa, la directora general de Cultura y Educación, Agustina Vila, anunció que el Plan Jurisdiccional para un regreso seguro a las clases presenciales, elaborado por la cartera que conduce, fue aprobado por el Ministerio de Educación nacional y distribuido a los 135 distritos de la provincia.

“En el marco de las Unidades Educativas de Gestión Distrital (UEGD), las autoridades del sistema educativo, los consejos escolares, las y los representantes de los trabajadores de la educación, los integrantes del Comité Distrital Mixto de Salud y Seguridad, junto a las autoridades sanitarias y educativas de los municipios tomarán conocimiento de los protocolos, se capacitarán y comenzarán a organizar su implementación según las particularidades de cada institución educativa”, detalla el comunicado de Educación bonaerense.

 

 

Intendentes consultados por Letra P dijeron que la vuelta a las aulas está prevista para el miércoles 21 de octubre, aunque el gobierno bonaerense indicó el lunes 26 como fecha elegida. Antes de ese momento, deben verificarse las condiciones de infraestructura de los establecimientos escolares y los recursos de higiene necesarios, así como la capacitación en protocolos del personal docente y auxiliar. 

ELEGIDOS Y ELEGIDAS. En rueda de consultas, intendentes e intendentas destacaron la decisión del gobierno, aunque reconocieron que la gravedad de la situación podría complicar la continuidad de la medida ante un rebrote de casos en sus municipios. Algunos prefirieron esperar y evitaron referirse al anuncio ante la falta de precisiones sobre cómo se pondrá en marcha el esquema de regreso a las escuelas.

“Los distritos fueron elegidos entre la Provincia y la Nación, tomando la capacidad de respuesta del sistema sanitario y observando si los contagios están focalizados. Ese ha sido el esquema para incluirnos”, indicó a este portal el peronista Marcelo Santillán. El municipio que gobierna, Gonzales Chaves, se encuentra en fase cinco.

 

 

El jefe comunal contó que el regreso a clases divide la opinión de los vecinos. “Estamos en distanciamiento, vemos que los chicos se juntan de a 4, 5, 10 en los parques”, indicó. Y agregó que en el distrito “están dadas las condiciones para un regreso paulatino de las clases, no una vuelta masiva”.

En la misma fase de aislamiento, a varios kilómetros de allí, alumnos y alumnas de Carlos Tejedor también volverán a las aulas. “Mañana (por este miércoles) tenemos una reunión con el comité de emergencia y con la inspectora distrital para conocer los protocolos necesarios. Si las condiciones se dan como estamos viendo se comenzará el miércoles 21”, señaló a Letra P la intendenta María Celia Gianini.

La jefa comunal resaltó que la continuidad de la medida dependerá de la evolución sanitaria. “No hay garantía 100%. Si no funciona como esperamos, se dará marcha atrás”.

El radical Javier Andrés (Adolfo Alsina) coincidió con la fecha y se refirió a la continuidad de la medida en los mismos términos. “Cada apertura genera expectativas y también implica mayor responsabilidad para seguir cuidándonos entre todos. Es muy alentador que docentes y alumnos vuelvan a encontrarse en la escuela, pero sabemos que no es definitivo y está sujeto a cómo evolucione la situación epidemiológica en el distrito” señaló. El municipio sureño se encuentra sin casos positivos de covid.

 

 

Hernán Ralinqueo (25 de Mayo) también destacó la decisión. “Tenemos que avanzar en ir normalizando todo. Con medidas de cuidado y mucha responsabilidad en el control”, señaló el peronista y agregó: “Hay que pensar en los chicos que por distintas situaciones familiares no han tenido continuidad, a pesar del enorme trabajo de los docentes. Esos chicos no pueden quedar fuera del sistema educativo. Por eso es muy importante retomar el contacto con la escuela”.

ETAPAS. Según se informó desde la cartera que conduce Vila, el regreso a clases presenciales se realizará de manera progresiva y en etapas. Primero se citará a estudiantes que no hayan tenido continuidad pedagógica. Quienes estén en el último año de cada nivel, asistirán tres veces por semana, el resto de los años, una vez. Se dispuso que las clases tendrán una duración de 90 minutos, sin recreo.

Como se indicó, en cada municipio se reunirán autoridades del sistema educativo con el comité sanitario distrital para evaluar el escenario local, así como las condiciones de continuidad de la medida.