X
El ministro convocó a los profesionales para este martes. Pedirán recupero de 35 puntos y actualización automática del salario. El listado interminable de reclamos vs los bolsillos flacos de Kicillof.
Por 20/01/2020 15:22

“Sin invertir dinero en salud no vamos a salir adelante”. Marta Márquez, presidenta de la Asociación Sindical de Profesiones de la Salud (CICOP), le pone marco al primer encuentro que los médicos mantendrán este martes con el ministro de Salud bonaerense, Daniel Gollan, a quien presentarán una batería de reclamos entre los que sobresalen salarios y mejores condiciones de trabajo. Los profesionales avisan que quieren recuperar el 35% de poder adquisitivo perdido en los últimos dos años y discutir a la brevedad la paritaria 2020, para lo que proponen un esquema de actualización automática.

La convocatoria del gobierno de Axel Kicillof llega luego de reiterados reclamos del sector -iniciados días después del cambio de mando-, que denuncia desde hace años una crisis terminal con desinversión, desfinanciamiento y desjerarquización profesional, falta de profesionales y bajos salarios, entre otros reclamos.

“Salario y condiciones de trabajo es el eje que en este momento pone en grave crisis todo el sistema de salud”, sintetizó Márque a Letra P. Afirmó que no hay insumos ni profesionales suficientes y ejemplificó la grave situación con lo que sucede en algunas guardias de los hospitales más grandes, donde en algunos casos son atendidas por un solo profesional.

 

 

Los planteos no serán una novedad para el ministro. La dirigente sabe que Gollan no desconoce la situación y que, inclusive, comparten diagnóstico. Pero “queremos saber qué está pensando sobre la paritaria”, un lugar donde –dice- “se discuten todas las cosas”.

La relación entre la dirigencia del gremio y el actual ministro se inicia sobre una base optimista: tienen “una mirada sobre lo público bastante parecida”. “Es bueno saber que el gremio y quienes asumieron como gobierno tienen una mirada de privilegiar lo público”, resumen. Pero con eso no alcanza. Para que la relación no se salga de cause, el gobierno deberá meter la mano en los bolsillos flacos que –lo repiten todos los funcionarios vinculados a lo económico- les dejó María Eugenia Vidal.

En medio de la renegociación del plazo de pago del bono BA21 por 250 millones de dólares y con Buenos Aires al borde del default, el gobernador y sus ministros salieron a coro a explicar la gravedad del asunto. Pero, al mismo tiempo, intentaron llevar tranquilidad y mandar el mensaje ante los frentes internos que se avecinan: proveedores, paritarias y otras obligaciones van por otro carril, no están en riesgo, indicaron a este medio.

“No desconocemos que la provincia está en una situación compleja, pero cuando se atraviesa ese tipo de situaciones es cuando se debe establecer qué se va a priorizar”, avisa Márquez. Y reitera que, por sus características, la salud es prioritaria, tiene que ver con los derechos de la población a atenderse, con los insumos suficientes, con la cantidad de personal adecuado.

En concreto, según el gremio, entre 2018 y 2019 perdieron 35 puntos del salario. Un médico recién ingresado al sistema cobra $37.100 en la mano por 36 horas de trabajo semanal, en las condiciones anteriormente descritas. Es decir, está casi en el límite de la línea de pobreza. “Primero debemos discutir eso y luego avanzar en los aumentos para este año. Nosotros insistimos en la actualización automática”, indicaron.

 

 

El dinero que las diversas administraciones destinaron al área es otra de las discusiones que llevarán este martes a la mesa. 2019 fue el año con menor presupuesto en la historia: 5,5% de lo que recauda la provincia. El gremio afirma que, de manera progresiva, hay que ir hacia los dos dígitos.

Si bien destaca que el problema es inclusive de gobiernos anteriores, Márquez fue lapidaria con la gestión Cambiemos en la provincia de Buenos Aires. “La de Vidal fue una gestión pésima. Con pérdida y desjerarquización de los profesionales con presupuestos a la baja, y con eso de ‘arreglamos las guardias’, que es lo que se ve, con un concepto equivocado de lo que es la salud pública. Hay que promover, hay que prevenir. Fue una pésima gestión la de Vidal y sus dos ministros, la ministra y el ministro”.