X
La empresa frenó la producción en tres plantas por el desplome del consumo. La decisión afecta a 1700 operarios de Buenos Aires, Córdoba y San Luis.
Redacción 05/09/2019 9:58

Ante el agravamiento de la crisis económica, devaluación y alza de la inflación mediante, la empresa de producción alimenticia Arcor anunció que adelantará las vacaciones de cerca de 1700 operarios debido a la acumulación de stocks por la fuerte caída en las ventas.

La decisión de la compañía que conduce Luis Pagani afectará a los trabajadores de las plantas de Colonia Caroya, en la provincia de Córdoba; Villa Mercedes, en territorio de San Luis; y Salto, en Buenos Aires. Bajo esa decisión, los operarios deberán tomarse vacaciones de manera obligatoria durante dos semanas, según el plazo que calcula Arcor para comercializar sus stocks y poder volver a producir.

 

 

En ese sentido, se está realizando un seguimiento "día a día" de la situación para evitar suspensiones y despidos, dado que no se sabe aún cuál será el piso de la crisis actual, según informó la compañía en un comunicado.

La mayoría de los operarios, unas 1.300 personas, se desempeñan en las plantas de producción de alimentos que la empresa tiene en Villa Mercedes y Salto, donde se dedica a la elaboración de los productos marca Bagley.

Arcor había anunciado en mayo pasado el cierre de la planta de conservas "La Campagnola" y el despido de 125 trabajadores que se desempeñaban en la planta de la localidad mendocina de San Martín, según consignó la agencia Noticias Argentinas (NA). En tanto a mediados de agosto pasado, el holding decidió cerrar la planta de elaboración de productos La Campagnola que operaba en el polo tomatero del Valle Medio de Río Negro, lugar que vio así caer la última fábrica que quedaba en pie allí.