X

En diferentes versiones, intendentes de Juntos por el Cambio piden clases presenciales. Presentación de protocolos y prueba piloto.

Por 28/09/2020 18:41

Lo que parecía una propuesta aislada comenzó a tener eco y ya son varios los intendentes de Juntos por el Cambio que plantearon la necesidad de que se avance con un protocolo para que regresen las clases presenciales a las escuelas bonaerenses. La convocatoria de la directora general de Cultura y Educación, Agustina Vila, no anestesió los pedidos. El fin de semana, el intendente de San Isidro, Gustavo Posse, también presentó un protocolo ante el gobierno de Axel Kicillof para que estudiantes de distintos niveles regresen a las aulas. En distintas entrevistas, el jefe comunal señaló que el municipio puede garantizar las medidas de seguridad necesarias para establecimientos de gestión privada y pública.

 

 

Una iniciativa similar difundió la semana pasada su par de Tres de Febrero, Diego Valenzuela, aunque limitó el regreso para estudiantes del último año de las escuelas secundarias, de gestión pública y privada, del municipio. La propuesta está en línea a la elaborada por el gobierno de Horacio Rodríguez Larreta, y plantea que las clases se desarrollen al aire libre o en amplios espacios como gimnasios o clubes. La medida ganó lugar tras varias conversaciones virtuales con estudiantes de todo el distrito. Según se precisó desde el municipio, se hizo una prueba piloto para verificar que se cumplieran recaudos, pautas de higiene y distancia y así poder conformar una propuesta a la Gobernación. La idea apunta a que pueda alcanzar a los 3.460 estudiantes del último año de secundaria superior de las escuelas públicas de gestión estatal y privada del municipio.  

El intendente de La Plata, Julio Garro, además de criticar al gobierno provincial por la falta de precisiones sobre cuándo y cómo será el regreso del alumnado a las escuelas, propuso mudar las aulas a la República de los Niños, para que asistan quienes no tienen acceso a Internet o a los dispositivos para acceder a las plataformas de educación virtual.

 

 

En San Miguel, Jaime Méndez también espera que se avance con un protocolo similar. La propuesta prevé que se autorice el regreso presencial en espacios “amplios y ventilados”, como patios y gimnasios de las propias escuelas. También se propuso la apertura de clubes, sociedades de fomento e incluso plazas, ante la falta de lugares abiertos en los establecimientos educativos.

En Bahía Blanca, el bloque de concejales de Juntos por el Cambio que responde al intendente Héctor Gay, luego de que la Mesa Nacional de Juntos por el Cambio reclamara al Gobierno nacional por el regreso de las clases presenciales en todo el país, hizo lo propio en su distrito.

 

 

Aunque la mayoría de los planteos han llegado desde la región metropolitana y de distritos en fase tres del aislamiento, también el reclamo se ha hecho sentir por parte de distritos que están en fase cuatro, como el caso de Junín.

Los ediles que trabajan con Pablo Petrecca reclamaron un plan para el regreso de la educación presencial. “El sistema educativo está en crisis. Después de seis meses de la suspensión de las clases presenciales no vemos un plan de retorno progresivo, pese al esfuerzo de los docentes. Hoy todo es incertidumbre para los estudiantes y las familias”, indicaron los concejales.